Bajo fuego
30 abril, 2015
Apreturas
30 abril, 2015

Ahora sí, abuso a jornaleros

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

El discurso de la STPS
Obras en conflicto

Ricarlos I

H ace ya casi un año, San Luis Potosí entró en los reflectores de los medios nacionales cuando una camioneta de carga llena de jornaleros de una granja particular, se volcó en la carretera 57 mientras iban a su lugar de trabajo, causando la muerte de dos menores que iban a bordo del vehículo.

Las versiones periodísticas y oficiales chocaron, pues la Secretaría del Trabajo estatal terminó diciendo que los jóvenes fallecidos no eran trabajadores, sino que simplemente acompañaban (desde Guerrero) a sus padres en la cosecha de tomate de las granjas potosinas, sin trabajar en ellas, ya que por ley está prohibido el trabajo infantil.

Las versiones periodísticas, en cambio, tomaron el caso como una muestra de las irregularidades laborales que ocurren en todo el estado, en las granjas, campos e invernaderos pertenecientes a empresas y terratenientes, muchas veces asociados con el poder en turno: explotación, jornadas laborales fuera del límite legal, uso de mano de obra infantil, transportes de carga y ganaderos utilizados para mover hasta a 35 personas en uno, hacinamiento y sobrepoblación en los dormitorios, que suelen estar en condiciones infrahumanas, y un largo etcétera, que llega a equiparar la situación de los jornaleros con la que se vivía en la época del porfiriato, incluyendo las eternas e impagables deudas que reducen al trabajador a la esclavitud de facto.

Apenas unas semanas después, se descubría en el municipio de Vanegas,  a 33 jornaleros procedentes de Paso de Ovejas, municipio de Cardel, Veracruz, viviendo en condiciones infrahumanas. Los trabajadores dormían en un galerón entre pacas de forraje, moscas y ratas, pues se acostaban en el piso de tierra, sin colchonetas ni cobertores. Para dirigirse a sus jornadas, que empezaban a las siete de la mañana y terminaban a las siete de la noche, con una hora para comer, debían caminar casi dos kilómetros. Además, las promesas sobre el salario resultaron falsas y se les pagaba cada cubeta de chile serrano cosechada en siete pesos, jalapeño en cuatro, poblano en dos, y jitomate en tres, cuando se les había hablado de 150 pesos por jornal.

Aunque en ese momento se dijo que el caso se turnaría a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y a la Secretaría del Trabajo y Previsión social, desde entonces el discurso de la Secretaría del Trabajo ha sido negar más situaciones semejantes en el resto del estado, a pesar de que hay quejas al respecto en los estados de donde son oriundos los trabajadores explotados. La Red de Jornaleros Internos dio a conocer que, de 2007 a 2015, 41 niños, niñas y adolescentes han muerto en diversos sitios del país, incluyendo San Luis Potosí. Advirtieron que el principal problema deviene de la simulación de las inspecciones de las secretarías del trabajo de cada estado.

Por eso resalta que, ahora que un medio nacional, específicamente el equipo de trabajo de Denisse Maerker, conductora de Punto de Partida, decidió investigar el asunto en San Luis Potosí, ahora sí aparezcan las condiciones de abuso laboral tanto en Vanegas como en Villa de Guadalupe, con operativos “sorpresa” por parte de las mismas autoridades que, hasta hace unas semanas, incluso decían que ciertas investigaciones estaban fuera de su jurisdicción, como fue el caso de los menores laborando en esos sitios.

CampanaLa obra de rehabilitación de la calle Álvaro Obregón tiene un retraso, reconoció Horacio Sánchez Unzueta, coordinador del Consejo del Centro Histórico, quien dijo que el principal motivo por el que la obra no se ha iniciado, es por los recortes presupuestales que se dieron desde el nivel federal.

Pero no es el único conflicto que hoy enfrenta el consejo liderado por el ex gobernador, pues el asunto de la comandancia frente a la escuela Morelos sigue en pie, con protestas de los padres de familia cada semana, y cierre de calles por breves lapsos, en los alrededores de la edificación. Además, se agrega que uno de los ciudadanos que interpuso una denuncia contra toda la obra, ahora también consiguió un amparo contra la inacción de la Procuraduría General del Estado.

Esto, porque hace casi tres meses Raul Espínola, quien asesorara temporalmente a los padres de familia inconformes, presentó una denuncia contra la omisión de ejercicio de atribuciones, toda vez que el delegado local del INAH, Juan Carlos Machinena, no había intervenido contra la construcción a pesar de encontrarse dentro del perímetro sobre el que tiene responsabilidad, y señalando también omisión del ex gobernador Sánchez Unzueta como responsable del fideicomiso del Centro Histórico.

Ayer, según se ve en el expediente 529/2015 del Juzgado Cuarto de Distrito, se está ordenando a la PGJE explique la causa de que no se hayan hecho pesquisas al respecto: “se admite la demanda, sin tramitarse incidente de suspensión, pídase informe justificado a las autoridades responsables, se señalan las diez horas con veinte minutos del veintidós de mayo de dos mil quince, para la celebración de la audiencia constitucional”.

JSL
JSL