reforma energética
México SA: Pemex: situación crítica
26 noviembre, 2015
Rusia pide a sus ciudadanos en Turquía abandonar el país
26 noviembre, 2015

Astillero: AMLO, Beatriz, Margarita, Anaya

Astillero, Pacto por México

De pronto, la atención política se ha concentrado en tres personajes: Aurelio Nuño, por el PRI; Andrés Manuel López Obrador, por Morena; y Margarita Zavala Gómez del Campo, por el PAN.

Los peñistas de apellidos Osorio, Videgaray y Meade parecieran estar agazapados, en espera de que el joven Nuño crezca tanto que deban sumarse a él, o a que se queme pausadamente (entre otros ingredientes ígneos, los excesos de exposición pública y de rispidez declarativa y operativa, una especie de complacido sargento al frente de la SEP) y entonces alguno de ellos pueda ir sacando la cabeza. Manlio Fabio Beltrones, quien no forma parte del círculo íntimo de Los Pinos, se mantiene en cartelera hilando reformas restrictivas contra el tabasqueño, quien resulta, a la vez, el único que tiene seguro el boleto (salvo incidentes de fuerza mayor) para el festival 2018. Y, de una manera igualmente extraña, en el flanco blanquiazul parecieran disminuidos el poblano Rafael Moreno Valle (llamado el góber Bala) y el retórico dirigente nacional, Ricardo Anaya, mientras Felipe Calderón y su cónyuge (oh, perdón, debe plantearse al revés, para quedar en sintonía con lo políticamente correcto: Margarita Zavala y su cónyuge) se mueven como si hubieran retomado el control del partido conservador y tuviesen la candidatura presidencial femenina en el bolso.

En el mero Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, celebrado ayer, incluso hubo una peculiar fijación de posturas entre destacados personajes pertenecientes a los dos bandos con precandidato a la vista. La señora Zavala Gómez del Campo había dicho el martes anterior, en el Senado, que le parecían machistas ciertos comentarios de López Obrador en su contra, y protestó por la fórmula de análisis que considera a las mujeres como una extensión de su marido (AMLO había dicho que Felipe Calderón pretende regresar a gobernar a través de su esposa, precisando: “no es un asunto nada más de matrimonio, es un asunto político e ideológico. ¿O son distintos?”). El dirigente nacional del PAN, el queretano Anaya, subió el tono de la confrontación al llamar “cobarde” a su contraparte en Morena, retándolo a debatir en público sobre el tema.

En su cuenta de Twitter, Beatriz Gutiérrez Muller, esposa de López Obrador, respondió sin mencionar a Zavala ni sus recientes declaraciones: “Una mujer no debiera apelar al género para ‘defenderse’ y atacar a sus contrincantes. Si buscamos equidad, le entramos parejo. Valemos mucho”. En un segundo mensaje, añadió: “Oyendo la radio ayer, pensaba lo que recuerda el refrán: tan es culpable el que mata a la vaca como el que le agarra la pata”. Como era previsible, las palabras de la licenciada en comunicación, con maestría en letras iberoamericanas, y madre de Jesús Ernesto López Gutiérrez, provocaron reacciones apasionadas en pro y en contra.

A juicio del presente tecleador, tienen especial pertinencia los señalamientos de Gutiérrez Muller. Se ha convertido en una muletilla de fácil descalificación del contrario el invocar la condición de mujer en un debate o contienda. Con frecuencia se blanden etiquetas de costumbrismo caballeroso para no ir al fondo de las discusiones o para colocar presuntamente a salvo a la parte femenina en conflicto. En el caso específico de Zavala Gómez del Campo, es imposible disociarla del ejercicio político de Felipe Calderón Hinojosa, hayan sido o no esposos. Margarita no fue distante de la forma en que ejerció el poder el michoacano de las casacas militares que le quedaban holgadas, ni ha habido deslinde o crítica de ella a lo que se hizo de 2006 a 2012 ni de la manera irregular en que llegó al poder el citado Calderón. No es, por tanto, impropio ni exagerado señalar que ese mismo equipo familiar (con varias ramificaciones, todas beneficiadas de esa asociación con FCH) pretende regresar al poder por la vía de uno de sus miembros. Ése es el debate de fondo y no las actas de matrimonio o las recomendaciones del Manual de Carreño.

El Instituto Nacional Electoral explora la posibilidad de castigar la difusión de información política por Facebook, aunque no haya reglamentación en las redes sociales al respecto. El ensayo censor tiene como referencia la elección extraordinaria de gobernador de Colima y, como primeros presuntos destinatarios, al aspirante Leoncio Morán Sánchez (ex presidente municipal de la capital colimense y ex diputado federal) y al partido Movimiento Ciudadano (MC). Conforme al oficio INEUT/13713/2015, integrado en el expediente UT/SCG/PE/PRI/JL/COL/494/2015, en el contexto del “procedimiento ordinario sancionador” MCINE- 851/2015, Carlos Alberto Ferrer Silva, titular de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral de la Secretaría Ejecutiva del INE, requirió al partido que antes se llamaba Convergencia que en un plazo de 24 horas informara “si la cuenta de la red social denominada Facebook correspondiente al link http://goo.gl/Yq8wU9 es administrada por el instituto político que representa y/o persona alguna a su cargo, es decir, si es el responsable de subir, bajar, modificar o controlar la información contenida en dicho perfil [Locho Morán, Figura Pública]”.

A nombre del MC, Juan Miguel Castro Rendón respondió que “ni Movimiento Ciudadano, ni ninguna persona a mi cargo es responsable de subir, bajar, modificar o controlar la información del perfil antes señalado. Asimismo, desconocemos quién sea el responsable de la misma”. Y añadió que “no se considera que las manifestaciones en las redes sociales restringidas para un uso personal, con cuenta y clave secreta de acceso, sean motivo de irrupción y revisión de autoridad, salvo un mandato de juez por causa legal justificada por presuntos delitos y por protección de la seguridad pública, y ninguno de estos dos supuestos se aplica para el presente caso”. Y, sin embargo, el INE tantea las posibilidades de avanzar en el control, censura y eventual castigo de lo que se publica en las redes sociales.

Y, mientras siguen los atropellos mortales a ciclistas en la ciudad de México, ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.