san pedro
Absoluto fracaso, la presencia del comisionado en Michocán
18 diciembre, 2014
Resurge la relación entre Washington y La Habana
18 diciembre, 2014

Dinero: Coca-Cola, Walmart y McDonald’s en Cuba

Dilma

C oca-Cola se vende en todo el planeta, excepto en dos países: Corea del Norte y Cuba. La lista pronto se achicará a uno solo. Además de las implicaciones históricas, políticas, sociales y humanas que conlleva la decisión del presidente Obama, de terminar el embargo que dura más de medio siglo, habrá repercusiones económicas. Cuba es un mercado de 11 millones de consumidores –aproximadamente del mismo tamaño que el Distrito Federal y sus alrededores. Otras compañías trasnacionales que harán pronto aterrizaje serán Walmart, Nike y McDonald’s, de acuerdo con Bloomberg y otras publicaciones internacionales. Probablemente también bancos como Citigroup y Chase. Obama permitirá a los negocios exportar mercancías como materiales de construcción, equipo agrícola y de comunicaciones. Un sector que recibirá gran impacto será el turístico. Cuba se convertirá –ya lo es– en competidor de Cancún y el Caribe mexicano. En sentido inverso, la industria del tabaco cubano tiene gran futuro, así como sus rones, pero no produce manufacturas de exportación competitivas. En cambio, su avanzada medicina –como el tratamiento para el cáncer– tendría buena acogida, una vez que cumpliera los requisitos de la FDA. Me tocó ver años atrás la llegada de la Pepsi-Cola a Moscú. Ojala no se repita la historia que siguió a ese suceso en la antigua Unión Soviética.

El contrato del agua para Monterrey
Una red de organizaciones de la sociedad presentó una solicitud de amparo contra la construcción del acueducto Monterrey VI, argumentando la falta de consulta ciudadana sobre el proyecto. El representante de las organizaciones, Mario Núñez, explica que la comunidad nunca fue enterada del proceso de licitación –la cual ganó un consorcio de cinco empresas, una de las cuales, Concretos y Obra Civil del Pacífico, es propiedad de Juan Armando Hinojosa, el de las residencias de Lomas y Malinalco. Además, de acuerdo con la organización ecologista Reforestación Extrema, “la dirección de Agua y Drenaje de Monterrey falseó y alteró información de manera deliberada con la intención de justificar este proyecto y hacerlo parecer ante la opinión pública como algo urgente y pertinente. El proyecto Monterrey VI contempla la construcción de 372 kilómetros de longitud de ductos para transportar agua a la zona metropolitana de Nuevo León desde el río Pánuco, se iniciará en San Luis Potosí y concluirá en Linares. Se contempla que requerirá una inversión de 57 mil millones de pesos.
@Vox Populi
Asunto: el presunto “orate y corrupto” de Miguel Hidalgo
En relación al escrito presentado por el C. Jefe Delegacional en Miguel Hidalgo, Lic. Víctor Hugo Romo Guerra, en el cual se refiere al artículo aparecido en la columna Dinero del diario La Jornada, correspondiente al pasado lunes 15 de diciembre, mucho le agradeceré publicar la siguiente respuesta:
El llamado Proyecto Masaryk, se ha llevado a cabo en medio de un desorden e improvisación que ha sido registrado por los medios de comunicación. Como muestra de esta afirmación están las fotografías que dieron cuenta de la destrucción de banquetas ya terminadas, para hacer las dichosas bahías sin importar que ya estuvieran revestidas de granito.
No es pues ninguna novedad, que las autoridades responsables del proyecto arrojen alegremente cifras y calendarios.
De poco o nada servirá recordar que efectivamente sí se ofreció concluir las obras de “la Primera Etapa del Proyecto” (de Moliere a la glorieta de Masaryk) antes de las fiestas navideñas.
De nada servirá recordar que, en un principio, se dijo que el proyecto tendría un costo de 450 millones.
Será también un ejercicio inútil recordar que hace unas cuantas semanas este presupuesto inicial fue modificado y aumentado en 30 millones, en una conferencia de prensa ofrecida por las autoridades en la terraza del Hotel Hábitat.
Inútil recordar que el propio delegado Romo Guerra fue públicamente desmentido por el gobierno de la ciudad, en materia de quién y cómo se pagaría el impuesto o “contribución de mejoras” para sufragar el proyecto, tal como quedó reseñado por la prensa el 4 de marzo de 2014.
Tampoco tendrá caso insistir en que las llamadas bahías, que se han habilitado de forma desordenada e improvisada y cuyo número el propio delegado Romo dice ser de 20 para “ascenso y descenso de pasaje y de discapacitados”, sin aclarar que en un principio se limitaban a sólo seis y que estas 20 son únicamente las que se han habilitado, hasta hoy, en la Primera Etapa del Proyecto que va de Moliere a la glorieta de Masaryk, sin considerar las que pudieran sumarse en los tramos que aún no se terminan.
No perderemos el tiempo, recordándole al Lic. Romo Guerra que instituciones como Coparmex se han encargado de exhortar que se respete el proyecto original de remodelación de Masaryk.
Mucho menos tendrá caso insistir en la cantidad de restaurantes que se han abierto y se seguirán abriendo, como nunca antes en el área de Polanquito, con base en todo tipo de argumentos, menos basados en el cumplimiento de la ley, como tácitamente lo confiesa el delegado en Miguel Hidalgo en su escrito.
Por último, dejo constancia de no ser la fuente que aplicó al delegado Romo Guerra los calificativos de “corrupto” y “orate”.
Armando Cuspinera
R: Los calificativos fueron expresados en una de las recientes protestas públicas.
Twitter
México aplicó la doctrina Estrada en sus relaciones con Cuba. La decisión de Obama da la razón a la diplomacia mexicana.
Diego Valadés @dvalades
Mi vecino cubano salió a gritar: “¡Obama se reúne con Raúl!” Esperemos que se refiera a Raúl Castro y no a Salinas.
@martinsolares
Dice mi hijo de siete años. ¡No quiero ser presidente porque me van a odiar! Le dije: hay presidentes buenos, el de Uruguay, Ecuador, etcétera.
@miroandi1

Enrique Galván Ochoa
Enrique Galván Ochoa
Autor de la columna Dinero en La Jornada. Analista de MVS Radio. Libro en preparación: 'The Richest man in the World'. (Biografía NO autorizada de Carlos Slim).