reforma energética
México SA: Banqueros en el paraíso
18 marzo, 2015
Investigan en España a uno de los jefes de la campaña de Peña
18 marzo, 2015

Astillero: Blanqueo en España

Astillero, Pacto por México

A hora ha sido el diario español El Mundo el que ha desplegado a todo lo ancho de su primera plana, como nota principal, el reporte de que es “investigado un jefe de campaña del presidente de México, Peña Nieto”. En una entrega bajo la firma de Carlos Segovia y Fernando Lázaro se da cuenta de que Gabino Antonio Fraga Peña, quien fue coordinador territorial de compromisos de la campaña presidencial del mexiquense, y “miembro del equipo que ganó las elecciones generales en 2012” en México, ha sido señalado por “fuentes policiales” como “partícipe en posibles operaciones ilícitas en el Banco Madrid”.

El informe, elaborado por el Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) de España, revive el escándalo de las fundadas acusaciones de financiamiento ilegal de la campaña presidencial de Peña Nieto, mediante tretas detectadas en su momento y denunciadas por el candidato opositor derrotado a la mala, Andrés Manuel López Obrador, y en especial por su coordinador de campaña, Ricardo Monreal.

Las evidencias analizadas por las autoridades peninsulares actualizan y confirman los insistentes señalamientos locales acerca de la masiva y muy costosa compra de sufragios en 2012 para beneficiar al ex gobernador del estado de México, mediante concesiones económicas a votantes distribuidas a través de tarjetas plásticas como las operadas por Soriana (luego tan favorecida por las mismas autoridades comercialmente establecidas) y el funcionamiento de una amplia red de “acción electoral” pagada a través de cuentas amablemente fluidas de la empresa Monex.

Al ya sabido historial oscuro de los comicios de 2012 se agrega ahora una vinculación que se había sugerido insistentemente pero nunca había tenido una vertebración demostrable como la que hoy se plantea en las propias páginas de El Mundo, pues el supuesto lavador de dinero para financiar campañas de tres colores, el mencionado Fraga Peña, hizo operaciones sospechosas de blanqueo (cuando menos por 445 mil euros, en un primer reporte) en el mismo banco, Madrid, comprado en 2011 por la Banca Privat d’Andorra.

Las autoridades españolas –y las estadunidenses, que fueron las primeras en advertir estos movimientos sospechosos del narcotráfico trasnacional en Andorra– hablan de “la sombra del cártel de Sinaloa” y específicamente de su máxima figura pública, Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, a quien durante largo tiempo, y no solamente en este sexenio en curso, se le atribuyó una larga impunidad y libertad personal y empresarial en compensación por sus contribuciones a figuras políticas, partidos y elecciones. El emblemático Guzmán fue aprehendido en febrero del año pasado en un contexto lleno de suspicacias, y su consorcio trasnacional sigue funcionando sin mayores complicaciones.

El 18 de julio del año pasado, el Diario Oficial de la Federación publicó las convocatorias a los “concursos públicos generales de ingreso a las ramas diplomáticoconsular y técnico-administrativa del Servicio Exterior Mexicano 2014”. Conforme a lo establecido, la dirección general del servicio exterior y de recursos humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, a cargo de Francisco Javier Díaz Corzas, emitió un “instructivo para el llenado de la solicitud de inscripción a ambos concursos de ingreso” y el “calendario que señala las fechas de las etapas eliminatorias y los días en los que se publicarán los resultados de cada fase de ambos concursos”.

El 5 de diciembre de 2014, según una comunicación “urgente” emitida por la misma dirección general de Díaz Corzas con el folio 08480, se dio a conocer la “lista de candidatos que aprobaron la primera fase eliminatoria” de los concursos. Fueron 225 aspirantes (101 para el área de administración y 124 para asuntos consulares y de protección) los que cumplieron a satisfacción con tres exámenes. Todos ellos pasarían a la segunda etapa eliminatoria.

El 13 de marzo de este año, según el oficio 01518, también firmado por el director Díaz Corzas, se dio a conocer la lista de aspirantes que aprobaron la segunda etapa eliminatoria al obtener “las más altas calificaciones” (28 para el área administrativa y 30 para la consular y de protección). Todo fue verificado, decía el documento oficial, por un comisionado del órgano de control interno de la SRE, por “funcionarios del Instituto Matías Romero y de esta dirección general a fin de garantizar la transparencia, integridad y apego a la normatividad aplicable” a estos concursos. Esos 58 ganadores pasan a la tercera etapa, la de consolidación, que incluye un curso de formación diplomática en el Matías Romero y un “periodo de experiencia práctica” en la SRE.

Sin embargo, en la lista oficial de los aspirantes aprobados en la primera eliminatoria no estuvieron los nombres de Borja Quiñones Julia Adriana, Gómez Rodríguez Joanna Yolanda, Meléndez Rivera María Guadalupe, Rojas Flores Mariana y Ruelas Montoya Alejandro (en el área administrativa) ni los de Escobedo Miranda Adaney Yajaira, Morales Salazar Rodrigo y Ontiveros Morales Mario Humberto (para el área consular y de protección), de tal manera que a varios de los participantes en estos concursos les parece inexplicable que sin haber reunido los requisitos iniciales ni haber participado en la primera etapa, en la segunda se reporten ganadores injustificados (de todos los documentos oficiales mencionados aquí, esta columna tiene copia).

Aparte de estas ocho apariciones discrepantes, queda impreciso el rubro de dos plazas en el área administrativa, lo que podría dar paso a discrecionales decisiones directivas. La convocatoria estableció que las plazas a concurso serían “hasta sesenta” en las dos áreas mencionadas. En lo consular se definieron 30 lugares, pero en lo administrativo solamente 28. Así que, ¿cómo aparecieron ganadores en una segunda etapa sin concursar en la primera?, ¿se desecharán las dos plazas faltantes o se nombrarán más adelante y sin apego a las normas establecidas? En pocas palabras, ¿dónde quedó la placita? ¡Hasta mañana, con el teleministro tomando arraigo en la Corte!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.