violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Exponen a senadores abusos contra mujeres migrantes acusadas de trata
5 octubre, 2015
Existe una coyuntura favorable para ejercer el derecho a la información
5 octubre, 2015

Astillero: Bronco perdonavidas

Astillero, Pacto por México

Y a como gobernante en funciones, Jaime Rodríguez Calderón (autodenominado para efectos mercadológicos como El Bronco) sostuvo la vocación efectista, los desplantes intrascendentes y la actitud de perdonavidas político. Vapuleó declarativamente a su antecesor Rodrigo Medina, con una rudeza nunca antes vista en una ceremonia oficial de transferencia de mandos de gobierno (las ha habido ríspidas, pero no a tal grado), haciendo una serie de acusaciones, más que consideraciones, que exigen una pronta y contundente acción judicial contra ese mandatario y un buen número de quienes le acompañaron en puestos directivos en lo que con fundamento fue pintado por el expriista de (casi) toda la vida como un saqueo global y sistemático.

Medina, quien fue durante seis años la continuación descarada del esquema de corrupción profunda que practicó en Nuevo León el antecesor, José Natividad González Parás, deberá estar sujeto con mucha rapidez a un proceso judicial aplastante (bien merecido) y no en algún cargo federal de protección. Pero habrá de verse si el linchamiento oratorio de El Bronco contra Medina tiene como sustento acuerdos políticos de primer nivel o son tretas distractoras, al mero estilo de Vicente Fox, quien anunciaba lo que no tenía procesamiento político eficaz y por ello acababa no cumpliéndose, aunque él, el deslenguado permanente, ya daba por cumplido el espectáculo con la simple emisión de palabras de “buenas intenciones”.

Ni las formas ni el fondo de lo dicho y hecho en sus primeras horas como gobernante alientan la esperanza de que haya un cambio en Nuevo León aceptablemente cercano a lo que sus electores han llegado a suponer. Cabalgata de egocentrismo hípico que hace recordar las parecidas que gobernadores de oscuras relaciones realizaban en el vecino Tamaulipas. Verbena y comida masiva financiada por empresarios “amigos” (¿Peña Nieto tendrá que lanzarse, ahora, contra populismos de derecha, izquierda e “independientes”?). Marcha atrás en la cancelación del cobro por tenencia de automóviles, pues, cuando se demuestre que este gobierno sí hace las cosas bien, la gente pagará por “convicción”. No habrá culto a la personalidad del gobernante en televisoras, pero más adelante tal vez ya haya condiciones para algunos espots. Y el terrible dilema hamletiano de ir o no ir de traje y corbata al palacio de gobierno. Para terminar en la República Amorosa II, al pedir que los asistentes a un acto en la Arena Monterrey dieran un aplauso a diputados locales y federales y a senadores para que ayuden a conseguir recursos, pues se necesita la reconciliación y “hoy es tiempo de perdonarse y ponerse de acuerdo para trabajar por Nuevo León”.

Y la segunda “independencia” nacional que según él (Miguel Hidalgo y Caballo) hizo arrancar en un hipotético pueblo de Dolores, Nuevo León, será “llevada” a lo largo del país, en una apenas disfrazada estrategia de promoción electoral con miras a 2018 en el que, si “el pueblo” se “enterca” en hacerlo candidato a Los Pinos, habrá de ceder (oh, sí, la raza manda, aunque los empresarios sean los que financien y controlen). El aparato futurista está echado a andar, con encuestas a modo, demagogia en redes, “consultas” a viva voz, desplantes de coliseo (la silla usada por Medina, rechazada y destinada a un museo de corrupción) y la confrontación programada con el moreno candidato de origen tropical al que ahora los poderes “independientes” pretenden desgastar con este Mesías del Cabrito.

Aquí se le considera argentino y en Argentina se le considera mexicano. Pero en ambos países aparece Carlos Agustín Ahumada Kurtz en asuntos relacionados con guerra sucia política, maletines llenos de dólares y negocios ilegales. Ahora, en la arremetida periodística contra el kirchnerismo (Néstor Kirchner fue presidente de 2003 a 2007 y su esposa, ahora viuda, Cristina Fernández, de 2007 a la fecha; el 25 de este mes habrá elecciones presidenciales y legislativas), se han revelado declaraciones judiciales que involucran a este empresario conocido por los videoescándalos en México y los amoríos con repercusiones en el perredismo (y luego en Sedesol y ahora en Sedatu, pues acusó a la titular de esas carteras de deudas millonarias no pagadas cuando ella era presidenta del sol azteca).

Según ha publicado el diario El Clarín, opositor al kirchnerismo, Martín Lanatta, un sentenciado por un triple asesinato relacionado con drogas, aseguró a una juez que “fue dos veces a la casa de un mexicano a retirar bolsos repletos de dinero para el jefe del gabinete presidencial, Aníbal Fernández. En total, trasladó 5.2 millones de dólares, vinculados al negocio de la efedrina” (sustancia básica para la elaboración de drogas sintéticas). El diario menciona que “Ahumada es argentino de nacimiento pero habla con puro acento mexicano” (la nota tiene como encabezado: “El mexicano que le habría pagado a Aníbal es un hombre del futbol” http://goo.gl/6vleW ). Actualmente preside el equipo de futbol profesional Estudiantes de San Luis, el mismo que según grabaciones difundidas recientemente era el “favorito” y “protegido” por Julio Grondona, ya difunto, quien presidió la Asociación de Futbol Argentina durante 35 años. Ahumada tuvo también el control del equipo Talleres, donde colocó como director técnico a un hermano de Grondona. En México, tuvo participación accionaria y directiva en el León y en Santos Laguna.

ASTILLAS

El presidente del PAN, Ricardo Anaya, ha echado mano de El Yunque para dar apariencia de que se frenarán los “moches” y otras costumbres corruptas en ese partido. Así que ha nombrado a Luis Felipe Bravo Mena “comisionado anticorrupción”… Se agrega “Por México hoy”, iniciativa lanzada por Cuauhtémoc Cárdenas, Alejandro Encinas, Porfirio Muñoz Ledo, Leonel Godoy y otros, a la larga lista de proyectos, planes, exhortos y agrupaciones que desembocan más tarde en “Por candidaturas hoy”… Y, mientras el peñismo se revuelve muy molesto contra el diagnóstico de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la terrible situación de estos en México, ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.