reforma energética
México SA: ¿‘‘Sólo Dios sabe’’?
30 marzo, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Desánimo social, el panorama previo al arranque de campañas
30 marzo, 2015

Astillero: Rechazados en la UNAM

Astillero, Pacto por México

S ólo 8.9 por ciento de los concursantes aprobó el primer examen de admisión a licenciaturas en la más relevante de las instituciones públicas de educación superior del país, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Habrá una segunda competencia, entre mayo y junio próximo, y un pase reglamentado para alumnos provenientes de la propia casa de estudios dirigida por José Narro. En el portal de La Jornada, el reportero Emir Olivares estimó que ya cumplidos los exámenes y el pase reglamentado “para el siguiente ciclo escolar la UNAM podría recibir más de 45 mil estudiantes de primer ingreso a la licenciatura”.

Por lo pronto, el dato sobresaliente de ayer es que de 128 mil 519 aspirantes sólo obtuvieron calificaciones aprobatorias 11 mil 490. Al final, ya cumplidas que hayan sido las etapas faltantes, alrededor de 65 por ciento de los jóvenes deseosos de estudiar una licenciatura habrán sido desechados y su destino fluctuará entre universidades privadas de calidad académica variopinta, el provisional desempleo abierto o ambulante, la inserción casi irreversible en el ámbito laboral de salarios fijos, la frustración y la depresión e incluso las tentaciones relacionadas con el crimen organizado como redituable opción inmediata.

Las penurias, el contexto, las habilidades y las expectativas de esos jóvenes egresados de bachillerato contrastan notablemente con lo conocido en días recientes a propósito de un video de graduación que realizaron algunos alumnos del Instituto Cumbres, una elitista red de colegios que tiene como referente a los legionarios de Cristo, como lema Semper altius (siempre más alto) y como “misión” el “formar personas íntegras (…) que sean líderes de acción positiva y constructores convencidos de la civilización de la justicia y el amor según los principios del humanismo cristiano”.

Tan distante quedó el polémico video de los principios formales que enarbola el Cumbres que su “comunidad” pidió “una disculpa por el contenido” y dijo que la polémica grabación “de ningún modo” la representa. La propia “Generación 2015” (integrada por egresados de bachillerato y en ruta segura y confortable hacia el estudio de licenciaturas y muy probablemente maestrías y doctorados), autorretratada con tanta crudeza clasista y con una acomplejada narrativa machista, ofreció “una disculpa pública por los efectos que tuvo el tráiler del video de graduación” y, con un peculiar arrepentimiento tutelar (tal vez temerosos esos estudiantes de que los acusaran de “mal uso de marca”), extendió esas disculpas a “las autoridades de nuestro colegio por haber subido el video a las redes sociales sin su autorización”.

El escandaloso video, que fue puesto a resguardo por la casa productora, Grupo Mann, de tal manera que para verlo se necesita una contraseña, no es el primero que en ese tenor se realiza. El año pasado hubo otro material gráfico en el que los graduados mostraban el fatigoso sendero de preparación indumentaria, estética y anímica para llegar bien presentados a la fiesta de culminación de estudios. Hubiera bastado en este 2015 que las autoridades escolares tan apenadas ahora por la reincidencia videográfica hubieran estado un poco atentas a las pautas del Grupo Mann y a la muy previsible ambición de estos egresados de preparatoria de ir “siempre más alto” en cuanto a presumir riqueza, dibujarse todopoderosos e inalcanzables, con los pies metidos en peceras y una mujer secando a uno de ellos la extremidad ofrecida con displicencia, en un casting realizado a mujeres para ver cuál de ellas podría alcanzar la gloria de acompañar a los Mirreyes del Cumbres en la fiesta imperial de graduación.

De entre los comentarios que provocó el video que da cuenta brutal de la desigualdad social mexicana, parece pertinente compartir el puesto en Facebook por María José Alexander, ex alumna del Instituto Alpes de San Javier (en Guadalajara, miembro de la red de colegios del Cumbres, exclusivo para mujeres): “Antes que nada, felicitaciones por ser del 50 por ciento de los estudiantes en México que termina la preparatoria y porque seguro serán del 13 por ciento de los que tienen la oportunidad de terminar una licenciatura. Sin mencionar que también, seguramente pertenecerán al 2 por ciento que asiste a alguna de las universidades más caras del país. Felicidades, aunque en realidad el mérito sólo recaería en haber nacido en donde nacieron. Sucede que les tocó nacer así y pues, no, no es su culpa; nacieron y cayeron en ese 1.7 por ciento de la población denominada como ‘clase alta’ y difícilmente algún día sabrán lo que cuesta ganar el dinero”.

Pero “si bien no es su culpa haber nacido en la posición en la que lo hicieron, sí es su culpa el mantenerse ignorantes, sí es su culpa seguir construyendo una sociedad desigual, una sociedad de violencia, clasista, llena de discriminación, misógina y con una mentalidad que difícilmente contribuirá al desarrollo de nuestro país. Deben entender que la mentalidad que ustedes están construyendo y representando a través de sus videos de generación, es la mentalidad que le van a heredar a sus hijos, es su legado. Un legado de inconsciencia sobre la trascendencia de nuestras acciones”.

Deben entender, agrega la ex alumna Alexander, “que aunque los videos que hacen representen una broma entre ustedes, reflejan una mentalidad latente en la clase alta del país; el ver a las mujeres en función de su físico, de tratarlas como objetos en un casting, escogiéndolas por la manera en que se ven y se desenvuelven, sentarse en una actitud burlesca hacia quienes en un futuro serán las madres de sus hijas, me parece una situación aberrante y repugnante”. Así que, “por el futuro de este país, reflexionen un poco y por favor, pongan el ejemplo con sus padres para que también se den cuenta del México en el que vivimos. Entiendan que sus videos son una bofetada para México”.

Y, mientras la SRE de José Antonio Meade acomoda papeles y disfraza el fraude cometido en examen de admisión al Servicio Exterior Mexicano, puntualmente demostrado en http://bit.ly/1Da57T6 ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.