Justifica delegado INM uso de la fuerza contra hondureños
25 noviembre, 2015
reforma energética
México SA: De ‘‘hipócritas’’ y realidades
25 noviembre, 2015

Delincuentes desatados

Carlos López Torres

Sin tomar en cuenta a los funcionarios que no dejaron ni para el papel sanitario en las respectivas dependencias, palacios municipales y otros organismos desconcentrados, lo cierto es que sí ha aumentado la delincuencia en la entidad.

Nadie señala que ello se deba a la transición gubernamental, toda vez que según el secretario de Gobierno no se dejó rendija alguna sin cubrir, para que se colara el desastre policiaco dejado por el sexenio de la impericia y la omisión; lo que sí queda claro es que los malos hábitos de la vieja cultura política permean desde hace tiempo las instituciones, incluyendo, por supuesto, las responsables del orden y la tranquilidad.

Sería sano, por ejemplo, que los dos agentes ministeriales que traen acosada a una mujer en San José del Tapanco, del municipio de Rioverde, sin ninguna orden, fueran investigados para comprobar si efectivamente libraron las evaluaciones de confianza y control.

Por supuesto, no se trata de que el director de la Ministerial, José Guadalupe Castillo Celestino, envíe a su subalterno Fernando Flores a meter en cintura a los elementos ya denunciados, pues el compadre de Castillo Celestino ya tiene su propias broncas denunciadas ante la CEDH, por la esposa de un elemento a quien maltrató y arrestó, haciendo realidad la nueva pedagogía de la madriza, inaugurada por el secretario de Educación, Aurelio Nuño, contra los maestros, mediante el garrote de los gendarmes de Enrique Galindo.

Se trata de que hasta el momento el ciudadano de a pie desconoce el diagnóstico llevado a cabo sobre el estado que guarda la seguridad en la entidad, aunque sin explicación alguna tiene que aguantar la andanada de todo tipo de delincuentes, incluyendo todos los que supuestamente dejaron arcas vacías e infinidad de pendientes en varias administraciones municipales pasadas, cuyas demandas por peculado y uso indebido de la función pública seguirán archivadas.

Uno no sabe efectivamente si la infracción por la fotomulta, de la que nunca fue notificado, fue real o de plano se cobra en el marco de la recaudación de última hora, dado que, para que se anime a pagarla el afectado le descuentan el 50 por ciento, sin más alegato, nos comenta un ciudadano al que le aparecieron tres de estas infracciones.

El caso es que en el marco de la presentación de los proyectos de Ley de Ingresos de los ayuntamientos, lo que se está viendo es la tendencia que ya habíamos señalado de aumentar el cobro de algunos impuestos y servicios, dado que los presidentes municipales dicen no contar para cubrir los sueldos de diciembre y los aguinaldos respectivos.

O sea, de otra manera, de “manera legal”, dicen los que gobiernan, aunque no es lo mismo, pero es igual como dice la canción, quienes pagamos siempre los platos rotos somos los contribuyentes. ¿Será que seguiremos con los mismos vicios y corruptelas sistémicas?