El estira y afloja
2 diciembre, 2015
En Guerrero 6 mil agentes federales vigilarán la evaluación de maestros
2 diciembre, 2015

De la UASLP a Santa Rita

Jaime Nava Noriega

El rector de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí dio a conocer que habrá un recorte de 75 por ciento en una de las partidas federales que recibe la universidad para infraestructura. De acuerdo con Manuel Fermín Villar Rubio, la universidad dejará de recibir cerca de 32 millones de pesos afectando al sistema de bibliotecas, movilidad estudiantil, red informática, entre otros.

No sorprende que sigan apareciendo micro recortes en los presupuestos federales que se destinan a las universidades públicas, por la falta de coordinación entre los rectores del país para impedir que el gobierno federal siga burlándose de las universidades –como si fueran votantes en campaña– con la falsa promesa de no reducir las nunca suficientes aportaciones.

La esperanza presupuestaria universitaria se encuentra en el Congreso local donde hasta ahora no hay gestiones visibles de parte del rector para allegarse más recursos que le permitan afrontar el difícil año venidero producto del avance de las políticas neoliberales que buscan, por todos los medios, acabar con la educación pública accesible mientras que, irónicamente, al interior de la universidad son ninguneados y bloqueados todos aquellos quienes intentan evidenciar la intromisión de los partidos políticos mayoritarios en la toma de decisiones al interior de la UASLP y en perjuicio de los potosinos.

Ya que estamos con los neoliberales, como si conociera el nombre y apellido de algún posible comprador, el diputado Héctor Mendizába Pérez ha contagiado en el ánimo panista su intención de que el invernadero Santa Rita sea vendido ya que, según ha declarado, “el gobierno empresario no funciona”, tal vez lo dijo sólo atendiendo al ansia privatizadora del PAN o quizá lo dijo en referencia a cómo fue administrado el invernadero durante la administración de su compañero de partido Marcelo de los Santos.

“Haiga sido como haiga sido” para citar a su neoliberal favorito, el diputado debe justificar sus intenciones o desmentir a las administraciones pasadas que han utilizado al invernadero como ejemplo de proyecto productivo en informes y discursos; además, debemos preguntarnos cómo es que un proyecto que no funciona ha recibido durante tres años, casi consecutivos, el premio “Grower of the Year” en la Convención Anual Latin America Grower Summit en la Ciudad de Chicago.

¿Si la producción del último ciclo agrícola 2014-2015 fue de 10 mil 600 toneladas por qué debe venderse? En noviembre del 2013 la organización Ciudadanos Observando daba cuenta de que los invernaderos de Santa Rita generaban utilidades mensuales por más de un millón de pesos. Entonces ¿quién miente o qué intenciones ocultas hay detrás de la propuesta para que sean vendidos?

El problema de los invernaderos no es su viabilidad como proyecto productivo sino la administración y el gasto excesivo en sueldos de altos funcionarios que de acuerdo a la misma publicación de Ciudadanos Observando tan sólo el Director General percibía 112,339.20 pesos mensuales. Antes de pensar en vender para tener recursos para gastar una sola vez el diputado debe preocuparse por realizar los ajustes pertinentes para poder crecer y multiplicar este tipo de proyectos.

Finalmente, si el diputado quiere poner a la venta un invernadero que “no sirve” sus intenciones son fraudulentas ya que pretende que un comprador de buena fe adquiera algo que está más descompuesto que la vida interna de su partido y si ya tiene el comprador en mente a quienes está engañando es a los potosinos, pues intenta hacernos creer que debemos deshacernos de un proyecto que, probablemente y a pesar de todo, está en su mejor momento. ¿Hasta cuándo?

¡Que la UASLP baje los costos de posgrados y licenciaturas! #EducaciónParaTodos (302 días)

¡Ni un día más en el silencio, ni un día más sin Carmen Aristegui!

@JaimeNavaN

Jaime Nava N.
Jaime Nava N.
Estudiante de maestría en Derechos Humanos por la UASLP. Activista en Amnistía Internacional.