Detienen a Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del PRI
20 diciembre, 2017
Precauciones
20 diciembre, 2017

Congreso local SLP: simulación y falsificación

Israel López Monsivais

La 61 Legislatura de San Luis Potosí terminó el periodo ordinario como de costumbre: casos de corrupción al interior y escándalos al exterior. Simplemente vergonzoso. Este 2017 hemos expuesto en este espacio la trama de las cuentas públicas, el turismo legislativo y las excesivas prestaciones (por ejemplo, aguinaldo, gasolina y fondo de ahorro). Definitivamente, el Congreso local es costoso, está reprobado (ver últimas evaluaciones de Congreso Calificado: www.congresocalificado.mx) y es repudiado por los potosinos.

Como es sabido, el último caso de corrupción involucra al diputado local Mariano Niño Martínez, quien supuestamente ha simulado gestiones y falsificado firmas para que la Junta de Coordinación Política le concediera recursos. En nota de Jaime Nava, periodista de La Jornada San Luis, se explica a detalle el modus operandi del legislador, acompañado de documentos y proveedores (http://lajornadasanluis.com.mx/politica-y-sociedad/nuevo-escandalo-en-el-congreso-denuncian-a-diputado-por-falsificar-firmas/?platform=hootsuite).

La simulación de gestiones, compra de facturas para comprobar gastos y falsificación de firmas es una constante de los legisladores potosinos. Incluso, son prácticas que están arraigadas en la organización. Si las secretarias, asistentes y asesores denunciaran anónimamente los usos y costumbres en las oficinas de Vallejo el asunto de Niño Martínez sería el detonante para finiquitar el uso indebido de recursos públicos en el Congreso local.

Dentro de este marco ha de considerarse que no es función de los legisladores entregar ningún tipo de apoyo, no son gestores. Su principal labor es ejercer contrapesos dentro de la separación de poderes, sin embargo, están subordinados al Ejecutivo. Basta con observar las votaciones (fiscal general y auditora superior del estado, por mencionar un par), las negociaciones de los presupuestos, restructuración de la deuda y donación de los terrenos de la Ford, sin oposición ni debate parlamentario.

Francisco Berlín Valenzuela, en su libro Derecho parlamentario, enumera las principales funciones de los legisladores: representativa, deliberativa, financiera, legislativa, control, orientación política, jurisdiccional, electoral, administrativa, indagación, comunicación y educativa. En efecto, no hay justificación teórica o jurídica para los supuestos apoyos que los legisladores potosinos tienen determinados mensualmente. Es por ello que deben terminar estas prácticas.

Deseo, en este contexto, subrayar las irregularidades en la aprobación de la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2018. Exactamente, en los dictámenes algunos tabuladores eran ilegibles, así lo denunciaron en tribuna. Es verdad. El retorno de Óscar Bautista Villegas a su curul no fue casualidad, volvió para operar la aprobación del presupuesto. Bautista Villegas y José Luis Romero Calzada convirtieron el recinto parlamentario en un mitin priísta animado por acarreados. Ambos legisladores en sesión recibían instrucciones de José Luis Ugalde Montes, secretario de Finanzas. Finalmente, las autoridades potosinas solamente simulan el combate a la corrupción en la entidad.

Aguijón: Esta columna descansará por unas semanas. Agradezco su lectura, comentarios y difusión. ¡Felices fiestas!

Twitter: @francotiradort1

Israel López Monsivais
Israel López Monsivais
Abogado y Maestro en Gestión Pública; Catedrático, FCA, UASLP.