reforma energética
México SA: ¿‘‘Insuficiente’’?, no: fracaso
28 julio, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Se requiere mayor esfuerzo para abatir la pobreza, reconoce Peña
28 julio, 2015

Contradicciones municipales

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Deuda y austeridad
Delincuencia, cifras alegres

F altan pocas semanas para que la administración municipal termine, y a pesar de los dichos de la alcaldía sobre lo sano de sus finanzas, las cuales han implicado un programa de austeridad que ha recortado apoyos a asociaciones civiles de todos los tipos, ayer el líder de la Canaco-Servytur, Gerardo Zermeño López, dio a conocer que hasta ahora la deuda que mantiene el gobierno de la ciudad con sus proveedores, casi llegaría a 350 millones de pesos, entre cadenas productivas y proveedores.

Dicha deuda tendría que quedar saldada antes del próximo primero de octubre, día en que será el cambio de administración. Al mismo tiempo, el presidente del Consejo de Desarrollo Económico Municipal, Jaime Chalita, criticó la opacidad con que asegura se está manejando el tesorero, quien “primero deja de pagar a los bomberos y al día siguiente declara en la prensa que son prioridad”.

Estas contradicciones están lejos de ser las únicas. La actual administración llegó con lo que dijeron era una pesada losa, la deuda contraída durante la administración de Victoria Labastida. A pesar de esto, y de todos los lamentos que durante tres años emitieron para justificar recortes y supuesta austeridad, no ha habido acción penal alguna en contra del personal ni titulares de la pasada gestión.

Además, a pesar de los anuncios sobre la austeridad del ayuntamiento y los recortes presupuestarios para dejar con menos deuda a la próxima administración, ahora se sabe que la nómina de los trabajadores subió 115 millones de pesos en el rubro de servicios personales, solamente en junio. Esto representa casi 23 por ciento más que el mes anterior, mientras que comparado con un periodo de un año, el aumento es de 11.3 por ciento. Muy contradictorio cuando se piensa en que desde hace semanas, se anunció el despido de por lo menos un tercio de los empleados municipales que no contaran con base, o que trabajaran bajo contratos cortos.

Y ahora, el presidente municipal electo advierte que la próxima alcaldía, aún con las buenas intenciones que afirma tener, tendrá un camino complicado por el estado en que las arcas potosinas están quedando, con un tono de disculpa a priori muy semejante al que durante toda su administración han usado los funcionarios dirigidos por Mario García Valdez.

Campana

A pesar de los números que suele manejar el gobierno estatal respecto a la delincuencia, ayer se reconoció que en lo que va del año van más de 300 robos domiciliarios, de los cuales uno de cada diez se han realizado con lujo de violencia. Si a esto se agrega la escalada delictiva que el pasado fin de semana presenció la capital, con un ejecutado y una riña justo frente a una iglesia en la delegación de La Pila, difícilmente se sostienen las cifras que la administración torancista ha presumido, tanto al interior del estado como en reuniones fuera de éste.

Mientras tanto, los municipios más poblados del estado, San Luis Potosí, Soledad y Ciudad Valles, han sido señalado por la Coneval entre los que más accidentes automovilísticos presentan, tres cuartas partes de los cinco mil 414 choques, derrapes o atropellamientos ocurridos, solo en estas áreas.

Dicha calificación no es de sorprender, pues basta caminar la ciudad incluso en días inhábiles, para darse cuenta de que una buena mayoría de los automovilistas no cumple con las recomendaciones ni reglamentos de tránsito. No mantienen la distancia recomendada, ni manejan a baja velocidad en las zonas densamente pobladas, y en el caso de los semáforos y cruceros, no termina de quitarse el rojo cuando los conductores arrancan como si de una carrera se tratara, y en general, luego de las 10 y 11 de la noche, los semáforos se vuelven decorativos.

Eso sin incluir los problemas causados por la desconfianza que se tiene en la autoridad, pues al ser detenidos por la policía vial, los conductores dicen no saber si en realidad cometieron una infracción, o simplemente fueron detenidos para ser mordidos. Ya ha habido varias denuncias en redes sociales por parte de supuestos agentes de tránsito, quienes afirman que son forzados a cubrir una cuota de multas por parte de sus superiores.

Es pues, un problema tanto de educación, como de aplicación de la ley. Una ley que ayer mismo fue propuesta para modificaciones, según las cuales se prohibiría el acceso de vehículos de cierto tonelaje a las zonas habitacionales céntricas, aunque no se menciona en la iniciativa sobre el fomento de la educación vial ni la aplicación de exámenes más rigurosos a los conductores.

JSL
JSL