reforma energética
México SA: Llega Santaclós petrolero
24 noviembre, 2015
Putin
Turquía derriba avión ruso; “puñalada por la espalda”: Putin
24 noviembre, 2015

Astillero: Golpeadores de “civil” en Veracruz

Astillero, Pacto por México

Siempre en busca de aportar a la descomposición nacional lo más que le es posible, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, sacó a escena este sábado policías de civil para agredir a profesores y periodistas en el contexto de la evaluación educativa que en términos casi marciales se realizó el fin de semana, para contento del comandante en jefe del Frente la Letra con Sangre Entra (Fre-LeSanE), Aurelio Nuño.

A la manera de los halcones famosos del 10 de junio de 1971 o de otros grupos financiados y entrenados para agredir a manifestantes y opositores, como si fueran simples ciudadanos sin relación con el gobierno, aunque siempre protegidos por los policías uniformados, los “civiles” arremetieron contra miembros del magisterio, incluso contra quienes voluntaria y ordenadamente pretendían cumplir con los exámenes de referencia. Los propios policías uniformados no se quedaron atrás en el festival de la represión organizado principalmente en Xalapa y en Boca del Río: llegaron al extremo, como en escena de las dictaduras sudamericanas y centroamericanas del siglo pasado, de entrar a habitaciones de hoteles para sacar por la fuerza a profesores y llevarlos escoltados a cumplir con la obligación de entregarle buenas cuentas formales, burocráticas, al secretario de educación pública que cada lunes se hace retratar, para los correspondientes efectos propagandísticos, no con la Policía Federal y las policías estatales que son los cavernarios brazos procesales de las mentadas evaluaciones, ni con víctimas ensangrentadas de las golpizas y las persecuciones, sino, en estampas cargadas de ternura y civilidad, con escolares de primaria a los que el solícito precandidato presidencial en campaña (“educativa”, suele acotar él) ayuda a leer, a hacer tareas o a entender en general los misterios de la oportunidad fotografiable (lectores sentimentales, favor de abstenerse de pretender votar desde ahora por él).

De lo sucedido hubo abundantes testimonios periodísticos, no sólo en portales de Internet. Las versiones publicadas coinciden en cuanto al salvajismo abiertamente desatado en aquella entidad. Basta leer, por ejemplo, algunas de las notas de La Jornada Veracruz: “… por acuerdo de sus dirigentes sindicales de la sección 32 y 56, (profesores) se hospedaron en hoteles donde nunca les hicieron efectivo el descuento de 30 por ciento (que les habían prometido si llegaban a esos lugares), pero sí sirvieron para que los policías los ubicaran y fueran por ellos a sacarlos de sus habitaciones, los golpearan y los obligaran a ir a la evaluación; tres fueron detenidos, entre ellos un menor de edad que acompañaba a su papá” (http://goo.gl/1ClzDM ). Otro texto: “Como si se tratara de delincuentes, maestros que fueron seleccionados para presentar el examen de permanencia fueron trasladados en camiones bajo un fuerte dispositivo de seguridad, donde se podía observar que cada unidad era escoltada hasta por cinco patrullas y cinco motocicletas” (http://goo.gl/CA56BZ ). Y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación aseguró que “del interior del recinto (donde se iba a realizar la evaluación) salieron grupos de golpeadores vestidos de civil, con corte de pelo tipo militar y armados de manoplas de metal en los puños, a agredir a los maestros inconformes mientras las fuerzas del orden permanecían sólo como espectadores” (http://goo.gl/haRa2w ).

Aun cuando pareciera que todo exceso es posible en Veracruz, y que toda agresión del poder quedará en la impunidad, es muy preocupante ese giro al alza, fascistoide, que fue instrumentado no sólo en contra del movimiento magisterial que se opone a la mal llamada reforma educativa, sino incluso en contra de profesores ajenos a la resistencia. Las agresiones a los periodistas forman parte del catálogo básico de acciones del gobierno de Duarte de Ochoa pero, además del mensaje recurrente que busca inhibir la cobertura noticiosa de esos hechos, contrastan cínicamente con los actos oficiales, convenios y discursos de protección al gremio que luego hacen ese mandatario priísta y la propia Secretaría de Gobernación. El cuadro se redondea con el mencionado secretario Nuño advirtiendo ayer que “no se puede pedir respeto cuando se es intolerante, se viola la ley y se quiere utilizar la fuerza para evitar el derecho de los maestros a ser evaluados (…) Eso no lo vamos a permitir y eso es lo que las fuerzas del orden impidieron en algunos estados”. Según el funcionario, hubo paz en general, salvo algunos “incidentes” menores en Veracruz.

Ayer, en Villahermosa, el dirigente ya formal del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, abrió otro frente polémico. Encabezó la ceremonia de arranque de 20 camionetas con logotipo de Morena, y el letrero “Comisión de Electricidad”, que ayudarán a “amparar a todo el pueblo de Tabasco del abuso de la Comisión Federal de Electricidad” en cuanto a altos cobros y la consecuente suspensión del servicio si la tarifa no es cubierta. No es una ocurrencia ni una improvisación. Todo lo contrario, pues esa lucha la emprendió el virtual candidato presidencial más de dos décadas atrás.

Ahora, la novedad es el uso de camionetas para recorridos de brigadistas que, según las primeras versiones, ayudarían incluso a la gente a reconectar el servicio eléctrico. Los vehículos fueron comprados mediante “un crédito por dos años, con enganche de 56 mil pesos y mensualidades de 120 mil”, según relató el dirigente estatal, Adán Augusto López Hernández, quien explicó que los recursos para esos pagos provendrán de la dirigencia nacional de Morena y “a nivel local con la aportación de los diputados locales y regidores a partir de enero” (http://goo.gl/CIHlrs ). Esta forma de “resistencia civil” se inició frente al palacio de gobierno, con reiteración de acusaciones de traición contra el gobernador Arturo Nuñez, quien ha apoyado electoralmente al PRD. En Tabasco, Morena quedó en un impensable cuarto lugar en la tabla de votaciones. ¡Hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.