reforma energética
México SA: Deuda: que siempre sí
14 septiembre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
El recorte en el gasto no tocará a poderes Legislativo y Judicial
14 septiembre, 2015

Astillero: Videgaray influye en el PRD

Astillero, Pacto por México

A rmando Ríos Piter es un perredista bien visto en el gobierno federal, particularmente en el ámbito del virtual vicepresidente confirmado, Luis Videgaray. En una jugada intempestiva, que provocó enojo incluso entre los chuchos (la corriente dominante en el PRD), rechazó en enero de este año la candidatura a gobernador de Guerrero, que tenía prácticamente en la bolsa, con buen posicionamiento en encuestas de opinión. De esa manera (sin otra carta fuerte del partido “en el poder” estatal) se dejó el paso libre al PRI, que terminó instalando a Héctor Astudillo, y el PRD se centró en la consolidación de la campaña de Silvano Aureoles, el aspirante a gobernar Michoacán que fue postulado por el partido de negro y amarillo pero que, en los hechos, avanzó y triunfó por decisión de Los Pinos.

Ahora, Aureoles y el segmento más colaboracionista de Nueva Izquierda (los chuchos) impulsan a Ríos Piter para que presida el comité nacional perredista, en sustitución de Carlos Navarrete y, sobre todo, en contraposición al intento de éste y otros “reformistas” del PRD que han construido la posibilidad de que haya un dirigente, el académico Agustín Basave, que no esté sometido a la dictadura de las corrientes internas y pueda intentar una cierta recomposición de ese partido en crisis. Basave tiene una especie de veto del gobierno federal, que le asigna entre otras posturas “inaceptables” la presunción de que asesoró a estudiantes que participaron en el acto en la Iberoamericana (donde Basave ha sido profesor) que dio origen al movimiento #YoSoy132.

Ayer el gobernador electo de Michoacán, Aureoles, dijo que es “innecesaria” la llegada de Basave a la presidencia del PRD (https://goo.gl/guQ3lE ). Otros personajes relevantes de la nomenclatura perredista atienden llamadas que proponen similar postura de rechazo al académico que militó en el PRI y recientemente se dio de alta como militante del sol azteca. Rumbo a su 14 congreso nacional extraordinario, a realizarse del 17 al 20 del presente mes, arrecian las versiones del “veto” peñista y del interés del vicepresidente Videgaray en promover una carta afín, como es el bailarín guerrerense Ríos Piter, un abogado por la UNAM y economista por el ITAM que ha ocupado diversos cargos, en administraciones priístas y panistas, y en la Cámara de Diputados, que lo acercaron al ahora tan influyente secretario de Hacienda.

Claudia Artemiza Pavlovich Arellano (CAPA) ha roto desde ayer el actual Club de Toby de los gobernadores mexicanos. Nacida el 17 de junio de 1969 en Magdalena de Kino (donde también nació Luis Donaldo Colosio Murrieta), la abogada Pavlovich asumió la gubernatura de Sonora en los primeros minutos de ayer, en una ceremonia formal a la que asistió el mandatario saliente, el panista Guillermo Padrés, a quien se le han acumulado las acusaciones de corrupción personal y familiar, endeudamiento público excesivo, arbitrariedad en el ejercicio de sus funciones y, en general, de haber hecho una lamentable administración sexenal.

Pero, más allá del posicionamiento de género que magnifica el hecho de que CAPA sea la primera gobernadora de Sonora, la sexta a escala nacional proveniente de elecciones (no por designación legislativa) y, hoy, la única mujer en el conjunto de mandatarios estatales, las cartas políticas de la priísta que venció al panista Javier Gándara Magaña (en el virtual bipartidismo de esa entidad) encajan sin problema en el perfil general de los actuales políticos del desastre, sean femeninos o masculinos. Impulsada especialmente por Manlio Fabio Beltrones (quien se afirma como el factor dominante de la política de su estado), Pavlovich ha optado por las complicidades de élite ante el caso de la guardería ABC, que continúa como ejemplo de impunidad, y ha sido captada en conversaciones telefónicas en pláticas relacionadas con apoyos económicos privados a cambio de gestiones desde la senaduría que ejerció hasta antes de postularse a la gubernatura.

El regreso del PRI al control de esa importante plaza norteña debe acompañarse de acciones justicieras que castiguen la deplorable gestión de Padrés (quien, irónicamente, llegó al poder gracias al voto de castigo al gobierno de Eduardo Bours, luego de la tragedia de la guardería ABC), sin convertir los expedientes oscuros de ese antecesor en monedas de cambio para fines partidistas, pero también debe evitarse el retorno de las peores prácticas del tricolor, un escenario de retroceso político que se prefigura más allá de la circunstancia específica de ser hombre o mujer. En particular, será muy significativo el esfuerzo o el desdén que CAPA realice respecto del doloroso caso de los niños muertos el 5 de junio de 2009 en una guardería de Hermosillo. Hasta ahora, los propietarios de esa guardería han eludido cualquier tipo de castigo e incluso han sido avalados en su “honorabilidad” por la ahora gobernadora, quien emitió cinco cartas a autoridades judiciales con esa intención exculpatoria. Hombre o mujer, quien ayer domingo se estrenó como mando sonorense habrá de definirse no sólo en cuanto a auditorías y eventual castigo a un tosco rival, el panista Padrés, sino, sobre todo, en función de que haya o no verdadera justicia (no discursos ni promesas) en el caso de las muertes de los 49 pequeños, en un episodio aún sin castigo.

Y, mientras el gobernador perredista de Morelos se viste de verde olivo al defender a las fuerzas armadas mexicanas de las acusaciones de responsabilidad en los hechos de Iguala- Cocula: “no se confundan: las fuerzas armadas no realizan actos de genocidio”, dijo ayer el tabasqueño cuyo padre, del mismo nombre, fue miembro del Escuadrón 201 en la Segunda Guerra Mundial y cuyo hermano, José Domingo Ramírez Garrido Abreu, es general del Ejército y fue jefe de la policía del Distrito Federal, ¡hasta mañana, con los profesores de la sección 22 convocando a un Grito no oficial (con juicio popular a Gabino Cué) en el zócalo de Oaxaca, lo que pone en alerta a los miles de policías y militares acantonados allí desde varias semanas atrás!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.