Detecta Ecología 36 tiraderos clandestinos en la capital
9 diciembre, 2015
aguinaldos 40 mil deuda ingresos finanzas ford recorte
Gobierno no apoyaría con “aportaciones líquidas” a municipios, señala Finanzas
9 diciembre, 2015

Corajes, reclamos y movilizaciones

Carlos López Torres

Los pendientes, algunos ancestrales como el del comercio informal, otros como el de las pésimas vías de comunicación terrestres, y por supuesto, los infaltables relacionados con la corrupción, relacionados todos entre sí, empiezan a detonar reclamos, protestas y en algunos casos movilizaciones.

No deja de llamar la atención el caso del titular de la Junta Estatal de Caminos, quien en inusual acto de franqueza ha manifestado que le “da coraje” las condiciones en que se encuentran algunos caminos y carreteras de la entidad, incluyendo los de la Zona Industrial.

Hace sólo unos días señalábamos en este espacio el reclamo de ejidatarios, comerciantes y transportistas de la Huasteca, quienes se quejaban de no ser vistos ni escuchados por los funcionarios de la SCT y JEC, respectivamente, a propósito de la necesidad de reparar algunos caminos y carreteras que hacía tiempo afectaban su transitar, con las consabidas pérdidas de tiempo, dinero y los infaltables accidentes.

Cuando a confesión de parte… como dicen los abogados, el mencionado funcionario  de la JEC reconoce el mal estado de nuestra red caminera, la pregunta obligada es: ¿y qué hizo la pasada administración al respecto?

Así las cosas, uno no puede dejar de compartir las serias dudas sobre el destino final del Impuesto Sobre Nómina, externado públicamente una y otra vez por los empresarios de la Zona Industrial, quienes llegaron a solicitar, sin éxito, que el impuesto fuese empleado en resolver los problemas en materia de pavimentación. Hoy, el “coraje” y las declaraciones hechas al respecto por el funcionario Roberto Ocaña Leyva, les dan la razón, aunque la pregunta sobre el uso del recurso generado por el impuesto sigue en pie.

Otro sector de la sociedad, los empobrecidos ejidatarios de La Pitaya, a quienes se les adeuda desde 2010 el pago por sus predios usados en la construcción de la carretera Valles-Rioverde, decidieron bloquear un tramo de la misma, para exigir respuesta a su petición.

La exigencia de solución de los pendientes dejados por las anteriores administraciones de los distinguidos priístas que gobernaron el municipio capitalino va en aumento, como lo patentizan las dos mil 640 quejas de habitantes de la capital, que reclaman atención inmediata a cientos de problemas ocasionados por el colapso de drenajes, los cientos de baches existentes por todos los rumbos de la ciudad y la carencia de alumbrado público en muchas colonias de la periferia.

Por si ello no fuera suficiente, el día de hoy la dupla gobierno estatal-municipio capitalino habrá de enfrentar la manifestación de los trabajadores informales, quienes exigen soluciones viables después del desalojo de hace unos días.

Donde también sigue pendiente un diagnóstico preciso es en la Procuraduría General de Justicia del Estado. Ojalá un día de estos el titular de esa dependencia montara también en cólera y de plano se animara a decirnos cómo encontró realmente la PGJE, porque los pendientes son muchos. Por citar sólo uno mencionaremos el de la denuncia contra ministerios públicos en Rioverde, por omisión y lentitud en las investigaciones, así como los desmanes cometidos por algunos ministeriales sin orden escrita alguna.