Oran en la Basílica de Guadalupe por que regresen con vida los estudiantes
20 octubre, 2014
éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo
Gallardistas sin empacho
20 octubre, 2014

Las últimas tunas de la temporada

Carlos López Torres

L a cosecha de tunas en la entidad no ha sido mala, al decir de los conocedores; permitió, entre otras cosas, el avance en la recuperación del calificativo de estado tunero por excelencia, opacado en los últimos años aunque sostenido oficialmente por razones de orgullo e identidad más que por su producción y calidad de las tunas.

Sin embargo, la temporada ya casi por terminar, para dejar paso de lleno a la política electorera, nos ofrece algunas de las últimas tunas que habremos de degustar los potosinos en medio de este tunal de sorpresas y de tunas que ya huelen mal.

La diputada Rosa María Huerta, por ejemplo, nos deleita con una de esas tunas cardonas más amarga que dulce, cuando a toro pasado recuerda a los munícipes de todos los ayuntamientos, que llevan ya dos años despachándose con la cuchara grande, que deben cumplir con el Acuerdo del Consejo Nacional de Armonización Contable, para que transparenten y armonicen la información financiera relativa a la aplicación de recursos públicos, a efecto de concordar con la Ley General de Contabilidad Gubernamental, aprobada tardíamente en nuestra entidad.

Otra tuna espinosa cuyo escozor dura ya muchos años, es la del rezago educativo en la entidad que afecta a 744 mil 788 potosinos, entre ellos a 140 mil 467 analfabetas, 268 mil 503 que no terminaron la primaria y 365 mil 818 sin secundaria terminada que en esta enésima campaña alfabetizadora –puesta en práctica en la precampaña electoral–, con una inversión millonaria que movilizará a más de un millón de promotores en todo el país, pretende disminuir el escandaloso rezago educativo tipo tercermundista.

Entre otras tunas amarillas que uno no puede dejar de mondar destaca una irritante e indigesta, servida por el antiguo alfabetizador Ángel Castillo Torres, quien después de soltar a diestra y siniestra recursos para el establecimiento de pequeños negocios, vía el Sistema de Financiamiento para el Desarrollo del Estado (Sifide), ahora nos sale con que existe una alta mortandad de negocios cuya cifras debe tener el Inegi, afirma el burócrata, quien en plena precampaña de Silva Nieto por alcanzar la gubernatura, desde la SEGE, encabeza la campaña Movilización para la Alfabetización a la que se destinaron millones de pesos con magros resultados, aunque electoralmente el tricolor ganó la gubernatura.

No podía faltar la popular tuna camuesa de los alrededores de la capital, llenadora con abundantes semillas, como la presentada por Interapas al tiempo de informarnos que en la zona sur poniente de la ciudad, la zona dorada donde abunda el agua, mientras el oriente padece racionamiento pagado al contado y en efectivo aunque no tenga agua, contará en un primer momento con la instalación de 6 mil 500 medidores inteligentes que permitirá al organismo operador no tomar la lectura y los usuarios ya no tendrían cuenta, ya que ellos mismos mediante la tarjeta respectiva tomarían su propia lectura y pagarían lo correspondiente en un plazo de 10 días.

Los simples mortales del resto del municipio tendrán que esperan que alguna administración municipal cumpla el contrato firmado de Mejora Integral de la Gestión del Interapas, para dejarse de mentiras sobre la puesta en práctica de El Realito, obra que no podrá ser operada en cuanto al abasto del agua hasta en tanto no se lleve a cabo toda la infraestructura del proyecto mencionado archivado, mientras a la población se le afirma que El Realito será la panacea. Por lo espinoso esta tuna deberá ser mondada con calma y revisada por los olores nauseabundos que emanan de su interior.

JSL
JSL