seduvop
Necesario, terminar puente peatonal de Muñoz y el río Santiago: peatones
3 noviembre, 2015
Dinero: Las trampas de la @leyfayón
3 noviembre, 2015

Baches potosinos trascienden fronteras

Óscar G. Chávez

E ran de esperarse los resultados que en materia de ambulantaje presentó esta ciudad en los días dedicados a Todos Santos y Fieles Difuntos. Anarquía total en los alrededores de los cementerios capitalinos, principalmente en el del Saucito; pareciera que el comercio informal no establecido se empeñara en demostrar que son capaces de poner en jaque al gobierno municipal, o bien, tienen a dicha autoridad de su lado.

Ya el alcalde capitalino demostró que –al igual que el inolvidable Chógonoes de hombres recular; sus dichos sostenidos en campaña no lo han sido en lo que ha transcurrido del ejercicio de su encargo. Y mientras los ambulantes siguen invadiendo las calles del centro histórico, infringiendo los reglamentos de comercio, aseo público, y policía y tránsito, el gallardo alcalde asegura que él en ningún momento se comprometió a retirarlos de inmediato; que los que así lo supusieron se equivocaron al malinterpretar sus dichos.

A la catastrófica y patética administración de Mario García, pareciera que viene a sumarse la pintoresca de Ricardo Gallardo; la primera tan desinteresada en resolver los problemas que aquejaban –y aquejan– a la ciudad, que permitió que el ambulantaje incrementara de una manera desmedida hasta convertirse en una verdadera plaga bíblica. La segunda quizá interesada, pero afecta a coquetear por partida doble: con el orden exigido por comerciantes establecidos y ciudadanía en general, y con el populismo a ultranza que ha caracterizado su anterior gestión en el municipio vecino.

Al referirme a ambos ediles, en ninguno de los casos me atrevería a afirmar que se trata de componendas donde haya imperado la corrupción municipal; pero al aludir a Gallardo considero que se encuentra doblegado frente a un sector que puede convertir su desalojo en un arma política que afectaría seriamente las aspiraciones del alcalde por la gubernatura potosina.

Ya las festividades funerarias lo mostraron con una fuerte incapacidad para someter a los lineamientos pertinentes a los ambulantes; primero al permitir que éstos iniciaran su vendimia en el momento que así lo decidieron, y después al permitir –y hacer quedar en ridículo a la directora de Comercio– que pusieran en venta los productos que les viniera en gana; piratería, ropa, y electrodomésticos incluidos.

Bajo ninguna atenuante podemos justificar al gallardo munícipe, ya que aunque el control del comercio se encuentra supeditado a la dirección municipal del rubro, él es el responsable de cuanta actividad sea realizada por parte de su ayuntamiento.

A propósito de cadáveres –políticos–, es necesario recordar y reconocer el mérito al alcalde panista, luego compensado como cónsul y embajador, que fue el que aplicando una política de mano militar y semi fascistoide, logró meter en cintura a todos los ambulantes que a principios de la década de los noventa invadían el centro histórico. Es al menos en esta materia cuando quisiéramos volver a aquellos tiempos.

* * * * * *

De bautizados a fieles difuntos, no importa la condición social o la zona habitacional en la que residan los participantes en alguna de estas sacras actividades, el sufrimiento que generan los baches a los que residimos en esta ciudad es tal que en muchas ocasiones pensamos si realmente valdrán la pena y el gasto generado a las reparaciones del automóvil, por salir de nuestro domicilio. Tampoco podemos optar por la vía del transporte colectivo público por la poca calidad del sistema de suspensión y la impericia de sus conductores para sortear las trincheras, zanjas, y canalones en que se ha convertido nuestra ciudad.

La desesperante situación, otra de tantas, que atraviesa nuestra ciudad en materia de baches, y que gallardamente hicieron que el alcalde se desdijera una vez más de lo afirmado en campaña, al señalar que sólo se atenderá a los más importantes, ha trascendido las fronteras del estado y el país, al grado que ya fue considerado como un importante atractivo turístico y deportivo, al ser referido  por la importante revista de golf, Golf Digest.

La prestigiada revista consignó entre sus páginas y mediante un vínculo electrónico, la afición golfística que han desarrollado algunos ciclistas potosinos al utilizar como hoyos los hoyancos existentes en casi todas las calles de nuestra ciudad.

Bajo el título Mexican Cyclists Tum Damaged Streets Into a Mini Golf Course y a través del vínculo http://video.golfdigest.com/watch/mexican-cyclists-turn-damaged-streets-into-a-mini-golf-course podemos conocer mediante un bien logrado video, uno de los beneficios generados en nuestra ciudad por los baches;  Héctor Vázquez, uno de los participantes, comenta al referirse a los baches: “son unos perfectos hoyos de golf, tiene un buen tamaño, buena visibilidad”. Invita también a que los aficionados a este deporte y los interesados en cultivarlo, no pongan más pretextos sobre la ausencia de espacios para practicarlo. San Luis Potosí es un excelente ejemplo.

Quizá Patricia Véliz Alemán la directora de Turismo Municipal, aquella que ocupando el mismo cargo a nivel estatal sugirió difundir como atractivo los plantones en plaza de Armas, ya ha descubierto el rico filón que presentan, en materia de inversión y atractivo turísticos los ya internacionales baches potosinos, y por tal motivo el Ayuntamiento encabezado por Ricardo Gallardo, ha decidido no atenderlos y permitir su incremento en diversos sectores de la ciudad, para que en un generoso ejercicio de igualdad de derechos, puedan tener todos los potosinos a su alcance la práctica de este deporte, y no sea sólo un privilegio de los residentes del Club Campestre y del fraccionamiento La Loma.

Esperemos que de no ser atendidos y continuar dentro de este positivo camino, el alcalde tenga a bien la creación de un departamento de cadis donde pueda emplear a los ambulantes retirados de las calles; incluso a manera de aculturación, desasne y refinamiento, podría otorgar su dirección al diputado Sergio Desfassiux. San Luis Potosí ha trascendido; ¡Ricardo Gallardo, no nos saques del bache!