reforma energética
México SA: Fonatur, vieja práctica
26 enero, 2016
“Gran daño ambiental dejó la tala en Tajamar”: expertos
26 enero, 2016

Astillero: ¡Hola, Papa! ◗ Dama de Oriente, pintora de luz

Astillero, Pacto por México

La pelea por los réditos políticos de la visita del papa Francisco entró ayer en una fase cantable. Los gobernadores de los estados donde estará el viajero argentino aguzan el ingenio en busca de presentarse ante los ciudadanos como santos varones de la política, especie de sacristanes partidistas (el PRI, el Verde y el PRD peñista, como beneficiarios designados) que aspiran a compartir veladoras ante el milagro del asomo de Bergoglio a algunos escenarios previamente pasteurizados.

El muy laico y republicano Miguel Ángel Mancera, por ejemplo, ha colocado en el Metro publicidad oficial declarando al Distrito Federal (designación correspondiente a la ciudad de México, donde se asientan los poderes federales) como casa del jefe de una de las varias religiones practicadas en la noble capital del país. Además, Mancera sostiene la muy populista exigencia de que la Plaza de la Constitución sea ocupada por feligreses conforme vayan llegando a un acto con el pontífice y no con el sistema de boletaje gratuito que los organizadores clericales pretenden.

Angélica Rivera de Peña entró ayer también a la puja. Varios cantantes de fama popular fueron organizados para grabar un disco dedicado al presidente del Estado Vaticano, cuyas ganancias al ser vendido irán a parar a un hospital que atiende a niños con cáncer. Como presidenta del DIF (institución que en realidad administra, a título de directora, la esposa del secretario de Gobernación), la ex actriz constituye el eje mediático de ese acto de filantropía desde el poder político que se espera reciba la recompensa de una sesión privada con Su Santidad para hacerle llegar de viva voz el regalo armonizado, cuyo título es México se pinta de luz. La piadosa aparición de la señora de Peña junto a directivos religiosos y estrellas del espectáculo nacional coincide con la puesta en circulación del más reciente número de Hola!, la revista dedicada a reseñas “de sociedad” o “sociales”, cuya portada corresponde justamente a la esposa del ocupante de Los Pinos, con el título de “La dama de Oriente”, referida la reseña de élite al paso por países de Medio Oriente de la intérprete de telenovelas. En la fotografía de portada se le puede ver con un atavío adecuado a las circunstancias de la región visitada. Además, con un hilo rojo atado a una de las muñecas.

La farandulización de la vida pública en México se agrava, así, con esa utilización de símbolos y causas nobles para promover o recuperar la confianza o estima de los ciudadanos en personajes ácidamente impugnados, como es el caso de los gobernadores de los estados que visitará el Papa, todos esos mandatarios bajo acusación de abusos e irregularidades siempre en graduación alta. En el caso de Rivera de Peña es de recordarse que aun cuando un subordinado de su esposo declaró oficialmente que no hubo conflicto de intereses en la compra de la famosa Casa Blanca mediante la intermediación de un contratista altamente beneficiado en el estado de México y luego en el plano federal, ese episodio constituye un agravio social persistente, al igual que lo es el gasto en modas y viajes (e inserciones publicitarias en revistas “del corazón”) que se realiza en discutible representación de un pueblo sumido en la pobreza, la angustia y la injusticia.

El medio ambiente ha sido convertido en moneda de cambio electoral en favor del negativamente famoso partido de las cuatro mentiras. Panistas y priístas han negociado el apoyo del falsamente Verde y Ecologista para agregar al grosor de sus cuentas electorales alguna porcentualidad que “amarre” los presuntos triunfos. A cambio, en todo el país se han repartido delegaciones, direcciones y jefaturas, con el máximo cargo nacional, la titularidad de la secretaría del ramo (Semarnat), entregada a militantes del PVEM, y con el Fonatur como instancia propiciadora de todo tipo de negocios particulares, en sostenido demérito del interés colectivo.

Del Niño Verde, negociante de dinero a cambio de acciones legislativas o gestiones gubernamentales, a la actual Semarnat ocupada por Rafael Pacciano, sin experiencia ni autoridad alguna en asuntos ambientales, impulsado con frivolidad política al gabinete por ser parte del primer círculo de Los Pinos, donde su esposa, Alejandra Lagunes, es la coordinadora de imagen digital de Enrique Peña Nieto.

En ese contexto se han producido agresiones ecológicas como la sucedida en un manglar de Cancún, entre legalidades formales que chocan con la realidad inapelable. Permisos del pasado que son alegremente aceitados para que subsistan y se ejecuten en el presente, en un acto de salvajismo ambiental en la selva política que con frivolidad y excesos administra Roberto Borge. Tajamar es recuperable y en su defensa participan activistas diversos. Peña Nieto, otorgador de la franquicia ecológica a sus depredadores que son los verdes, tiene la oportunidad de disolver cuando menos una de esas ofensas si se decide a expropiar el predio y propiciar su regeneración.

ASTILLAS

A la hora de cerrar esta columna, la versión prevaleciente era la del presidente del consejo statal del PRD en Puebla, Eric Cotoñeto, quien aseguraba que esa instancia (que se instaló entre gritos y golpes) había aprobado alianzas sólo con partidos de izquierda, lo cual significaría un portazo a la pretensión de la directiva nacional del sol azteca de ir junto con el PAN en el estado que aún gobierna Rafael Moreno Valle, precandidato presidencial del partido de blanco y azul. Los perredistas tienen doctorado en darle la vuelta a todo conforme a las necesidades del momento, así que habrá de verse si tal acuerdo subsiste o los chuchos aún tienen margen de maniobra para insistir en la ayuda electoral a RMV… Y, mientras siguen pasando los días y cinco padres veracruzanos esperan la aparición de sus hijos secuestrados, como pasan los meses (ya rumbo al año y medio) y otros padres esperan saber de sus 43 hijos, y como tantos y tantos mexicanos en la geografía del horror esperan y sufren a causa de la desaparición de personas, ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.