Exigen trabajadores del Instituto de Física el cese de administradora
14 octubre, 2015
Universidad excluyente
14 octubre, 2015

Bien portados, pero rezagados

Carlos López Torres

O misa ante lo que calificó el antecesor de Carreras López como una tragedia educativa en referencia al enorme rezago existente en la entidad, Lucía Gárate Gómez, delegada federal de la SEP, en lugar de explicarnos la contradicción existente entre los bien portados mentores, por un lado, y los bajos resultados que nos mantienen en los últimos lugares del ranking nacional, por otra parte, sale a celebrar la no participación del magisterio potosino en el paro convocado por la CNTE el pasado 12 de octubre.

Los datos duros en los que se basó el no menos omiso ex gobernador en su momento, no difieren mucho de los aportados recientemente por el profesor Helios Barragán Farfán, titular del Instituto Estatal para la Educación de Adultos (IEEA), aunque ambas referencias son reveladores de que la educación en San Luis Potosí sigue siendo un tema no prioritario, dado el carácter de trampolín político en que se ha convertido a la SEGE, además de cumplir puntualmente con el papel de caja chica de los gobernantes en turno, como es bien sabido por la eufórica delegada.

Más allá de la existencia de la mencionada tragedia educativa, lo cierto es que las cifras proporcionadas por el funcionario del IEEA no dejan lugar a dudas. Tan es así que en la Cámara de Diputados local, sin un análisis riguroso ni la información respectiva, se hizo aprobar por los noveles legisladores un punto de acuerdo para acabar con el rezago educativo, particularmente el analfabetismo motivo de un sinfín de campañas.

He aquí los datos duros para quien tenga interés en conocerlos y atenderlos con una verdadera reforma educativa, no con la que no es, por supuesto, como pretende hacerlo el populista funcionario en campaña escuela por escuela, habilitado temporalmente como titular de la SEP: un total de 718 mil potosinos se encuentran en rezago educativo, de los cuales 118 mil no saben leer y escribir, 250 mil no tienen primaria terminada y 349 no han concluido la secundaria.

Más aún, según datos de la OCDE, dados a conocer en Guadalajara durante el foro Transformando las políticas, cambiando vidas, en cuanto a educación dice que México está entre los países que alcanzaron su nivel más bajo en las competencias cognitivas en lectura, matemáticas y ciencias entre la población de 15 años. El documento presentado en dicho foro explica que este indicador se refiere “a lo que los estudiantes saben y son capaces de hacer” más que al número de años en la escuela o diplomas obtenidos.

Sin embargo, según la delegada de la SEP, de acuerdo al cristal con que mira la educación en el estado, los maestros siempre han demostrado ser muy responsables, y han buscado profesionalizarse y estar siempre a la vanguardia en los temas de mejorar la calidad educativa; por lo que solicitó a quienes realizaran el próximo examen de inicio de la reforma laboral-administrativa que ya cuentan con clave de acceso y contraseña, tengan paciencia en cuanto a la tardanza y el desbarajuste que se cargan los burócratas de la educación fallida, que dicen permitirá avanzar en la mal llamada reforma educativa. ¿Será?