academia
El día Estatal del Hombre o la fábula de un diputado oprimido
29 abril, 2017
Desalojan a más de 10 mil familias por mora en hipotecas
29 abril, 2017

Sobre el ambiente electoral en redes y un llamado urgente

Marcela Ortiz Aznar

Indiscutible es el hecho de que los ciudadanos estamos hartos de malos gobernantes, de la corrupción e impunidad, desencantados de los partidos, de promesas no cumplidas; de tantas cosas. Pero ¿en qué abona el atacarnos en redes?

Me es difícil ver cómo simpatizantes de partidos se pelean entre ellos de la forma más ruin, irónica, hiriente, burlona. Comentarios realmente fuertes, de mucho enojo y rabia, se dicen de todo: chairo, peje zombie, naco, panazi, etcétera, y bueno… los que ya no pudieron debatir con argumentos terminaron intercambiando groserías.

Esto es preocupante ya que estas “pasiones” electorales por lo visto nos dividirán… más. Debemos aceptar que somos un país con una sociedad racista y clasista. Si no echemos un ojo a las siguientes palabras, frases que seguido escuchamos en nuestro entorno: naco, pelo a la cintura es gata segura, fresa, indio, chacha, prieto, güero desabrido, riquillo, niña nice, pirruris, y otras más.

Este tipo de ataques llenan nuestro ambiente de hostilidad, un ambiente que de por sí ya tiene sus conflictos -lo familiar, laboral, económico y lo personal- y al que ahora le sumamos la crispación en redes sociales por temas electorales.

No me sorprende que muchos militantes se apasionen cual aficionados/hinchas de las barras futboleras más broncas, tal vez son verdaderos golpeadores mandados por sus propios partidos  para meterle jiribilla al asunto, o tal vez piensan que así ganan simpatías de algunos liderazgos y que éstos les pueden retribuir con algún favor.

Tal vez no se dan cuenta que quizá los usan (a la base), y al final del asunto ni les hacen caso, ni les cumplen, ni les dan puestos, ni figuran y años después solo terminan viendo a su [email protected] preso o muerto o huyendo o haciendo el ridículo; haciendo un pésimo desempeño.

Aquí el asunto, creo yo, es la responsabilidad que deben de asumir los partidos y sus adeptos. Internet (las redes sociales) es el medio más libertario y debe de seguir siéndolo, lo malo son los excesos

Los partidos y sus seguidores deben de hacer un alto ya y pensar que lo más importante son las propuestas y que habemos muchísimos ciudadanos hartos de la situación del país pero mucho más hartos de leer que sus compañeros están prófugos o en juicio, etcétera, para todavía tener que toparnos con sus discusiones absurdas y primitivas de chairos y no chairos.

Deben de comprometerse ya a no empeorar el ambiente social y sí a cuestionar, a tener otro nivel de debate.

En fin, seguiremos leyendo de chairos y no chairos, donde sólo se asoma el racismo y clasismo; hasta que Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador, Alejandra Barrales y Enrique Ochoa se comprometan públicamente a nombre de sus partidos, simpatizantes y de ellos mismos a subir el nivel de la polémica y hacer a un lado el odio.

¿Se comprometerán? Ellos, finalmente, en unos años pasarán al igual que nosotros; los niños no y ellos nos están mirando.

Seamos responsables.

(Artículo publicado con autorización de Marcela Ortiz Aznar [cantante/activista/locutora; apartidista], originalmente dado a conocer en su perfil de Facebook)

JSL
JSL