lagunillas y matlapa González Sierra
Veda electoral favorecerá las finanzas del gobierno estatal
2 marzo, 2015
En San Luis 1500 alertas anualmente por maltrato animal, revela activista
2 marzo, 2015

¿Cómo administrar el estancamiento?

Carlos López Torres

L a definición principal de los candidatos a los diferentes cargos de elección popular, una vez instalados en el mando para el cual fueron elegidos, tiene que ver con el cómo desde el ámbito que les corresponda gobernar –gobierno estatal, legislatura o municipios–, logran  a corto plazo sentar las bases para que nuestra entidad en su conjunto inicie, después de tantos años de lento desarrollo y signos claros de estancamiento, un despegue que nos permita integrarnos al desarrollo de la contigua región formada por Querétaro, Aguascalientes y Guanajuato.

Ciertamente, las campañas de descalificación y señalamientos flamígeros relativos a los yerros, las corruptelas e incapacidades manifiestas de los actuales ocupantes de las respectivas sillas de los puestos en juego, en nada abonarían al debate de altura si tales temas no van acompañados del análisis y la reflexión respecto a los diversos temas centrales más preocupantes por su incidencia en el actual rezago del territorio potosino.

Más que escuchar discursos, los electores desean ser escuchados. Las propuestas no deben salir como es costumbre de las brillantes cabezas que todo lo saben. La comparecencia ante los habitantes de las cuatro regiones del estado, debe ser eso, una presentación de los candidatos ante los ciudadanos acompañada de la posibilidad de opinión y sugerencia de los mismos, inclusive con una especie de reflexión conjunta para el establecimiento de compromisos muy puntuales. El formato por lo tanto debe ser reformado.

Acaso uno de los temas más importantes para los contribuyentes y la población en general, del cual depende en gran medida el cumplimiento de promesas y compromisos, que tiene mucho que ver con el manejo financiero del erario conformado por los impuestos y contribuciones de pueblo, con el cual se paga el salario de los gobernantes, es el relacionado con esa institución tan fortalecida a diferencia de las otras que conforman el sistema político: la corrupción.

Cualquier candidato a acceder alguno de los cargos en disputa el próximo mes de junio, debería mínimamente llevar consigo una síntesis de las principales claves del dictamen de la Cámara de Diputados para crear el Sistema Nacional Anticorrupción, que ha sido enviado al Senado de la República para su discusión y aprobación.

A cualquier ciudadana o ciudadano seguramente le interesará saber que una de las intenciones establecidas en el dictamen en comento, tiene que ver con la coordinación y homologación de las acciones y políticas en los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal) relacionada con la prevención, detección y sanción de actos de corrupción.

Asimismo, para tal efecto, los servidores públicos estarán obligados a presentar su declaración patrimonial y de conflicto de interés.

La Auditoría Superior de la Federación tendrá más facultades como realizar auditorías en tiempo real y fiscalizar los recursos federales destinados a estados y municipios, así como los ejercidos por fideicomisos, fondos y mandatos públicos y privados.

Estas importantes cuestiones y otras que establece el dictamen deben ser ampliamente popularizadas, toda vez que será pasando las elecciones cuando los nuevos integrantes de las legislaturas locales aprueben las leyes generales derivadas de esta reforma constitucional que creara el Sistema Nacional Anticorrupción. La información a la ciudadanía sobre lo que ocurre realmente en el país, y por ende en el estado, es la tarea junto con la organización de la sociedad que estamos obligados a asumir quienes luchamos por la transformación.