éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo
¿Otro chivo expiatorio?
8 abril, 2015
reforma energética
México SA: Crece el gasto por elecciones
8 abril, 2015

Astillero: “Error humano” en la SRE

violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,

L a Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tardó 112 días en informar que había cometido un “error” al dar por ganadores en una segunda etapa de un concurso público de ingreso al Servicio Exterior Mexicano (SEM) a ocho aspirantes que no habían pasado la primera fase eliminatoria y a los que se decidió “darles oportunidad” discrecional e irregular.

La presunta pifia involuntaria, con gran tufo a típica corrupción en ese tipo de concursos, fue reconocida oficialmente luego que fue revelada en esta columna el pasado 18 de marzo, http://bit.ly/1COIJgr bajo el título de “‘Discrepancias’ en la SRE” y el 19 en un video, “Historia de un concurso amañado en la SRE”, http://bit.ly/1BmYZRT ). Sin embargo, la aceptación de culpas no habla de reponer el proceso adulterado ni señala culpables o castigos, en una maniobra de borrón y cuenta nueva que apuesta a que se crea en la palabra de los funcionarios y en su versión simplista.

La principal responsabilidad del deslegitimador tropiezo fue asignada a la Universidad Nacional Autónoma de México, cuya Dirección General de Administración Escolar “entregó otro cedé faltante” cuatro días después de que la SRE había publicado su presunta lista definitiva de ganadores de la primera etapa. En ese CD “faltante” iban 17 nombres sorpresivos, de los cuales ocho avanzaron en el concurso. Estos aparecidos disfrutaron de una suerte estadística notable, pues casi uno de cada dos aprobó el concurso (8 de 17), mientras que los de la primera lista (sin agregados) sólo tuvieron una proporción de un ganador por cada 4.5 concursantes (50 de 225).

Aun cuando el pretendido “error” se habría detectado el 9 de diciembre del año pasado, el tema fue “explicado” apenas el 31 de marzo del año en curso, en una reunión de “representantes de rango” con la Subcomisión de Ingreso del Servicio Exterior Mexicano (SEM), a convocatoria del presidente de la comisión de personal, embajador Joel Hernández.

Participaron en esa sesión, además, el subsecretario de asuntos multilaterales y derechos humanos, Juan Manuel Gómez Robledo; el director general del Instituto Matías Romero (IMR), Alfonso de Maria y Campos; el director general del Servicio Exterior y Recursos Humanos, Francisco Javier Díaz Corzas; el director general adjunto de la Academia del IMR, Manuel Quijano; el director general adjunto de la Comisión de Personal, Jorge Luis Hidalgo y la directora del Servicio Exterior, Lourdes del Río. Y “por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Gloria Luz Alejandre y la sicóloga Cristina Heredia y el ministro en retiro Jaime Martín Serrano, en su calidad de representante de la sociedad civil en el último proceso de ingreso al SEM”.

Se reproducen a continuación algunos párrafos descriptivos de tan peculiar conciliábulo, según el “texto común” redactado por “representantes de rango de las ramas diplomático- consular y técnico administrativo”, del cual esta columna tiene copia:

“El objetivo de la reunión fue explicar a los representantes de rango el motivo de la discrepancia entre las listas correspondientes a las etapas uno y dos del concurso Público General de Ingreso al Servicio Exterior, rama Técnico-Administrativa (TA). El embajador Gómez Robledo subrayó que tal discrepancia se debió a un error humano que se subsanó a favor de quienes hubieran podido ser perjudicados. Por su parte, el embajador Hernández estimó que ‘no está afectada la integridad del ingreso’ y que, dada la naturaleza colegiada de la Subcomisión de Ingreso, no hay posibilidad de que alguna persona ingrese al SEM obviando los términos de la convocatorias.

“El embajador Joel Hernández (…) hizo referencia a las etapas del citado concurso y al error cometido: Primera etapa: De los 3 mil 947 aspirantes, sólo mil 657 cumplieron con los requisitos establecidos en la convocatoria y presentaron los exámenes de la primera etapa.

“El 5 de diciembre de 2014 se publicó la lista de los 225 aspirantes que aprobaron la primera etapa de acuerdo con el CD enviado por la UNAM. Sin embargo, el 9 de diciembre la Dirección General de Administración Escolar de la UNAM entregó otro CD faltante con las calificaciones de 17 aspirantes con calificaciones aprobatorias que presentaron el concurso de ingreso en la sede de Monterrey y que aprobaron la primera etapa.

“Ante este hecho, la Subcomisión de Ingreso decidió darles oportunidad para integrarlos a la primera lista, por lo que en la segunda etapa participaron 242 candidatos que aprobaron la primera etapa.

“Segunda etapa: Se presentaron a la segunda etapa del concurso 242 aspirantes, de los cuales aprobaron 58. Entre los que aprobaron se encuentran 8 de las 17 personas candidatas del listado de Monterrey.

“Tercera etapa: El subsecretario Gómez Robledo hizo saber que estará presente en la inauguración de la tercera etapa del concurso para hacer la aclaración pertinente para evitar la estigmatización de estas ocho personas becarias que no aparecieron en la lista del 5 de diciembre de 2014. Cabe señalar que la incorporación de los 17 aspirantes de Monterrey que aprobaron la primera etapa no causó detrimento a los demás aspirantes que también aprobaron.

“Acciones que se tomarán: el embajador Joel Hernández indicó que ante la necesidad de aclarar este asunto se tomarán dos medidas concretas: 1) En la página de Internet de la SRE, sección Avisos al Público, se publicará el recuento cronológico del examen con la aclaración arriba transcrita. Y 2) La Comisión de Personal ha llevado el asunto a la atención del Órgano Interno de Control, el cual emitirá medidas de mejora para las próximas convocatorias.

“El subsecretario Gómez Robledo enfatizó que en modo alguno la Comisión de Personal tomará represalia para aquellos que, en su calidad de miembros del SEM y también como ciudadanos, han expresado su inconformidad o hayan firmado cartas dirigidas a las autoridades de la cancillería, puesto que están en todo su derecho de manifestarse”.

Y… ¿colorín colorado, la historia de este concurso amañado, fraudulento, se ha terminado? ¡Hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.