reforma energética
México S.A: México: 10 en conducta
11 Mayo, 2016
Apáticos a la lucha electoral, 70 por ciento de estadunidenses
11 Mayo, 2016

Astillero: “Ya merito” ambiental

Astillero, Pacto por México
  • A punto de contingencias
  • Políticos y madres
  • Fox populi, Fox…

En el país donde ha habido quien se encaramó en la Presidencia de la República con un insostenible medio punto de diferencia porcentual (Felipillo, le llamaban) y en donde los litros de gasolina suelen ser de novecientos mililitros o un poquito más, se están viviendo registros espectaculares, dramáticos, respecto a la evolución de la toxicidad metropolitana respirable. Con una frecuencia que genera dudas y especulaciones, los niveles de contaminación ambiental han llegado a detenerse cuando estaban a punto de arribar a las marcaciones que obligarían a declarar contingencias, en fase uno o dos, ésta con “graves daños” a lo industrial por cuanto a paro de actividades laborales y variadas pérdidas económicas. “Ya merito” se llegaba a tales niveles, pero siempre no.

La calidad de las gasolinas que se consumen en la Ciudad de México también están en el nivel del “ya merito”. Es decir, ya merito son perfectas, pues según las versiones de los altos funcionarios federales y capitalinos que en el asunto convergen, las mezclas y aditamentos son las más adecuadas, en concordancia con los parámetros de las ciudades más exigentes del mundo. Nada de gasolinas chinas (“gasochina”, le dicen algunos fantasiosos) ni de faltas o excesos químicos causantes de una combustión cada vez más asfixiante, a la vez que enriquecedora de ciertos bolsillos importadores.

Los mexicanos pueden confiar en que sus autoridades se esfuerzan para conseguir el mejor material para la movilidad motriz y que rechazan tajantemente cualquier posibilidad de hacerse de algunos cientos o miles de millones de dólares metiendo al país leche radioactiva como Raúl Salinas de Gortari en tiempos de la Conasupo, perdón, metiendo gasolina de pésima calidad pero cobrada a precio de primer mundo. Los incrédulos y mal pensados deben hacerle caso a Pedro Joaquín Coldwell, secretario de energía; J. Antonio González Anaya, el concuño de Carlos Salinas de Gortari que dirige Pemex; Guillermo García Alcocer, comisionado para la regulación de la energía; Julio Sánchez, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, y a Miguel Ángel Mancera, jefe del gobierno capitalino y su secretaria de ecología, Tanya Müller. Puras cartas confiables.

Los aficionados al uso del mexicanísimo modismo del “ya merito” pueden aplicarlo también a las promesas gubernamentales de que están en curso las medidas que permitirán superar la crisis ambiental de estas semanas. Parte del drama de la cazuela metropolitana llena de humo venenoso habría sido a causa, según Rafael Pacchiano (el especialista en mercadeo de automóviles de lujo, ahora convertido en impensable secretario federal del medio ambiente,) de los centros de verificación vehicular que cometieron tales irregularidades que dieron calcomanías a más de un millón de usuarios de vehículos automotores que no cumplían con los requerimientos ambientales.

El Verde Pacchiano señaló ayer que “aquí la responsabilidad es de aquellos automóviles que hicieron algo indebido para obtener el holograma Cero y que indebidamente se les otorgó”. ¿Castigo penal a esos ciudadanos corruptos o a los otorgantes de hologramas “indebidos”? ¿Clausura de esos verificentros normalmente concesionados mediante comisión para los políticos otorgantes? Nada de eso. Simplemente, se publicarán “nuevas normas”, se establecerán nuevos procedimientos, se simulará con ciertos mecanismos de supervisión sobre supervisión y la danza de los millones seguirá adelante, al igual que la contaminación ambiental a la que “ya merito” los metropolitanos se acostumbran.

Le faltó equilibrio a Los Pinos a la hora de celebrar el Día de la Madre. Se concentró físicamente en el flanco de la policía federal, enalteciendo a las mujeres que son agentes de esa corporación, anunciando estímulos para su actividad y reconociendo el esfuerzo que realizan para cumplir con su tarea que frecuentemente resulta ingrata. Pero no es esa la única parte de la ecuación social que requiere atención y cuidado. Otras madres marcharon ayer en la Ciudad de México en demanda de que sus hijos sean presentados con vida o cuando menos sea conocido el lugar donde quedaron sus restos. Este segmento de madres y familiares de desaparecidos ya ni atención rutinaria recibe, como si sus demandas formaran parte de un mundo paralelo, casi inexistente a los ojos de las burocracias insensibles.

Ah, por cierto, buena parte de los políticos gobernantes pusieron en sus cuentas de redes sociales fotografías de sus progenitoras, ya fuera en lo individual o en compañía de los hijos ahora poderosos. Pareció una intensa campaña propagandística para contrarrestar el extendido “mal humor social” que entre otras cosas atribuye a esos personajes políticos una significativa carencia de tales referencias maternales.

Astillas: Para beneplácito del mundo periodístico e intelectual, el laureado pensador mexicano Vicente Fox Quesada estrenará programa semanal en televisión por cable (Milenio TV), denominado Fox populi (algunos maldosos recuerdan completa la famosa frase en latín, pero en lugar del “dei” original cambian la d por una w) . Se esperan sesudas disertaciones respecto al escultor José Luis Borgues, la pintora rabina Tagore, el filósofo León A. Vicario y el poeta fronterizo Tronald Dump, entre comerciales de patrocinadores como Mariguana Medicinal Chente y Toloaches Martita, la de la Fundación (Ro)Vamos México… “A México no regresamos”, señalaron jóvenes estadunidenses que fueron bajados de un Uber, revisados, amagados y extorsionados por policías de la Ciudad de México el pasado 1, en un viaje turístico que suspendieron para volver en horas a su país, asustados por lo vivido en la capital hasta hace poco llamada Distrito Federal. La historia fue publicada por La Jornada San Luis (http://goo.gl/lyQJ6p)… Y, mientras Donald Trump atribuye a un error en una base de datos el haber nombrado en una lista de sus delegados en California a William Johnson, dirigente de una de las más reconocidas organizaciones de supremacistas blancos en Estados Unidos, ¡hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.