violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
“Cuando ocurrió lo de los normalistas se rompió el silencio; no volveremos a callar”
2 octubre, 2015
iguala
La desaparición forzada proliferó en silencio en Iguala
2 octubre, 2015

Astillero: Señuelo “independiente”

Astillero, Pacto por México

E l plan Diego-Salinas pretende encajar a los mexicanos el señuelo de los candidatos independientes como fórmula de salvación ante la debacle de los partidos y los comicios tradicionales. Para dar forma a tal treta ha sido anfitrión el barbado panista que una década atrás maquinó con el Villano Favorito la difusión de videos ahumados para descarrilar al puntero de entonces, que ahora está en similar situación delantera en los primeros ejercicios demoscópicos (aún sin contrincantes definidos en los demás partidos). La peluda y, al mismo tiempo, pelona hipótesis de trabajo es: sólo un candidato presidencial “independiente” podría “frenar” el “populismo” de izquierda que provoca en las élites un “miedo” taimado, calculado y difundido justamente para aprovisionar recursos y propiciar aplastamientos a ese persistente “peligro”.

Además de la construcción de la base “intelectual” de apoyo a esa expedición (que defiende en lo inmediato, con argumentos atendibles, la viabilidad de las candidaturas independientes, pero aprovecha el viaje para ir tramitando su acta política de nacimiento, ya desde ahora con aspirantes concretos a la postulación de 2018), los dirigentes de los partidos de la oposición pactista, PAN y PRD, se han allanado al paso de esa figura (aunque, en el Senado, el perredista Miguel Barbosa rechazó la orden chucha de apoyar la iniciativa panista en favor de tales candidaturas). Esa figura va en contra de los naturales intereses de tales partidos pero, en consonancia con la salina flauta rectora, el perredista Navarrete y el panista Anaya se manifiestan solidariamente defensores de tales postulaciones, hoy identificables con el bronco experimento neoleonés financiado y manejado por empresarios que hoy cobran dividendos en la integración del gabinete “de la raza”.

Y, a la par de esa congregación de firmas y voluntades en pro de las multicitadas candidaturas independientes, se va nucleando el saldo novedoso de este año: por un lado, el pionero Jaime Rodríguez, El Bronco, quien ha visitado varios puntos del país para difundir las bondades de su modelo “apartidista” y dejar que corra la versión de que él mismo puede ser candidato presidencial; por otro, la fuerza jalisciense encabezada por Enrique Alfaro, quien presidirá Guadalajara pero se asume como una especie de gobernador municipal en 23 lugares más, entre ellos los más poblados de la entidad (todos formalmente etiquetados como Movimiento Ciudadano, el partido propiedad de Dante Delgado, que nunca estará negado a una buena negociación, así sea con un activo ex presidente de la República. Por cierto, Julio Ríos hizo una buena crónica en La Jornada Jalisco: http://goo.gl/oT27fR). A El Bronco y Alfaro podrían sumarse el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez, panista hasta minutos antes de declararse candidato independiente, y Manuel J. Clouthier, actual diputado federal cuya mira podría quedar en la gubernatura de Sinaloa.

Aun cuando la opción de los independientes parece un avance, en los hechos ha sido rápidamente distorsionada y queda sujeta al imperio del financiamiento oscuro e incomprobable, o a la “fama” proveniente de fuentes mediáticas, como las “estrellas” de televisión. El caso positivo del joven Pedro Kumamoto, en Zapopan, Jalisco, que con muy poco dinero pudo lograr un triunfo con sustancia política, no es la regla, sino una excepción. En otro extremo está el famoso futbolista Cuauhtémoc Blanco, en Cuernavaca, Morelos, empujado y manejado por grupos locales, desde ahora entrampado en un ejercicio político que desconoce. Lo peor sería que tal novedad sea expropiada por grupos de máximo poder en México, que ahora encubren sus proyectos bajo un manto de presunta asepsia partidista y de santificación de lo “ciudadano”, lo “independiente”. Truculencias promovidas por élites decididas a conservar el poder, con el disfraz que sea.

La privatización de servicios de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en específico la emisión de pasaportes, ha sufrido un revés tecnológico inaugural, pues el mismo día en que deberían funcionar los nuevos mecanismos, a cargo de empresas concesionarias que ganarán carretadas de dinero público, se anunció la suspensión temporal de tales tareas, por “problemas informáticos” en el “servicio del proveedor contratado”. La confección de este batidillo, que benefició a determinada firma concursante, y que implica una cesión de actividades que el Estado debe conservar, fue realizada por el anterior secretario, José Antonio Meade. Habrá de verse si la actual titular de la SRE, Claudia Ruiz Massieu Salinas de Gortari, hace algo más que expedir boletines de prensa respecto a este tema.

Así lo platican algunos acompañantes: era una de las entrevistas en video concedidas en la ronda concertada después del difuso tercer informe de labores. La escenografía era distinta a la acostumbrada en esa residencia emblemática. En el momento más complicado, el anfitrión se levantó de su asiento y dio por terminada la sesión. Consideraba que lo querían obligar a decir lo que él no quería decir. El tema era Guatemala, las protestas y la caída del poderoso. El entrevistado se negaba a aceptar similitudes: lo de Guatemala tiene sus circunstancias y razones específicas. Hubo insistencia. Cuando a alguien lo entrevistan, tiene derecho a escuchar la pregunta y responder lo que cree conveniente, consideró el que se levantaba y daba por terminada la sesión. Si alguien desea imponer criterios al entrevistado, convirtiéndolas en preguntas, mejor que los escriba como artículo propio o editorial de empresa, fue la postura del declarante. Nada de eso vio la luz pública, ni en el diario impreso ni en el cable. Historias líquidas, barquitos de papel al agua.

Y, mientras arrecian las versiones de que la sucesora será Denise (el primer apellido empieza con M, no con D), en un contexto de renovación de escaparate televisivo que arrancará con el año venidero, ¡hasta el próximo lunes!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.