En manos de un Ayuntamiento delincuente
8 diciembre, 2014
El factor Gaviota desinfla eventual candidatura de Juan Carlos Valladares
8 diciembre, 2014

Diferendo Soledad-CEDH

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

¿Golpeteo político?
Comandancia, el reloj corre
Pro Ayotzinapa, a oscuras

CampanaN uevamente el gobierno de Soledad de Graciano Sánchez se encuentra en la mira de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, luego que en la noche del jueves y madrugada del viernes en la colonia Pavón, más de 30 jóvenes del Cobach 17 fueron detenidos por policías municipales al estar en una fiesta, la cual, a decir de los agentes, no contaba con permisos para realizarse.

No es el primer diferendo que tiene la CEDH con la alcaldía de Ricardo Gallardo Cardona. El más reciente fue una recomendación emitida a raíz de que se les negó atención médica a varios ex trabajadores del ayuntamiento a pesar de encontrarse en el plazo que según sus propios reglamentos permite para aún ser beneficiarios del seguro al que como empleados del municipio estaban adscritos. Y desde principios de 2014 y el pasado año 2013, se emitieron al menos tres recomendaciones por abuso de autoridad, detención injustificada y tortura, en contra de la policía soledense.

La respuesta oficial fue simplemente acusar golpeteo político, ya que afirma la alcaldía, a través de su secretario, que Jorge Vega Arroyo busca contender por la alcaldía el próximo año. Por su parte, la Comisión se limitó a advertir que este caso podría llegar incluso a instancias internacionales, al tratarse de menores detenidos y protegidos por tratados firmados por México.

CampanaSe acercan las vacaciones de invierno, y el reloj corre contra los vecinos y padres de familia de la escuela Morelos, que quieren impedir se construya una comandancia frente a donde acuden sus niños diariamente. Luego de las muchas declaraciones y hasta cambios de nombre del proyecto, los inconformes siguen denunciando que se les ha intimidado y amenazado, pero que eso no les impedirá mantener su resistencia a lo que ahora la alcaldía llama “Unidad de respuesta” del Centro Histórico, tratando de eliminar cualquier referencia a la presencia de agentes policiacos en el lugar.

Pese a esto, los vecinos y padres anunciaron que durante la semana reiniciarán la batalla legal contra la edificación, usando leyes recién promulgadas a nivel federal, pero que no quieren difundir para evitar que el gobierno municipal les madrugue. Además, se unieron al grupo vecinal que también se opone a la construcción de un salón de eventos enfrente del hotel Palacio de San Agustín, en el corazón del Centro Histórico, zona según la ley, protegida de edificaciones que rompan con el perfil arquitectónico antiguo o dañen la estructura de los edificios aledaños.

También salieron a negar las supuestas vinculaciones que se hicieron luego de que el comité municipal del PAN llamara a rueda de prensa y hablara del tema, tras petición de una de sus regidoras capitalinas. Señalaron que tanto el PAN como Oscar Vera y Eugenio Govea, de los partidos Conciencia Popular y Movimiento Ciudadano, se les han acercado para ofrecer apoyo de algún tipo, el cual podría aceptarse eventualmente, pero sin que en ningún momento se les permita negociar o dirigir las decisiones de los padres de familia y vecinos, pues, dijeron, no se trata de un asunto electoral, sino de la seguridad de sus hijos.

Por su parte, el titular de la SEGE, Juan Manuel Carreras, negó que haya presión contra los padres de familia, luego de que estos acusaran a las autoridades educativas, en especial a Griselda Álvarez, del SEER, de hostigar y amenazar veladamente a sus hijos, al señalar que “hay mucha delincuencia en la zona”. Carreras señala que las autoridades educativas no pueden intervenir en los grupos de padres de familia, sus acciones o capacidades legales, aunque en días pasados la misma Griselda les dijera a los inconformes que “los padres de familia ya no estaban dentro de la discusión de la comandancia”, e incluso, señalan varios de ellos, se “encerrara” a solas durante horas con la líder de los padres de familia, Cristina Mata, tratando de convencerla sin compañía o apoyo alguno de dejar de oponerse al proyecto.

CampanaY este sábado pasado, la caravana de los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala estuvo en San Luis Potosí, exponiendo las pinturas que varios artistas hicieron de los rostros de sus hijos y amigos, levantados el 26 de septiembre. En un acto que al efectuarse en día inhábil no contó con la convocatoria tan grande de otras manifestaciones previas, sí fue muy notoria debido a las pinturas expuestas, al grupo de 43 sillas vacías colocadas frente al Palacio Municipal, y la buena afluencia de potosinos que, curiosos, examinaban los carteles que criticaban duramente al gobierno, las mantas acusatorias y los cuadros con las caras de los desaparecidos.

Igualmente, escuchaban de lejos al padre de uno de los normalistas, a varios de sus compañeros, a un sobreviviente de esa noche y la pesadilla que vivió, aunque el sonido se escuchaba continuamente interrumpido por la música festiva que otros manifestantes, los antorchistas que se encuentran plantados frente al Palacio de Gobierno, tenían a todo volumen.

Otro de los detalles curiosos de la manifestación, fue que las luces de la plaza de Armas no se encendieron sino hasta las 10 de la noche, por lo que buena parte de la protesta se efectuó a oscuras. En cambio, sí encendieron las luces navideñas del Palacio Municipal, impidiendo la proyección en sus paredes de varios mensajes que los manifestantes querían hacer del conocimiento público, además de opiniones que en tiempo real pedían a la gente que pasaba por la plaza.

 

 

JSL
JSL