huelga
Sindicalistas del Hospital Central marcharán a DF
6 Marzo, 2015
éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo
Concesiones, ahora no
6 Marzo, 2015

Con el tiempo encima

Carlos López Torres

S uponiendo sin conceder, como dicen los abogados, que no sea por falta de operación política como asegura el gobernador Fernando Toranzo, el que se haya incrementado la presencia de diversas organizaciones sindicales, sociales o ciudadanas denunciando y demandando solución a sus problemas, lo cierto es que la acumulación de problemas generados por la inocultable apatía del titular del Ejecutivo durante su mandato, hace que inevitablemente se asomen los pendientes acumulados que no se atendieron en tiempo y forma por el doctor.

Es el caso de las y los maestros activos y jubilados de telesecundaria, quienes ante el incierto futuro que les anuncia el quebranto financiero de la Dirección de Pensiones, han optado por la movilización como medida de presión ante la pasividad de los líderes sindicales y los funcionarios estatales de la administración de Toranzo, quien lejos de actuar para corregir el millonario saqueo de que han sido objeto las recursos financieros de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado, continuó pellizcando el dinero enviado por la Federación para la educación, hasta alcanzar la cifra de 4 mil millones de pesos.

El resultado anunciado es que la SEGE ha venido incumpliendo con la obligación de depositar el 10 por ciento para el fondo de pensiones. Asimismo, tiene tiempo que no hace depósito alguno al Fovissste que permita cubrir la parte correspondiente al gobierno, a efecto de que los créditos para vivienda y los cobros a los derechohabientes que tienen un préstamo hipotecario, se realicen con normalidad.

El desorden financiero en la SEGE, evidenciado a partir de que Hacienda se hizo cargo del pago de nómina negándose a pagar a tantos muertos vivos que cobraban y muchos aviadores sin centro de adscripción; así como la oposición de la dependencia federal al desvío de recursos para la capitalización de un fideicomiso, que al parecer tendrá que pagar la administración estatal o los propios maestros, ha impedido inclusive la emisión de la nómina y de los talones de cheque de los trabajadores de la educación. ¡Vaya tragedia de la educación, la que vive San Luis!

La administración de los problemas en lugar de solucionarlos, con el evidente propósito de ganar tiempo y desalentar a los demandantes, finalmente trae sus consecuencias como en el problema de los taxis, independientemente de que en medio del conflicto que ha generado la tolerancia a la piratería por parte de SCT del Estado, algunos pretendan hacerse de concesiones antes de que termine el sexenio.

Pero no se trata sólo de quienes deciden movilizarse, el malestar por el estilo personal de gobernar de Fernando Toranzo, cuya administración se ha ido debilitando paulatinamente con la emigración de no pocos funcionarios o la incapacidad de los que quedan, sino del descontento de sectores como el empresarial y otros que no han visto tampoco cumplidas las expectativas con la actual administración, misma que con el tiempo encima, menos logrará cumplir con lo prometido. Todo ello, en medio del crecimiento del escepticismo ciudadano que ha bajado sensiblemente su apuesta por la participación electoral.