Subcomandancia no debería ir tan avanzada, advierte Modesto López
10 febrero, 2015
El PRI que nos gobernó, el PRI que nos gobierna (VI) Alcalde de lunes a viernes
10 febrero, 2015

Batalla panista

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Postulación condicionada
Los peligros del gas
Firmas de reclamo a Nieto

Ricarlos I

J usto cuando el PAN presume la ausencia de conflictos internos derivados de la contienda por la candidatura a gobernador, una ex aspirante a diputada, cercana al grupo del Famy y Jalil Chalita, denunció ante los órganos de Acción Nacional que se le condicionó su posible postulación, exigiéndole el apoyo a la precandidata Sonia Mendoza.

Esto se une a los señalamientos, vertidos incluso por los otros dos aspirantes en entrevistas previas, de que el grupo que a nivel nacional es controlado por Rafael Moreno Valle estaría presionando a la militancia panista potosina para imponer a la senadora con licencia.

De esta manera, la selección de candidatos en San Luis Potosí se estaría convirtiendo en una de las primeras batallas por el control del partido de cara a las elecciones de 2018, donde los albiazules presentan ya dos figuras con aspiraciones a abanderarlos: el gobernador de Puebla y el hoy dirigente nacional Gustavo Madero.

Mientras el PRD dio a conocer a sus diferentes candidatos para los puestos de elección considerados “menores” en cuanto a presencia política, no tanto en sus salarios, en un eventual triunfo. Aún así, la rueda de prensa se tomó más como una presentación en sociedad de varios de ellos, aspirantes a diputados y presidentes municipales, al no contar con un currículo político tan amplio como el de los demás contendientes.

Al mismo tiempo, el precandidato a la gubernatura por el Partido Revolucionario Institucional, Juan Manuel Carreras, se reunió con los delegados del municipio de la capital del estado. A pesar del mensaje que han manejado en todos estos días respecto a la monolítica unidad del PRI, al ser cuestionado sobre la participación de los demás ex aspirantes en su precampaña, se limitó a decir que ha habido comunicación con todos ellos, llamándolos a ser parte del proyecto que encabezará en cuanto sea ratificado el próximo viernes.

Sobre cuántos de los 10 ex aspirantes restantes han acudido a dicho llamado, omitió hablar.

CampanaAyer por la tarde, la delegación soledense de Interapas dio a conocer que encontró durante obras de reparación, varias irregularidades cometidas por la empresa de gas natural que tiene la concesión en aquel municipio para llevar gas entubado a los hogares. La principal y más peligrosa de ellas, que dichos conductos del combustible se encuentran, en al menos un tramo de 40 metros, directamente sobre las líneas de agua.

Esto a pesar de que, según Interapas, ellos entregan a cualquiera que esté efectuando obras con la venia del gobierno planos claros de las líneas de conducción del agua potable, para prevenir cualquier accidente que cause fugas o contamine el líquido. Aún así señalan que la empresa gasera cotidianamente daña las tuberías con sus obras, pues incluso la reparación en la que se descubrió la mala colocación de las líneas de gas fue producto de una instalación durante la cual los trabajadores de esa compañía dañaron la red de agua.

Cabe recordar que las explosiones de 1992 en Guadalajara fueron resultado de la interacción de dos tuberías diferentes, cuando una fuga de agua en una tubería “aserró” un poliducto que transportaba gasolina y otros hidrocarburos, a pesar de ser de metal. En aquella ocasión, una fuga llevó a la otra a inundar el sistema de drenaje con una mezcla explosiva que al deflagrar causó oficialmente más de 700 muertos, demoliendo zonas residenciales completas.

Al respecto, el titular de Protección Civil del estado, Gerardo Cabrera, afirmó que se mantiene en permanente vigilancia a las gaseras, tanto repartidoras como domésticas, para prevenir cualquier posible incidente que pudiera costar vidas. Incluso agregó que esta situación podría derivar de un enfrentamiento existente entre Interapas y el ayuntamiento soledense, pues a través de los medios y con comunicados, han mantenido una “guerra de baja intensidad” acusándose mutuamente de trabajos y reparaciones mal hechas.

CampanaY en la capital, los padres de familia que se oponen a la construcción de la subcomandancia centro presentarán hoy un escrito en el que exigen a Juan Ramón Nieto Navarro, secretario del ayuntamiento, aclare varias de sus declaraciones recientes a los medios, en las que aseguraba que dicha construcción cuenta con todos los permisos, que sólo es una minoría quienes se oponen a la obra y que no se vulneran los derechos de nadie.

Situación con la que no comulgan los padres de familia, pues en su escrito de reclamo, exigen que el secretario presente los papeles que acreditan la legalidad de la obra, tanto en permisos como en el tema del uso de suelo, además de reconocer que “no son una minoría”, al adjuntar más de 300 firmas de los más de 400 padres de familia de la escuela Morelos, aparte de, claro, explicar la vulneración de los derechos de los niños de dicha escuela, pues en anteriores declaraciones se les quiso equiparar con delincuentes, queriendo justificar la presencia de la subcomandancia en el lugar.

Y relacionado con este tema, en un correo electrónico sin firma alguna, se afirmaba que el presidente de la Asociación Nuestro Centro, Javier Muriel Pons, aplaudía la edificación de la subcomandancia, señalando que era una obra muy necesaria y que no ponía en peligro a nadie.

Al contactar este medio con el empresario, éste desmintió dichas declaraciones, señalando que no se ha pronunciado al respecto ni mucho menos avalado o descartado riesgos de una construcción de semejante naturaleza frente a una escuela.

Ya en anteriores ocasiones, la dirigente previa de dicha asociación, Adriana Marvelly Costanzo, señaló que aunque estaba de acuerdo en la necesidad de una mayor seguridad en la zona, debió planearse mejor la localización del inmueble, además de que criticó fuertemente el que no se pidiera la opinión de los padres y vecinos de la zona.

JSL
JSL