Ejidatarios de Guadalupe Victoria toman la presidencia de Mexquitic
10 Marzo, 2017
Engaño
10 Marzo, 2017

El descompuesto San Luis Potosí

Carlos López Torres

Bajo los imprescindibles actos mediáticos que de tarde en tarde les da por organizarse a los gobernantes, subyacen sin tanto reflector, de manera inevitable, los problemas derivados de las formas desgastadas del ejercicio del poder de los gobernantes y sus respectivos institutos políticos, en medio de una serie de contradicciones que ensombrecen el panorama local, por más esmero publicitario dirigido a renovar la esperanza de la decepcionada ciudadanía que no soporta más de lo mismo.

Cual espejo en miniatura del desastre político-financiero nacional que día a día avanza en su proceso de descomposición, el escenario potosino refleja en sus diferentes facetas todas aquellas formas manipulantes, de simulación, de control, de uso y abuso impune de la administración pública, por quienes pretenden retener el poder y las parcelas que de ello se derivan como usufructo para garantizar el continuismo tan arraigado en nuestro postergado solar.

Veamos: mientras con bombo y platillos se inauguraba el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE), y su titular en la entidad, Joaquín González Torre, se iba grande al asegurar que el instituto servirá para sacar adelante a la comunidad pobre de la entidad, la consejera presidenta del INEE, Sylvia Schmelkes, declaraba que en materia de equidad educativa San Luis Potosí no andaba bien que digamos. Al mismo tiempo, allá en Tanquián, en la Huasteca, los padres de familia que tomaron la escuela Mariano Escobedo acusaban a la SEGE de manejarse con doble moral al afirmar en el discurso que la educación es gratuita, mientras se obliga a los padres a seguir pagando cuotas.

Aquí mismo en la capital, algunos líderes empresariales de plano coincidían con este modesto escribano, al llamar a desplegar un campaña antirreleccionista contra los integrantes de “la peor Legislatura que ha existido” en San Luis Potosí, metida en constantes escándalos de todo tipo mientras el rezago legislativo crece y los otros poderes hacen lo que quieren sin contrapeso alguno.

Mientras el partido Morena, sin explicar qué hicieron todo este tiempo los órganos dirigentes locales y los asesores del único diputado con que contaban, para evitar las terribles desviaciones de que hoy se le acusa al formar parte de esa peor Legislatura que hemos padecido, los panistas a su vez dan severo golpe al diputado Enrique Flores Flores, aunque para el berrinche de los azulinos, este habrá de presidir la Jucopo del Congreso, en tanto el Congreso se desgasta más aún, discutiendo en el pleno la amenaza misógina que profiriera contra la diputada Xitlálic Sánchez, el émulo de míster Donald Trump, el priísta Romero Calzada.

Ya para completar el descompuesto escenario local, el alcalde Gallardo Juárez asegura que el “cobrador” de la CMIC, impuesto en ese organismo por Leopoldo Stevens, según dicho del presidente municipal, actúa políticamente sólo para lograr obras para su supuesto protector de la Seduvop, aunque reconoce según el viejo adagio: debo, no niego; pago, no tengo.

Y mientras los polis federales y estatales se demandan y contrademandan, el procurador llama a los cuerpos policiacos estatales y municipales a mantener un mínimo de coordinación y presencia frente a los ajustes de cuentas entre delincuentes.