La lista negra
9 diciembre, 2014
Perredismo fascista, de nuevo Soledad
9 diciembre, 2014

Ayuda queda en promesa

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

SCT, a paso lento
¿Oportunismo de ombudsman?
Apoyo contra comandancia
Diálogo forzado

Ricarlos I

CampanaH a pasado más de una semana desde el accidente en Torrecitas, en el que 12 personas murieron y una treintena más resultaron heridas, y ayer los deudos y parientes de los heridos advirtieron que, a pesar de las promesas de ayuda tanto de parte del gobierno soledense como del gobierno estatal, no han podido cubrir los gastos médicos ni los funerarios, pues los apoyos no han pasado de 800 pesos.

Mientras tanto, Martín González de Anda, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, anunció que, tras ocho días, se abrirá un proceso contra la empresa propietaria del camión siniestrado, a pesar de que las sanciones se habían anunciado desde el día siguiente de los hechos. Tampoco habló sobre la investigación o un operativo especial para revisar a todas las empresas de transporte de personal que los fines de semana se rentan ilegalmente como transporte turístico, las cuales, según declaraciones previas, es una mayoría.

CampanaY sigue el choque entre la Comisión Estatal de Derechos Humanos y el gobierno de Soledad, presidido por Ricardo Gallardo. Manteniendo su defensa, Jorge Vega Arroyo negó intereses partidistas en las recomendaciones que su dependencia emite, e incluso puso de garantía la palabra del Congreso del Estado que se encarga de nombrar a los ombudsman.

Aunque no todos están de acuerdo con ello, pues ya varios activistas políticos habían criticado previamente que las recomendaciones llegan a emitirse aprovechando coyunturas o momentos políticos, como es el caso de Francisco Alejo Huerta, quien en días pasados advirtió que la razón por la que la CEDH recomendó a su favor luego de año y medio de su detención arbitraria y tortura, fue porque el caso Ayotzinapa estaba en boga en los medios de difusión, en forma semejante a la utilizada por el ombudsman nacional, quien emitiera la recomendación sobre Tlatlaya justo cuando aspiraba a ser reelecto, mientras que en semanas anteriores su postura había sido claramente oficialista.

Y a estas voces se unieron también en su momento los padres de familia que se oponen a la comandancia, pues a pesar de que pidieron la intervención de la CEDH con su caso, esta no sólo no intervino investigando sino que incluso terminó apoyando, al menos implícitamente, la edificación policiaca frente a una escuela que está llena de menores la mayor parte del día.

CampanaEn este mismo tema, la Asociación Estatal de Padres de Familia anunció que apoyará a los opositores a la comandancia, e incluso sostuvo las afirmaciones de la líder de los padres de la escuela Morelos, sobre que fue presionada y hasta amenazada por parte de las autoridades educativas, durante las reuniones que se efectuaron en los meses pasados entre las autoridades del ayuntamiento, educativas estatales, vecinos y padres de familia opositores. Hasta llegan a decir que es un modo de actuar cotidiano de las autoridades que es, desafortunadamente, tolerado.

CampanaAutoridades estatales que, por cierto, ayer se vieron a prueba nuevamente en su trato con la ciudadanía. Luego de que durante horas un grupo de al menos un centenar de campesinos de Villa de Ramos mantuviera bloqueos intermitentes en la carretera 57, justo antes de la salida al aeropuerto.

No fue sino hasta que amagaron con mover su protesta a una de las vías de mayor circulación, la avenida Salvador Nava, que el secretario de Gobierno y demás dependencias se decidieron a negociar con los inconformes, no sin antes desplegar un operativo para impedir la llegada de los camiones de los manifestantes a la zona donde establecerían el bloqueo. El camión con los policías antimotines se dejó ver junto con al menos una decena de camionetas patrulla llenas de agentes estatales y municipales.

Una vez evitado el bloqueo, incluso se dialogó en persona en Palacio de Gobierno con los campesinos, quienes, entre otras cosas, piden apoyo del gobierno para saldar las cuentas de electricidad para los pozos de agua que se dan en otros estados, para mantener precios bajos en sus productos, y evitar que sus costos se disparen.

Y es que los programas estatales de apoyo se han quedado cortos. Hace varios meses se anunciaron acciones para evitar la tala indiscriminada de árboles en la entidad, e incluso fomento a la creación de zonas de recuperación, y para que ejidatarios puedan explotar los recursos madereros sin afectar áreas naturales.

A pesar de esos anuncios, ayer el delegado de la Conafor, Martín Toranzo, señaló que por lo menos 80 por ciento del estado se encuentra sobrexplotado y con signos de erosión a causa de la falta de control. Estos daños al ecosistema incluyen, según informes, al Parque Nacional El Potosí, la sierra de Álvarez, la Sierra Madre oriental y buena parte de la Huasteca, sin que el gobierno haya actuado de manera efectiva contra los talamontes clandestinos.

 

 

 

JSL
JSL