Gracias Julio Scherer
8 enero, 2015
reforma energética
México SA: México retorna a 1974
8 enero, 2015

Deslindes en caso Gallardo

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Acusaciones a la ASE
Queja ante CEDH
Posiciones encontradas

A yer fue un miércoles de deslindes, acusaciones, defensas y proverbiales leñadores. Con el anuncio oficial de la consignación y encarcelamiento de Ricardo Gallardo Cardona como presunto responsable de delincuencia organizada y malversación de fondos públicos, las críticas a los organismos que en primera instancia avalaron su trabajo, como el Congreso del Estado y la Auditoría Superior del Estado, no se hicieron esperar.

Por su lado, los diputados se defendieron diciendo que ellos sólo firmaron la investigación que la ASE efectuó sobre la cuenta pública soledense. No sería la primera vez que rubrican algo sin leer.

Y la ASE señaló que tiene todas las pruebas de que su trabajo fue bien hecho, y que al igual que en los casos de Victoria Labastida, o de Marcelo de los Santos, o de toda la miríada de políticos potosinos señalados en su momento de posible corrupción, papelito habla, y si dichos documentos legalmente válidos comprueban los gastos realizados, ellos como auditoría no pueden hacer más, sin arriesgarse a violar la privacidad de los investigados.

Por ahora, Gallardo Cardona ha quedado fuera del escenario político, y las redes sociales se han visto convertidas en un foro donde la mayoría de las voces, al menos en las páginas de Facebook de los principales diarios y agencias, ponen en duda la culpabilidad del aún alcalde con licencia, e incluso dicho espacio es aprovechado por el padre del detenido, Gallardo Juárez, quien agradeció las muestras de solidaridad de los cibernautas hacia él y su familia.

Aunque sus acciones no se quedaron ahí, pues Gallardo Juárez ya presentó una queja ante la comisión de Derechos Humanos, pues considera que se violaron los derechos de su hijo. Cabe recordar que los rumores iniciales sobre el arresto ocurrido el lunes, apuntaban a que eran los dos Gallardos los objetivos de los policías federales.

Mientras tanto, el PRD estatal al fin emitió su postura oficial, señalando que son claros los intereses electorales que están afectando al joven político, que falta imparcialidad y no se está respetando la presunción de inocencia, contradiciendo la postura del CEN del sol azteca, que se ha limitado a decir que esperan un proceso apegado a derecho.

Una postura semejante a la de la Iglesia, la cual pidió que no se estigmatice, ni se declare culpable a nadie sino hasta demostrarse plenamente el delito. Por su parte, la ASE abonó en el debate, señalando que al menos en las cuentas que ellos tienen, las facturas y pagos fueron correctos y no hay delito que perseguir, salvo detalles menores. Aunque también aclaró que su capacidad legal para investigar no le permite detectar la llamada “triangulación” de que la autoridad federal acusa al ex munícipe soledense.

Y al mismo tiempo que esto pasa, el ambiente en la presidencia municipal de Soledad se aprecia cabizbajo, no hay miradas desconfiadas o agresivas, sólo una especie de inquietud, aunque los empleados se negaron a decir la causa de los ánimos decaídos. Un escenario muy diferente al que previó el delegado de Gobernación, quien en declaraciones deja entrever que había temor de que la población simpatizante del Pollo pudiera querer protestar, dado que entre ellos impera la sensación de que se trata de un asunto político, no jurídico.

A pesar de esto, en el PAN ya se está viendo a futuro, y al parecer la aparente salida de Gallardo de la ecuación ha hecho renacer entre ellos la posibilidad de una alianza entre izquierda y derecha. A diferencia de las semanas anteriores, admitieron que ahora se está estudiando la posibilidad de ir juntos contra el PRI, cosa que dadas las aspiraciones gallardistas se veía improbable, ya que ni uno ni otro partido estaban dispuestos a declinar a su candidato a favor del contrincante.

Ahora, incluso se dieron el lujo de negarle el registro como aspirante a Alejandro Lozano, quien pese a haber conseguido reunir las firmas requeridas, por causas estatutarias perdió la oportunidad de contender. Aunque esto no impidió que en una rueda de prensa, con términos como “disciplina” que hacen recordar tintes tricolores, señalara que se retiraba de la contienda para no fragmentar al partido.

JSL
JSL