Lidiando
30 septiembre, 2015
Duarte
Escamotea Duarte más de $2 mil millones a la UV
30 septiembre, 2015

Astillero: Ni perdón ni olvido: Osorio

Astillero, Pacto por México

N unca han servido de gran cosa las sesiones en los congresos para analizar los informes de labores de los titulares de los poderes ejecutivos (gobernadores o presidentes de la República). Pero, en las circunstancias de abatimiento institucional que vive el país, resultan ofensivas las rondas de simulación y demagogia que ofrecen los funcionarios en sus “comparecencias”, como pudo verse ayer con Miguel Ángel Osorio Chong, atrincherado en respuestas demagógicas y complacientes para enfrentar los múltiples puntos rojos del mapa nacional, afanosos los partidos concurrentes, el PRI y el Verde, en elogiar y justificar las medidas y declaraciones oficiales (el hidalguense Omar Fayad, deseoso de ganar bonos en busca de la candidatura de tres colores a la gubernatura de su estado, se esmeró ayer en hacer caravanas discursivas) y desplazados, ineficaces, los esfuerzos de algunos opositores en busca de profundidad y provecho en esos forcejeos previsibles referidos al “contenido” del tercer Informe peñista de labores del que poco hubo en su momento para recordar y, ahora, menos.

Desde luego, Osorio Chong practicó la gustada suerte sexenal de la apropiación de banderas populares para hacerse las autoridades como que reclaman junto a los ciudadanos lo que en realidad deberían cumplir como funcionarios: “Ni perdón para los culpables, ni olvido para las víctimas”, dijo el secretario en uno de esos arrebatos de activismo opositor desde Gobernación. Ni perdón ni olvido, fue la proclama en pancarta oratoria con guaruras que enarboló uno de los responsables de impulsar la “verdad histórica” y el ocultamiento de información clave (Bucareli notificó que los militares de Iguala no podrán ser entrevistados por los expertos internacionales para no “afectar el debido proceso” legal). Eso sí: todo en la misma línea de emisión de frases justicieras que ha utilizado Peña Nieto para postular en público (como en la asamblea de Naciones Unidas) lo que en casa no se cumple o, aún peor, se mancilla.

En ese juego de apariencias sabidamente fallidas, en el concurso diario de programas y arengas que pretenden hacer como que las cosas van bien en el país y se pondrán mejor, Peña Nieto firmó una iniciativa de Ley Federal de Zonas Económicas Especiales que enviará a la Cámara de Diputados. Según el discurso oficial, se busca propiciar nuevas condiciones de “crecimiento incluyente”, que supere los esquemas del asistencialismo y permita desarrollo económico que distribuya ganancias y dé “prosperidad” a los habitantes del atrasado sur del país. El problema no está en los considerandos y la ristra de buenas intenciones, sino en la política generalizada de aprovechamiento faccioso de programas, incentivos y recursos, colocado todo en manos de políticos y funcionarios viciosamente adheridos a prácticas de corrupción (con, cuando menos, el diez por ciento para cuentas personales) y un empresariado que con gusto o porque no hay de otra ha de entrarle a las maniobras oscuras para “ganar” contratos. Y, claro, aparte del gran pastel de dinero público, en la élite política se hacen cálculos alegres respecto a las posibilidades de control electoral que ofrecen estos nuevos planes anunciados, por cierto, para dar contexto al asunto, en Chiapas, el estado donde el Verde y el gobernador Velasco usaron de todo para hacerse de “triunfos” electorales “apabullantes”.

Un funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores en una representación estatal comenta a esta sección sobre el “Sistema Nacional de Emisión del Pasaporte Mexicano” al que la propaganda oficial “pinta como un avance en el diseño del trámite para solicitar ese documento, pero la realidad es que es sólo una privatización disfrazada de la SRE. Un consorcio de empresas se ha unido y ofrecerá el servicio de captura de datos, ensamble, procesos de calidad, digitalización de documentos y control de insumos en todas las delegaciones de la cancillería a escala nacional en una primera etapa e internacional en unos meses. Este consorcio recibirá un pago por los servicios prestados además de un ‘bono’ por cada pasaporte emitido. Básicamente se terceriza la producción y se deja fuera a los empleados actuales de la secretaría”.

Asegura dicho funcionario, cuyo nombre obviamente se mantendrá a salvo, que “las empresas involucradas en el llamado consorcio son Veridos Identity Solutions, Caelum, SeguriData, Informática el Corte Inglés, Giesecke & Devrient y NEC” y que personal de Veridos será el que ocupe los puestos operativos en las delegaciones y las demás firmas se ocuparán de cuestiones técnicas, informáticas, de equipos de cómputos y de manejos de insumos. Todas las delegaciones recibieron ya los equipos correspondientes para el nuevo sistema y muchas están siendo remodeladas o adaptadas físicamente para la utilización de dichos equipos. La empresa anterior, Vangent México, perdió la licitación hace unos meses en condiciones un tanto polémicas ya que, a pesar de presentar la mejor opción económicamente hablando, la cancillería optó por el llamado “consorcio”.

ASTILLAS

Edward Snowden comenzó ayer a tuitear desde su cuenta, @snowden, preguntando “can you hear me now?” A la hora de cerrar esta columna, el consultor tecnológico que develó información sobre la maquinaria de espionaje estadunidense a ciudadanos había juntado más de 700 mil seguidores… Ayer, el ingeniero Sergio Alcocer formalizó su candidatura a la rectoría de la UNAM. Negó ser el “candidato oficial” del peñanietismo para tomar el control de la universidad más importante del país, a pesar de que apenas el pasado 27 de julio renunció a una subsecretaría de Relaciones Exteriores. De suceder a José Narro (quien tiene lo suyo en cuanto a entendimientos con el poder federal), Alcocer fortalecería las políticas de Los Pinos en la UNAM y ayudaría a la causa futurista de José Antonio Meade y de Luis Videgaray… Y, mientras los más altos directivos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han dicho a familiares de los 43 normalistas desaparecidos que no los dejarán solos, ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.