De utilidad
14 Julio, 2015
sittge
Pruebas de control y confianza, una tortura para policías, acusa SITTGE
14 Julio, 2015

Crece la pobreza laboral en SLP

Guillermo Luévano Bustamante

L a semana pasada el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) que mide el acceso de la población mexicana a la canasta básica. La canasta alimentaria en el país equivale a $1276, que junto con la canasta no alimentaria suman $2616 para el contexto urbano; para el mínimo de bienestar rural serían $896 y $1669, respectivamente.

Si bien los datos se sostienen más o menos en el mismo nivel en el ámbito nacional para el primer trimestre de 2015 respecto al 2014, lo que corresponde a San Luis Potosí refleja un crecimiento en la pobreza laboral, esto significa que menos personas acceden a la canasta básica alimentaria y a la canasta no alimentaria.

Aunque ha crecido el ingreso per cápita también ha crecido el inacceso a los mínimos insumos de subsistencia, lo que se explica por el encarecimiento de la vida, en contraparte con la pérdida real del poder adquisitivo, en general en México y de forma más acentuada a lo que toca en San Luis Potosí.

La investigación del Coneval se basa principalmente en los datos que arroja la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que emite el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de forma trimestral para el comportamiento de la política laboral-salarial en el país y se desglosa por entidades federativas.

En una nota de Samuel Estrada aparecida en este diario el 8 de julio de 2015 se refiere que la directora regional del Inegi, Guadalupe López Chávez, advirtió el incremento del empleo informal por encima del trabajo formal, con prestaciones mínimas como la seguridad social y complementos salariales

La situación es grave, aunque en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo puede verse una disminución ínfima de la tasa de desocupación en San Luis Potosí de 2.94 a 2.58 para mayo de 2015 respecto al mismo mes de 2014, el posible optimismo se contrasta con el incremento de las personas trabajadoras informales.

Los causantes de esta situación me parece que son el incremento a los impuestos “laborales”, como el Impuesto Sobre la Nómina, que es estatal, los gravámenes a los bonos de productividad, de puntualidad y desempeño, la reforma laboral de 2012 que incentiva contrataciones precarizadas, mediante modalidades como el contrato a prueba y por capacitación inicial; y un modelo económico que ataca los derechos sociales y no genera las condiciones para el mejoramiento social y material de las personas trabajadoras. La política laboral del gobierno federal y del de San Luis Potosí flexibilizan el trabajo y precarizan el salario. El encarecimiento de la vida obliga a miles de familias en San Luis Potosí a diversificar las estrategias de supervivencia, mediante la venta de productos elaborados en casa, de artículos por comisión, de servicios extra fuera del trabajo principal. La caída de los salarios y el incremento de la pobreza laboral tiene responsables. El gobierno de San Luis Potosí se vislumbra claramente como uno de ellos.

Twitter: @GuillerLuevano

Guillermo Luévano
Guillermo Luévano
Doctor en Ciencias Sociales, Profesor Investigador en la UASLP, SNI, columnista en La Jornada San Luis.