Inmunidad e impunidad
15 Marzo, 2017
Vivir de la basura
15 Marzo, 2017

Carreras, escaso oficio político

Israel López Monsivais

El oficio político ha evolucionado en el siglo XXI, la sociedad demanda un comportamiento honesto y transparente de los políticos en el desarrollo de sus actividades; la relación ciudadano-político se modificó a partir de las redes sociales. Manuel Alcántara Sáez, politólogo español, escribe en su libro El oficio de político que los políticos abandonan el oficio por acumular mayor poder.

Iniciaré dando algunos conceptos que adquirí el año pasado en el curso en línea sobre el oficio político, ofertado por la Universidad de Salamanca e impartido por Alcántara Sáez. Fue en la Grecia clásica que los pensadores comenzaron a preocuparse por el comportamiento de los políticos. Aristóteles expuso que los políticos deben hacer la diferencia.

Plutarco realizó un análisis comparado entre políticos de Roma y Grecia en Vidas paralelas. Catón hablaba del carácter moral, la retórica y oratoria. Marco Tulio Cicerón escribió en Los oficios algunos principios de la administración: justicia, decoro, modestia y constancia. Maquiavelo planteó tres conceptos sobre el oficio político: fortuna (oportunidades que se abren), virtud (fuerza y vigor) y la necesidad (factor determinante de las acciones).

Alcántara Sáez explica que el estudio de los políticos es relevante para la ciencia política. Es vinculante el poder y los hombres que lo concentran. Debemos estudiar sus biografías políticas para entenderlos y descifrarlos. El pensamiento político en la modernidad se enfocó en las cualidades del gobernante ideal. Tomás Moro enfatizaba la vida virtuosa y de autocontrol de los gobernantes.

Siguiendo estos conceptos esbozaré algunos comentarios sobre Juan Manuel Carreras López, gobernador del estado de SLP. Si bien Carreras López tiene algunas virtudes como su preparación académica y su vasta experiencia en la función pública, no ha demostrado un talento en el oficio político. Continuamente evita a la prensa que lo cuestiona y evade a los manifestantes.

En algunos reportajes la honestidad ya ha quedado en tela de juicio. En cuanto a la fuerza: como primer priísta del estado no ejerce disciplina ni control sobre algunos militantes de su partido y el gabinete parece estar más preocupado por sus propios intereses. Por otro lado, dejó pasar la oportunidad de implementar un gobierno austero como lo hicieron sus pares en otros gobiernos estatales.

Dentro de este contexto expondré un ejemplo de la falta de oficio político del gobernador del estado. El pasado 8 de marzo en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, María de Jesús Almendárez, trabajadora del gobierno del estado, se manifestó a las afuera del teatro de la Paz en el evento que organizó el Instituto de las Mujeres del Estado.

Víctima de acoso sexual y violencia institucional confrontó a Carreras Lopez. María de Jesús le reprocho al titular del ejecutivo: “Yo creí en usted, yo creí que era mi gobernador”. Así lo reporto Jorge Torres a este diario (1). Sobre el ejemplo dado también circuló un video en redes sociales donde el gobernador está en mutis. No sabe cómo reaccionar. Ordena a sus colaboradores atender a la manifestante.

Un gobernante con sensibilidad habría atendido en ese instante la problemática y él mismo la resolvería. En algún momento pensé que el gobernador podría aportarle algo distinto a SLP (deportista, culto y con experiencia). Pero en lo que lleva de gestión ha demostrado ser otro tecnócrata sin resultados y que solo beneficia a las elites. En definitiva, el titular del Ejecutivo debe aplicarse en el oficio político.

Aguijón: Les comparto la presentación del libro El oficio de político, presentado en la Casa América, investigación de la profesionalización del político en América Latina, escrito por Manuel Alcántara Sáez (2).

@francotiradort1

(1) http://lajornadasanluis.com.mx/destacada/victima-acoso-sexual-confronta-carreras-evento-dia-internacional-la-mujer/

(2) https://www.youtube.com/watch?v=43t4yXG2r7A&t=74s

Israel López Monsivais
Israel López Monsivais
Abogado y Maestro en Gestión Pública; Catedrático, FCA, UASLP.