éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo
Itzel será operada
25 mayo, 2015
reforma energética
México SA: Humala cede el mando
25 mayo, 2015

Astillero: Poder 2015: licencia para matar

Astillero, Pacto por México

T anhuato es la confirmación de que hay licencia para matar. Es un ánimo de venganza acrecentado por la agraviante caída del helicóptero de fuerzas militares de élite el pasado primero de mayo, pero también (y, sobre todo) es una política no reconocida de “limpieza social”, de exterminio de lo que es clasificado como “escoria” y “lacras” obviamente merecedoras de ser arrasadas sin contemplación alguna.

Indicios o más preguntas, dudas o confirmaciones, luego de ver fotografías de los hechos (Valor por Michoacán colocó en su página de Facebook, Valor Michoacán, una serie de “fuertes imágenes” que, advierte, deben ser vistas con “discreción” http://on.fb.me/1Fy4KBp ). En esas y otras gráficas puede advertirse un abanico sugestivo de imposturas: cuerpos caídos en posiciones de presunto combate que no lo parece, fracturas de brazos y cortes o desgarramientos musculares que sugieren más a hombres en busca de defenderse que en situación de ataque, armas largas alineadas con los cadáveres en geometría que en otros casos de similares impactos ha sido señalada como muy improbable, fotografías discordantes en las que aparecen o desaparecen objetos diversos y en especial algunos de logística bélica, combatientes descalzos o semidesnudos en un contexto de campamento tomado por sorpresa, y las apabullantes cifras de extinción, con cero heridos, apenas tres detenidos y una sola baja federal.

Al diablo con las instituciones, pero dicho desde el poder y no sólo en el terreno del combate militar contra el Crimen Organizado (corresponda esta denominación a uno u otro de los bandos tan genéricamente confrontados como específicamente infiltrados de manera mutua, monstruo de dos cabezas). De los anuncios chantajistas del PRI en los que se especula si por elegir fuera de los tres colores se corre el riesgo de que se acaben los apoyos y subsidios, hasta el mensaje de fuerza aplastante en tierras michoacanas candentes que en realidad es una confirmación de que el poder (este poder) hace y hará lo necesario para sostenerse e imponerse al costo que sea. Te lo dicen las balas para que (también) lo entiendan los votos. Poder 2015 y sus agentes (militares, marinos, policiacos, presupuestales, asistenciales, electorales) con licencia para matar (en términos físicos o políticos).

Cuarenta y tres, numéricamente como los de Ayotzinapa (una suma de difícil probabilidad en un campo de operaciones bélicas, pues a los 42 civiles acribillados se sumó solamente la caída de un agente federal a lo largo de tres horas de combate contra presuntos miembros de un cártel al que en otros incidentes se ha descrito oficialmente como muy bien organizado y disciplinado, poseedor de armamento y capacitación de alto nivel). Pero la aritmética gubernamental desemboca en el número nacional e internacionalmente acusatorio y queda en (los otros) 43, el doble de los de Tlatlaya, con Apatzingán como otra muestra de ejecuciones que se va confirmando con investigaciones como la hecha por Laura Castellanos y de la cual esta semana se ha difundido una segunda entrega (liga en La Jornada San Luis http://bit.ly/1Q5jXwD ).

Mientras tanto, a mitad de la tormenta nacional de múltiples expresiones, los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) cierran filas en torno a ellos mismos, se declaran víctimas de recientes “intentos deliberados” para “cuestionar y desacreditar, en lo individual y en lo colectivo, a los miembros del Consejo General” (que son los propios firmantes) y hacen un llamado a los ciudadanos a que persistan en la vía de los comicios y concurran en dos semanas “a votar de forma masiva y reflexiva”.

Esos consejeros y su presidente doblegado (no sólo mediante intervenciones telefónicas) han preferido fijar la vista en sus ombligos presupuestalmente privilegiados y hacer exhortos y diagnósticos alejados de la realidad quemante. En un documento suscrito por tales consejeros se establece, por ejemplo, que “el balance hasta ahora es positivo y nos permite asegurar que las elecciones avanzan por buen camino”, aunque “en días pasados se han producido una serie de eventos que nos preocupan y alertan, porque evidencian que existe una premeditada intención de lastimar al Instituto Nacional Electoral y erosionar su credibilidad pública”. En ese cuadro de complicaciones, el susodicho INE considera imprescindible que todo mundo vote, “para confirmar que en México sólo a través del sufragio y en paz es como se decide quién ha de gobernar y ocupar los cargos de representación popular” (http://bit.ly/1HEw1TA ).

Esa suerte de optimismo desde las tinieblas que ejerce el INE tiene como contraparte a candidatos de diversos partidos que se bajan o son bajados de las plataformas electorales por acciones de los cárteles todopoderosos, además de la diaria confirmación Verde y tricolor de que el dinero y las trampas determinarán el desenlace formal del proceso electoral en curso. Cero cero INE: licencia para defraudar.

ASTILLAS:

El avance de formas novedosas de participación electoral en España hace ver el atraso y el fracaso del esquema mexicano, pero no sólo de éste, explicablemente diseñado por las fuerzas que comparten el poder para mantener su proporcionalidad de privilegios, sino también de los nuevos esfuerzos partidistas que en términos generales fueron incapaces de encontrar y postular candidaturas atractivas y que, al menos en estos comicios intermedios que son preparatorios de 2018, han permitido (entre divisiones y falta de democracia, concentradas sus posibilidades competitivas en ciertas demarcaciones, sobre todo del Distrito Federal) la consolidación del proyecto peñista de tendencia transexenal… Algo se atoró en las hasta ahora edulcoradas relaciones entre Los Pinos y su candidato a la gubernatura de Michoacán, Silvano Aureoles (propuesto oficialmente por el PRD), de tal manera que ahora el PRI le suelta metralla dura. Es de preverse que todo termine en cierto encarecimiento del favor federal hacia el abanderado “de oposición”… ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.