Las expectativas creadas por GM en San Luis siguen sin cumplirse
12 diciembre, 2014
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Videgaray también compró casa con crédito de Hinojosa: WSJ
12 diciembre, 2014

Cada quien con su cada cual

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Las pretensiones panistas
Quejas contra Soledad
Obras sin permiso del INAH

 Ricarlos I

CampanaLuego de que durante los días previos la improbable alianza entre PRD y PAN se viera difícil, mas no imposible, ayer el CEN del partido del sol azteca derribó por completo las esperanzas de quienes hubieran querido ver a la izquierda y la derecha unidas en contra del PRI, una situación que no se ha visto desde la elección de 1991, cuando PRD, PAN y PDM, liderados por el doctor Salvador Nava, enfrentaron a Fausto Zapata quien, a la postre, pese a ser declarado oficialmente ganador debió renunciar semanas después de su asunción, a causa de las manifestaciones multitudinarias y el temor del PRI nacional de que la protesta poselectoral derivara en una revuelta popular, luego de que en muchos otros estados de la república se vivieron episodios semejantes y que la oposición potosina, en ese momento, representaba un solo y muy duro bloque.

Al parecer, la primera causa de esta acentuada aversión contra la derecha tuvo su origen en Sonora, donde el gobierno panista ha generado polémica. Pero a nivel local, los puntos de choque entre el PAN y las izquierdas no son pocos. Aún está fresca la memoria del sexenio marcelista, con su ostentosidad a primeras vistas empresarial, pero que en fines prácticos terminó siendo el clásico enriquecimiento familiar, como se vio con los casos de la inmobiliaria Dintel y Unicrer, la Minera San Xavier, la “ciudad en el desierto” llamada Satélite e incluso con graves sospechas de corrupción con los créditos multimillonarios que hasta la fecha nadie sabe en qué se gastaron.

Marcelo de los Santos, primer gobernador de “transición”, a pesar de esto, siguió cobrando un muy buen salario por unos años más en la Casa de Moneda, y luego inhabilitado por el caso del crédito de último minuto que su bancada en el Congreso del Estado se encargó de aprobar, ante una oposición que, en el mejor de los casos, se vio corta, aunque su influencia en las decisiones al interior del albiazul sigue siendo palpable.

El PRD se dice, por su parte, listo para ir sólo con sus tradicionales aliados de izquierda, que si bien no mantienen gran presencia en la capital, pueden mover la balanza en los municipios donde la población rural impera, y que por lo mismo de no ser tan fuertes en las áreas urbanas han podido mantener una cohesión interna lo suficientemente fuerte para impedir cismas, como sí ha ocurrido en el PRD.

Aunque aún está por verse el efecto Morena. Al respecto, la dirigencia perredista descarta que tengan una influencia negativa riesgosa, pues, señalan, a Morena se han ido los perredistas que no tenían suficiente representatividad, además de algunos personajes non grate que no encontraron cabida en el andamiaje del sol azteca.

Además, señala que las negociaciones se estaban “cayendo” debido a la pretensión del PAN de conservar lo que llama “sus bastiones”, como es el caso de la capital, en donde han perdido dos elecciones seguidas, pero a pesar de eso querían mantener bajo su poder en caso de una eventual alianza.

A pesar de esto, Ricardo Gallardo Juárez, aspirante a representar al PRD en la contienda por la alcaldía capitalina, advierte que esta ruptura complicará la elección del próximo año, pues “el PRI cuando gana, gana gracias al dinero que derrocha en sus campañas, comprando votos y propaganda, y ahora que gobierna en el país, el estado y el municipio, tendrá dinero de sobra”.

CampanaY hablando del otro Gallardo, nuevamente sus funcionarios han dado de qué hablar, luego de que otra vez alzara la voz una ciudadana de nombre Samantha Rodríguez, quien lo acusara de haber provocado el encarcelamiento de sus padres para despojarlos de un terreno. Si bien el caso ya se había ventilado desde mediados de año, ahora el alcalde soledense le pasó la pelota a su secretario general, Guadalupe Torres, quien durante la semana se enfrentara vía declaraciones a la prensa con el ombudsman potosino. Según Torres, se trató de un caso probado de intento de extorsión, amparado en una agrupación popular.

Y el otro funcionario que dio de qué hablar, fue la coordinadora de la Instancia de la Mujer soledense, Rosa Maldonado, quien en un comunicado de prensa en el que advertía que en estas fechas de fin de año, cuando se acostumbra ingerir alcohol durante las fiestas religiosas, hay un mayor riesgo de violencia intrafamiliar.

Un comentario al parecer inocuo, si no fuera por los párrafos siguientes de su boletín, en el que instaba a las mujeres a no contribuir “en propiciar un ambiente desagradable cuando el hombre de la casa se excede en el alcohol”, señalando que en esta temporada las mujeres suelen recordar heridas o pasajes emocionales de su vida, que unidas al marido alcoholizado puede derivar en violencia. Victima reus est.

CampanaY en ese mismo tenor, los miembros del Sindicato Único de Trabajadores de Soledad protestaron contra su alcaldía, ya que no han sido reconocidos como agrupación laboral por el ayuntamiento, pues, señalan, el gobierno municipal sólo reconoce a otro grupo al que usa de cliente electoral, y exigieron la intervención del Congreso del Estado para resolver el asunto. Ya antes solicitaron el apoyo de un legislador, Fernando Pérez Espinosa, a quien acabaron acusando de querer convertirlos en botín político al comprobar la amistad que existe entre ese diputado y el alcalde soledense.

A estas quejas contra funcionarios soledenses se agregan los llamados tanto de la CEDH como ahora, de la Secretaría de Educación, quienes anunciaron que tomarán medidas preventivas para que no vuelva a presentarse un caso como el de los jóvenes del Cobach 17, que fueron detenidos durante una fiesta en el que hubo más de 30 quejas por violaciones a derechos humanos de estudiantes. Piden respeto por parte de las autoridades municipales y estatales a los menores, pues también durante las manifestaciones pro Ayotzinapa de los meses pasados, se habló de intimidación por parte de policías estatales y ministeriales.

CampanaMientras tanto, en la capital el delegado del INAH, Juan Carlos Machinena, confirmó que no hay permisos ni para el salón de eventos frente al hotel Palacio de San Agustín ni para la comandancia-que-no-es-comandancia frente a la escuela Morelos. A pesar de esto, en ambos sitios se sigue trabajando, y en el caso del salón de eventos a pesar de que hay sellos de suspensión. Ya habían explicado los ciudadanos que se oponen a la obra que los trabajadores no ingresan al lugar por la puerta, sino por un túnel desde el hotel, lo que ha permitido que continúen los trabajos sin violar sellos. En cuanto al tema de la comandancia, hoy se espera que los vecinos y padres de familia presenten una nueva solicitud de amparo, con la esperanza de que esta vez sus argumentos por la seguridad de sus niños tenga peso suficiente a oídos de los jueces.

JSL
JSL