Los Gallardo: poder y riqueza
31 enero, 2018
Por el frío intenso, se suspenden las clases en escuelas de 5 delegaciones de la Ciudad de México
31 enero, 2018

Astillero: ¡Aguas con “los rusos”!

  • Contra AMLO, continuidad sucia
  • Petróleo ya cedido a extranjeros
  • Peña y Reynosa; Cienfuegos y Veracruz

Julio Hernández López

La primera impresión puede llevar a risa (o a una molestia relativamente pasajera): una orquestación de llamadas telefónicas pretendió alertar a poblanos acerca de las presuntas intenciones de Andrés Manuel López Obrador de entregar el petróleo mexicano a los rusos. Pero los mensajes de advertencia, que llegaron a celulares y a aparatos fijos desde números identificables, que a su vez no contestan llamadas, constituyen una temprana acometida de guerra propagandística que da una idea de las dimensiones de distorsión y ensuciamiento a que se llegará en el minado camino rumbo a la sucesión presidencial de este año./

La utilización telefónica del argumento del presunto apoyo de Rusia y Vladimir Putin a la campaña de quien hoy va a la cabeza de las preferencias populares confirma que la siembra de esos datos falsos no fue accidental ni circunstancial, y que ahora se le da la continuidad programada. En las llamadas anónimas a teléfonos poblanos, invocando al FBI y The Washington Post, se asegura que “Rusia impulsa a López Obrador”, lo que estaría confirmado por “mensajes en redes sociales y a través del canal de televisión Russian State, que por cierto lo conduce el esposo de Irma Sandoval, presunta secretaria de Estado de López Obrador”. Conforme a ese libreto, la “evidencia la publicó León Krauze en El Universal y recibió amenazas violentas por decir la verdad”./

La voz de la guerra sucia añade en esas llamadas: “Rusia controla el petróleo de Venezuela. López Obrador promete echar para atrás la reforma energética. ¿Por qué? Para hacer su voluntad con el petróleo de los mexicanos. ¡Que no se lo entregue a los rusos! No permitas que López Obrador traiga al enemigo ruso a profanar con sus plantas nuestro suelo, piénsalo y pasa la voz. ¡Los rusos!”./

La mayoría de los elementos de esa argumentación es falsa: John Ackerman no dirige ningún canal de televisión, ni nacional ni extranjero, y es, junto con Irma Eréndira Sandoval, cada uno con carreras políticas propias, lo cual no significa que sean divergentes, parte del segmento más congruente de la izquierda aglutinada en torno al abanico de múltiples tonalidades del lopezobradorismo. En estricto sentido, ni siquiera es cierto que el virtual candidato de Morena pretenda dar marcha atrás a la reforma energética: el pragmatismo dominante en el mencionado abanico lopezobradorista (incentivado por los flancos más derechistas, encabezados por Alfonso Romo, el hombre que hace relaciones y compromisos con los grandes capitales, nacionales y extranjeros) ha dejado ese “rechazo” a la reforma energética en mera retórica decorativa./

No deja de ser significativo que Rocío Nahle, propuesta como probable secretaria de energía en el gabinete del tabasqueño, si le respetan el triunfo electoral, vaya a pelear primero por una senaduría segura, para luego esperar la designación prometida. Pareciera que la propia Nahle no tiene gran confianza en el triunfo del tres veces candidato o, visto desde otro ángulo, que su aguerrida oposición a la reforma energética pudiera provocar que a la hora de las designaciones no sea requerida para encabezar la citada secretaría./

Tampoco resiste un análisis serio esta convocatoria a inflamar el espíritu patrio ante invasiones extranjeras, así sean económicas y, en el caso, en el ámbito de los energéticos. Más que hipotéticas cesiones a los rusos, en México se ha vivido una sistemática entrega de la riqueza petrolera a empresas privadas extranjeras, en una traición histórica muy aplaudida en centros de poder económico, no solo con sede en Estados Unidos pero sí especialmente en este país que, a lo largo de la administración peñista, se ha convertido en un ventajoso y malvado tutor de los políticos mexicanos rapaces./

Aún así, o justamente por ello, por descabellada que sea la argumentación de esas llamadas que han iniciado en Puebla, todo esto sirve a los propósitos de crear confusión, de instalar noticias falsas como verdaderas y enturbiar de tal manera el ambiente político que, a la hora de la verdad, muchos ciudadanos se sientan asqueados o hartos de tanta metralla de origen incierto y de veracidad por comprobar./

En ese terreno son especialistas algunos personajes como el venezolano J.J. Rendón, quien se ha declarado como un cruzado propagandístico en busca de “impedir” la llegada de López Obrador al Palacio Nacional, y firmas como Cambridge Analytica, empresa dedicada a la “ciencia de datos” para armar campañas, sobre todo en redes sociales, dirigidas específicamente a públicos de rasgos y preferencias  previamente detectados, para explotar la proclividad de los destinatarios a creer o a “percibir” cierta propaganda como cierta o cercana. Sucios tiempos por venir./

Astillas: Este martes 30 puede quedar registrado como el día de la confesión gubernamental expresa de que en México el Estado es fallido, pues Enrique Peña Nieto debía haber visitado Reynosa, Tamaulipas, como se había anunciado aunque, pocos días atrás, se canceló tal viaje a una zona de auténtica guerra entre cárteles del narcotráfico y fuerzas federales, tan incontrolable la situación que ni el ocupante de la Presidencia de la República pudo poner pie en esa tierra en la fecha prometida… En Veracruz, el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, tampoco tuvo un buen día, pues aparecieron mantas de narcotraficantes con amenazas contra funcionarios de los tres niveles de gobierno, mientras el alto mando militar supervisaba la operación del Ejército en tareas de seguridad pública… Y, mientras el secretario de gobernación, Alfonso Navarrete Prida, sigue empeñado en meterse en el terreno electoral, ahora al exhortar, ante bancadas legislativas del PRI y el Verde Ecologista, a que “no dejemos, más en esta trinchera, que alguien trate de confundirlos, de pretender ganar votos negociando la justicia o hacer justicia en aras de obtener votos”, ¡hasta mañana, con Luis Videgaray asegurando que México no aceptará alguaciles armados a bordo de vuelos entre nuestro país y Estados Unidos!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.