Trump retirará apoyo a países que lo desafíen en la ONU
20 diciembre, 2017
Ampliarán presupuesto de ingresos 2018 de la CDMX
21 diciembre, 2017

Astillero: ¿Hasta dónde, Javier Corral?

  • Gutiérrez, Beltrones, Videgaray

  • El “Brinco” pide licencia en NL

  • Mancera, Maluma y los ojos azules

Julio Hernández López

Javier Corral Jurado dio a conocer ayer, a través de un tuit, que había sido informado por la Fiscalía General del Estado de Chihuahua de la aprehensión de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, mediante un “operativo conjunto” de las policías federal y estatal./

No había en ese tuit, ni en la información oficial disponible a la hora de cerrar esta columna, una relación explícita con el caso de las transferencias delictivas de fondos públicos para campañas estatales priistas en 2016, pero todos los medios de comunicación y los comentarios en internet ligaban la detención del exdirigente nacional priista con lo publicado el martes por el diario Reforma: una trama de financiamiento ilegal para el PRI, desde las oficinas de finanzas de los gobiernos de Chihuahua, Veracruz y Tamaulipas, con el aval federal del entonces secretario de hacienda, Luis Videgaray Caso, y de quien presidía en ese tiempo al partido de tres colores, Manlio Fabio Beltrones Rivera./

Gutiérrez Gutiérrez es un político priista que ha sido diputado local, presidente de la Gran Comisión del congreso estatal y presidente estatal del PRI en Coahuila. En el plano federal, diputado y senador. Y coordinador de asesores de Manlio Fabio Beltrones en el Senado y en la Cámara de Diputados. Ese beltronismo tatuado le llevó a una secretaría adjunta a la presidencia del comité nacional priista cuando el exgobernador de Sonora aceptó ese máximo cargo partidista. Entre las funciones que se le asignaron a Gutiérrez el 12 de octubre de 2015 estuvo, en primer lugar de la lista, la de “coordinar los asuntos entre la Presidencia y la Secretaría de Administración y Finanzas”./

Este personaje subordinado, Gutiérrez Gutiérrez, habría sido el “estratega” de las maniobras que, según la declaración ministerial 1701/2017, realizada ante la fiscalía general de Chihuahua, habrían simulado compras y otros procesos para hacerse de dinero que sería enviado a campañas priistas en estados donde no había gobernador tricolor (por cierto, irónicamente, los tres financistas para lo externo perdieron sus elecciones locales ante panistas: Duarte Jáquez frente a Corral; Javier Duarte ante Miguel Ángel Yunes y Egidio Torre frente a Francisco Javier García Cabeza de Vaca)./

Tales maniobras habrían sido reveladas por un “testigo con identidad reservada” que, según la nota periodística firmada por Abel Barajas, sería Jaime Herrera Corral, quien fue secretario de hacienda del gobierno del priista César Duarte Jaques, ampliamente involucrado en actos de corrupción y pieza de cacería muy buscada por el panista Corral Jurado, cuya desacertada administración recibiría oxígeno político si lograra llevar a la cárcel al otro Duarte, el citado César./

El propio Corral ha negado que su gobierno haya filtrado documentos y datos de esa indagación, e incluso la secretaría federal de hacienda y el candidato presidencial priista, José Antonio Meade, pretendieron traducir como una especie de exoneración ciertas frases del panista, respecto a que, al momento de hacer esas declaraciones, no estaba confirmado nada de lo antes publicado. Corral llegó incluso a pedirle a Peña Nieto que no se dejara chantajear por César Duarte Jáquez (asumiendo que la filtración podría provenir de éste) y demandó que Los Pinos se decida ya a solicitar la aprehensión, con fines de extradición, de dicho exgobernador que ha sido ubicado en Estados Unidos./

El golpe afecta en secuencia inmediata a Beltrones, quien ha observado una conducta disciplinada respecto a la postulación de Meade. Pero, y ésta es la vertiente más interesante y explosiva, también alcanza a Luis Videgaray Caso, el virtual vicepresidente durante el sexenio en curso y principal promotor de la candidatura grupal de Meade. Videgaray, según lo publicado, habría “avalado” las mencionadas operaciones de “fortalecimiento financiero”./

Es dado preguntarse si trácalas parecidas se están realizando ahora para financiar con dinero público dichas campañas, incluyendo la presidencial. Y, además, es dado preguntarse el papel que ha jugado la tecnocracia en las administraciones priistas y panistas (con Videgaray y Meade como personajes notables) para urdir ese tipo de trasiegos. ¿Llegarán hasta allá los dardos judiciales chihuahuenses o todo quedará en una maniobra de presión para que Los Pinos acelere la detención y solicitud de extradición del otro Duarte? ¿Las diligencias judiciales norteñas afectarán a Videgaray y, de refilón, a Meade, lo cual significaría un beneficio electoral para Ricardo Anaya, con quien el gobernador Corral tiene alianza política?/

En Nuevo León, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón ha pasado de ser apodado el “bronco” a el “brinco”. Con dos años y dos meses y medio en el cargo de gobernador, al que llegó simulando ser “independiente” (tras una carrera de treinta años de priismo tradicional), el político nacido un 28 de diciembre ha decidido solicitar licencia, a partir del primer día de enero próximo, asumiendo que será candidato presidencial independiente aunque no ha sido validado por el Instituto Nacional Electoral y hay indicios de obtención de firmas de manera irregular. El Brinco servirá para degradar (más) la contienda electoral, confrontar a Andrés Manuel López Obrador y, probablemente, declinar por la opción priista./

Frase de colección de Miguel Ángel Mancera, para explicar que se quería ir por la Presidencia pero acabó conformándose con seguir en el gobierno capitalino: “Los mexicanos luego son muy enamoradizos, o las mexicanas, fíjate, te lo voy a poner mejor con las mexicanas. Entonces qué pasa si de repente te dicen ‘oye mira ese cuate güero de ojo azul, alto’; ahí lo ves, el Maluma y todos estos, y entonces te dicen: ‘oye ¿te quieres ir para acá?’. Y tú imagínate en mi caso que te ponen ahí a una mujer muy guapa, ¿no?” Pero Mancera dice que resistió la “tentación”, porque “si eres mujer te acuerdas y dices ‘oye no, pero mi viejo, no es güero… pero cómo trabaja, bien chambeador, y pues no canta como el Maluma pero también es cariñoso, cómo no. Cumplidor’” . ¡Hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.