Inflación: máximo en ocho años
10 mayo, 2017
Ironías de la ASE
10 mayo, 2017

Astillero: Fúnebre medalla de plata

  • Apuntes antes del “debate”

  • Cambios en Pizarra Electoral

  • EPN: reunión de gabinete

Julio Hernández López

Ni siquiera es que los mexicanos no lo supiéramos. Lo doloroso es la exhibición global de la letalidad institucionalizada, de la normalidad funeraria, de la muerte violenta e impune, como distintivos de la nación. Segundo lugar en el tablero de la infame competencia mundial de fallecimientos, apenas superado México por Siria, según el International Institute for Strategic Studies, con sede en Londres . Uno más de los varios premios en negativo que recibe el país que fue declarado en “guerra contra el narcotráfico” por Felipe Calderón, ahora en busca de reimplantación política por la vía conyugal, locura bélica concienzudamente continuada por la actual administración federal./

Pero no es ésa la única presea al alcance del país. Ahí están, por ejemplo, para festivales de cine del absurdo, los escándalos de las fiestas de grandes jefes del narcotráfico en cárceles de alta seguridad, como Puente Grande, en la zona metropolitana de Guadalajara, el mismo penal del que Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, se fugó (según la versión oficial) en 2001, bajo el gobierno de Vicente Fox Quezada. O la continuidad de la tragedia civil en Reynosa, Tamaulipas, donde lo cotidiano son las ejecuciones, el fuego cruzado, los narcobloqueos y el miedo./

Mientras tanto, la función electoral ha de seguir. La presente columna se escribió antes de que iniciara el encuentro de opiniones (y acusaciones) entre candidatos a gobernar el Estado de México, pieza clave para sustentar el proyecto peñista de mantenerse en el poder a cualquier costo. A reserva de comentar en la siguiente entrega los detalles específicos de lo que han llamado “debate”, se puede adelantar que es absolutamente inusual la carga oscura que se ha depositado en el casillero de la principal candidata opositora, Delfina Gómez y el partido que la postula, Morena./

Como (casi) nunca, a unas horas del encuentro entre candidatos mexiquenses se multiplicaron las denuncias judiciales, las portadas periodísticas acusatorias y las insinuaciones graves contra la aparentemente impasible profesora Delfina. El PAN y el PRI han hecho formulaciones de carácter penal en busca de inhabilitar a la opositora adelantada, hurgando en documentos oficiales relacionados con descuentos a trabajadores y manejo del fondo de ahorro del municipio de Texcoco y exhibiendo la presunta acumulación inmobiliaria del jefe del grupo texcocano (antes perredista, ahora de Morena), Higinio Martínez, y su familia. También se difundió una videograbación en la que Rafael Ochoa Guzmán, quien fue dirigente formal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), dijo haber recibido indicaciones de su jefa política real, Elba Esther Gordillo, para “ayudar” a la profesora Delfina, en un manejo que Josefina Vázquez Mota utilizó para declarar que ella había combatido a la cacica magisterial, cuando en los hechos fue solamente una decorativa secretaria de educación, maltratada y menospreciada por Gordillo y su equipo, en el que destacaba el yerno de la profesora, Fernando González, quien ocupaba la poderosa subsecretaría de educación básica.

También se mostró activa la agrupación denominada Ahora, que postula a Emilio Álvarez Icaza como candidato independiente a la presidencia, al presentar información relacionada con la forma en que se han financiado campañas electorales en México y España a partir de operaciones corruptas realizadas por los políticos en el poder, los mexiquenses, en nuestro país, y el Partido Popular, en la península ibérica. Exhibir los nexos y los mecanismos de corrupción entre empresas como OHL y la facción mexiquense en el poder, es una buena forma que eligió Ahora para mostrar compromisos y adelantar posturas contra el saqueo del dinero público, su uso político y la impunidad./

Enrique Peña Nieto se reunió con su gabinete para analizar las tareas que les esperan en el resto del año, sobre todo a partir de la violencia imparable en Tamaulipas, Guerrero y Puebla. Es de suponerse que también se analizaron los escenarios electorales, pues de los resultados en el Estado de México depende mucho para quienes aún despachan en Los Pinos. En esas sesiones de élite deberían sopesar también el curso de las “investigaciones” sobre el paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa, pues el tema está plenamente instalado en ámbitos de revisión internacional en los que no se acepta la burda versión de lo que han llamado la “verdad histórica”.

Cambios en la Pizarra Electoral: entra al campo de juego el senador panista Juan Carlos Romero Hicks, quien fue gobernador de Guanajuato y director del Conacyt; dice  aspirar a la candidatura a la Presidencia de la República. No pareciera tener muchas probabilidades de avanzar, pues la disputa se ha centralizado en las figuras de Margarita Zavala, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle, pero esta aparición de Romero Hicks podrá servirle para negociar un premio de consolación, con taquilla de cobro en San Lázaro o el Senado. Por su parte, Jorge Castañeda, quien fue secretario de relaciones exteriores con Vicente Fox, renunció a su intención de ser candidato presidencial independiente y cedió sus bonos a Armando Ríos Píter, un guerrerense de vocación tecnocrática, identificado con el grupo de Luis Videgaray Caso, quien hizo carrera a nombre del Partido de la Revolución Democrática, al que renunció hace poco. Nada indica que Ríos Píter se convierta en un fenómeno de la política mexicana,  al estilo del francés Emmanuel Macron, como le gustaría a Castañeda que sucediera y, a fin de cuentas el experredista podría ayudar a la dispersión del voto “opositor”, que el PRI promueve para 2018./

Y, mientras Donald Trump se adentra en terrenos cada vez más delicados, ahora con la salida del director del FBI estadunidense, James Comey, en un episodio digno de alguna película de espías o de presidentes entrampados en secretos o acciones políticamente letales, como, en su momento, Richard Nixon, ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.