violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
México SA: Caen peso, bolsa y petróleo
16 diciembre, 2014
La PF supo de la agresión en Iguala pero no participó, admite el titular
16 diciembre, 2014

Astillero: ¿Quién provocó e inició agresión?

Astillero, Pacto por México

T res datos inequívocos que fueron publicados en diarios guerrerenses contradicen la oleada mediática que pretende adjudicar la responsabilidad (e incluso “provocación”) de los sucesos dominicales de Chilpancingo (más de 20 heridos, entre ellos policías federales, uno de ellos con fractura de cráneo, según el parte oficial) a los normalistas rurales, a maestros de la Ceetg, a familiares de desaparecidos y a activistas en demanda de justicia por el caso Ayotzinapa.

Un primer dato es que fueron miembros de la PF quienes llegaron adonde se montaban vallas para un concierto que contaría con la presencia de Panteón Rococó y que esos agentes fueron los provocadores y los primeros agresores. Otro hecho es que tales policías tenían indicios evidentes de haber consumido bebidas embriagantes. Y, en un punto que merece especial atención, que el atropellamiento de policías y manifestantes se produjo cuando irrumpió una camioneta oficial, conducida por alguien, armado y luego fugado, que rompió a golpe automotriz el diálogo entre el comandante de mal agüero al que llaman Espartaco y dirigentes magisteriales en busca de una salida negociada al conflicto, lo que propició una agresión más contra los opositores.

Margena de la O, reportera de La Jornada Guerrero, redactó una nota cuyos encabezados así rezan: “Preparaban un concierto los normalistas en Chilpancingo cuando fueron atacados. Tres policías alcoholizados agredieron a manifestantes y a dos reporteros”. La reportera consignó que a los policías federales “se les vio sus ojos enrojecidos y tenían aliento olor a resaca” (http://bit.ly/1GpBGf9 ). Alina Navarrete Fernández, en El Sur, señaló que los policías “estaban alcoholizados, como lo constataron cetegistas y reporteros en los momentos en que hubo diálogo y se acercaron a ellos”. Esa nota llevó como encabezado: “Agresión de federales a normalistas que preparaban un concierto desata tres horas de violenta confrontación”. En un sumario se afirmó que “Un hombre armado en una camioneta oficial atropella intencionalmente a dos policías y tres reporteros”.

Además, se relató que “cinco elementos de la PF llegaron a la zona a bordo de un taxi, al ver bloqueado el paso, exigieron a los manifestantes que retiraran las vallas, también los insultaron verbalmente. Los normalistas les negaron el paso a los policías, bajo el argumento de que el paso estaba cerrado para todos, en respuesta fueron golpeados cuatro estudiantes, mientras que el resto trataba de defender a sus compañeros y a gritos pedían que detuvieran las agresiones”.

También se asentó que, durante el diálogo entre activistas y el comandante Espartaco, “varios efectivos de la PF estaban en estado de ebriedad y despedían aliento alcohólico, lo cual se pudo constatar cuando los mismos se acercaron a dialogar con los cetegistas”. Luego se mencionó que fue una camioneta Ford blanca, placas HC-25-557, con logotipo de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero, la que súbitamente se lanzó en reversa contra los policías y manifestantes, quienes alcanzaron a hacerse a un lado. En seguida, el conductor enderezó el vehículo, ya de frente, “y en su huida arrolló a dos policías” (http://bit.ly/1stFXpI ).

Abel Miranda Ayala, en El Sol de Acapulco (del grupo propiedad de Mario Vázquez Raña), reprodujo los “relatos” recogidos acerca de la llegada de los federales ante los activistas, el inicio de las agresiones y el “aparente estado de ebriedad”. Mencionó también que “cuando los cetegistas y Espartaco mantenían el diálogo, una camioneta blanca se fue sobre la fila de uniformados, quienes se abrieron logrando evadir al automotor, luego el vehículo se accionó en reversa y entonces arrolló a dos policías y al menos tres reporteros”.

Los normalistas persiguieron la unidad hasta que se detuvo y el conductor salió, armado con una pistola, y se fugó. “La acción del vehículo generó que se enardecieran aún más los ánimos y los policías arremetieron en contra de los cetegistas, logrando detener a dos de los dirigentes, quienes estaban muy cerca de los uniformados porque participaban en el diálogo; asimismo derribaron y golpearon en el suelo a uno de los padres de familia que estaba en el lugar (http://bit.ly/1sx4qQF )”. Así que, ¿quién provocó?, ¿quién comenzó las agresiones?, ¿quién envió la camioneta que arrolló a policías y reporteros?

ASTILLAS

El gobernador real de Michoacán, Alfredo Castillo, trata de disfrazar lo que es una nueva rebelión contra las autoridades (las de ayer y las de hoy, las federales y las estatales) por el pésimo manejo (faccioso y efectista) del persistente conflicto social y económico en esa entidad. Ahora, grupos de “autodefensas” patrullan carreteras “por la libre”, entre amenazas de cárcel del comisionado (también) fallido… La ceremonia de entrega de la medalla senatorial Belisario Domínguez tuvo al escritor Eraclio Zepeda como crítico de la ascendente protesta social por Ayotzinapa y reconocedor de que “el gobierno ha desplegado una enorme fuerza de búsqueda y de investigación, sin límite de esfuerzos de todo tipo”… Tan de la patada está la cosa hasta en los deportes, que al director técnico del América, el argentino Antonio Mohamed, lo corrieron luego de ganar un campeonato de liga y al mexicano Javier Aguirre, anterior director de la selección mexicana y ahora de la de Japón, lo acusan en España de prestarse a sobornos para dejar que ganara un partido clave un equipo en peligro de descenso… El gobernador de San Luis Potosí, Fernando Toranzo, no da la cara respecto al convenio secreto de “incentivos” a BMW por 3 mil 500 millones de pesos, publicado en La Jornada este domingo. Sólo hizo que su secretario de desarrollo económico diera una entrevista de radio para decir que revelar esos arreglos es irresponsable, pues pone en riesgo el bienestar económico de la entidad. También saltó la coordinadora de diputados locales del PRI a denunciar que la difusión del convenio aún no reconocido proviene de intereses partidistas y electorales… ¡Hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.