reforma energética
México SA: Economía: coctel explosivo
27 noviembre, 2014
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Insta Peña a ser propositivos ante los “dolorosos” hechos de Iguala
27 noviembre, 2014

Astillero: En Cocula, ¿otros 30 desaparecidos?

Astillero, Pacto por México

A dos meses, cumplidos anoche, de la tragedia de Iguala, las cúpulas no atinan a reacomodarse bien. Luego de la inmovilidad original y la tardanza declarativa que tanto han pesado en su contra en el ánimo colectivo, Enrique Peña Nieto parecía retomar el hilo de la retórica “propositiva”, como si el expediente de Ayotzinapa estuviese resuelto y ya fuera tiempo de entrar en una fase distinta.

En esa perspectiva falsa de “normalización”, frente a auditorios controlados, por hoy imposible para él intentar acercamientos a población abierta, el tentativo habitante a futuro de la Casa Blanca de Las Lomas ha tratado de sugerir que ha entendido lo que pasó y que tiene alguna fórmula de recuperación. Arropado por el gobernador Roberto Borge en Quintana Roo, que es otro ejemplo depurado de autoritarismo, frivolidad, derroche y mal gobierno (un día antes, los apapachos al mexiquense se produjeron en Hidalgo), Peña Nieto se deslizó en la tersura de lo insustancial, del lugar común, del voluntarismo simplista, al plantear que “sólo una actitud positiva, constructiva y de propuesta nos permitirá modelar a todos el México que queremos tener y proyectar hacia el mundo entero”.

Si la demagogia tiene permiso, cuando menos cabría esperar que fuera de mediana calidad. Pero, según el político que en su etapa de transición (entre los comicios y la toma de protesta) tuvo por oficinas una propiedad del mismo contratista consentido que luego le habilitaría mansión a la señora Rivera (según indagaciones del equipo de Aristegui Noticias), “hoy estamos claros ante los distintos retos y distintos puntos de reflexión que la sociedad ha compartido y esto debe marcar un punto de inflexión que nos permita actuar con firmeza, con entereza, con ánimo renovado para seguir construyendo el país que todos queremos”. ¿Quedó claro?

La exploración de alternativas ante el estallido de Iguala tendrá una parada especial hoy en la estación Palacio Nacional, donde la clase política de siempre, en los rituales de siempre, con las propuestas y planes que acaban siendo lo de siempre, tratará de dar credibilidad a planes reformistas que según eso buscarán combatir la corrupción, mejorar los servicios policiacos y “evitar” que se “repitan” situaciones como las que afectaron a estudiantes de Ayotzinapa, y de los cuales oficialmente aún ni siquiera se sabe cuál fue o es su destino.

Grandilocuencia palaciega habrá hoy, aunque ayer ni siquiera funcionarios de segundo nivel de la administración peñista se dignaron presentarse a una reunión con familiares de los normalistas desaparecidos, ante lo cual dichos familiares decidieron cancelar la sesión desairada. Peña Nieto se congratulaba, por su parte, de una entrevista telefónica con el maltrecho Barack Obama, que desde su debacle pretende ofrecer como maravilla migratoria lo que es una engañifa más a los paisanos que sobreviven en el país ahora también afectado por protestas incendiarias a causa de la sostenida violencia institucional contra la población estadunidense de origen africano.

En los reacomodos de temporada, Cuauhtémoc Cárdenas decidió renunciar al partido que hasta hace poco pretendía volver a dirigir con el apoyo de los Chuchos a los que ahora repele. Es una escaramuza grupal, de élites, en el contexto de las candidaturas, los cargos y “las formas”. El michoacano ya dio muestras de pragmatismo extremo al aceptar una comisión de Vicente Fox en 2006, como responsable de los festejos del Bicentenario (función a la que meses después renunció), y ahora queda disponible como “ciudadano” sin partido, justamente cuando el del sol azteca está en su peor crisis, a causa de una historia regional de complicidades de gobernantes con el crimen organizado (Iguala) como otras que en Michoacán se produjeron con cuadros familiares y grupales involucrados.

La renuncia de Cárdenas al PRD deja sin símbolos a este partido, pues Andrés Manuel López Obrador se había ido para fundar Morena. El descrédito del sol azteca facilitará las tareas priístas de recuperación parcial del Distrito Federal en las elecciones venideras, cuando el partido tricolor buscará alcanzar algunos triunfos delegacionales y en diputaciones, en preparación para la batalla madre de 2018 por la jefatura de Gobierno que actualmente ejercen de manera informal con Miguel Ángel Mancera como aliado y ejecutor. Alicaído y todo, el PRD y los Chuchos serán útiles al peñismo y, con inyecciones presupuestales y cesiones de salvamento, intentarán sortear su peor momento, tal vez el postrero, frente a Morena, que con pragmatismo puntual se declara listo para recibir a perredistas “buenos” que quieran dar el brinco.

Entre la instalación de tenderetes partidistas en espera de que pase la temporada navideña para comenzar con fuerza en enero las ofertas electorales, las precampañas publicitarias y demás faenas de mercadeo político, surgió la nota publicada por la televisiva cadena francesa de noticias France 24 respecto al secuestro de más de 30 estudiantes de educación media el pasado 7 de julio, su último día de clases, en Cocula, Guerrero. A plena luz del día, enmascarados a bordo de patrullas que ni siquiera fueron camufladas se llevaron a los alumnos, según relato de la madre de una de ellos (el video, en inglés, en http://bit.ly/1xTzJVB ). Cocula está asociada indeleblemente con los sucesos de Iguala y forma parte del amplio panorama de México como fosa nacional y de entreveramientos corruptos del crimen organizado, dominante, con las autoridades locales y la permisividad-complicidad de las fuerzas y los políticos federales (a pesar de todo, el alcalde priista de Cocula, César Peñaloza Santana, fue llevado a declarar el pasado 14 de octubre y luego fue liberado para que regresara a ejercer sus funciones).

Y, mientras el país celebra que, a pesar de todo (¡sí se puede!), Carlos Slim se sostiene como segundo hombre más rico del mundo (¡Méxicoooo, Méxicoooo!), ¡hasta mañana, con el peso llegando a la conversión de 14 por dólar y los precios del petróleo cayendo a nivel mundial!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.