violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Diputados y senadores recorrieron la ruta de escape seguida por Guzmán Loera
16 julio, 2015
Astillero, Pacto por México
Astillero: Los cambios de Mancera
16 julio, 2015

Dinero: Fracasó la primera subasta del patrimonio petrolero

Dilma

U na compañía llamada Sierra Oil&Gas, fundada apenas el año pasado, salió ganadora de los únicos dos bloques que pudo colocar el gobierno mexicano en la primera subasta del patrimonio petrolero nacional (ronda uno). Sierra se presenta a sí misma como ‘‘la primera compañía independiente de exploración y producción de México’’. Hace un año anunció que había comprometido a tres inversionistas que en total aportarían 525 millones de dólares de capital. El director es Iván Sandrea, ejecutivo de extensa experiencia, dice la empresa. Los tres socios inversionistas son: Riverstone Holdings, EnCap Investments (cada una aportó 225 millones de dólares) e Infraestructura Institucional, con una aportación menor, sólo 75 millones. Es la socia mexicana. Como antecedente, aparentemente está relacionada con el empresario Juan Armando Hinojosa Cantú.

¿Fue un fracaso?

Desde fuera de México, fue un fracaso. Dice el Financial Times: ‘‘Fue un comienzo decepcionante para la histórica primera licitación de petróleo y gas en México. Sólo dos de los 14 bloques de exploración de aguas poco profundas fueron adjudicados, y el mismo consorcio tomó ambos. No hubo ofertas en absoluto para ocho bloques y en cuatro las escasas ofertas fueron rechazadas por ser más bajas que el límite del gobierno. Statoil, la más grande de Noruega, fue superada ante el único bloque en el que estaba interesada. ONCG Videsh, de India, también ofertó para dos bloques, pero sus propuestas fueron descalificadas, también, por no llegar al límite impuesto por el gobierno, el cual fue revelado al inicio de la licitación de cada bloque. Igualmente un consorcio formado por Murphy de Estados Unidos, y Petronas de Malasia ofertó muy bajo dos bloques’’. En resumen: mal momento para la subasta, el precio del petróleo no es atractivo. Tendrán que bajarse porque el sexenio se está yendo muy rápido.

¿De veras escapó?

Esta semana he presentado diversas especulaciones sobre los efectos que podría tener la fuga de El Chapo Guzmán sobre la hundida economía mexicana. Una mayor exportación de drogas mejoraría el ingreso de divisas. Sin embargo, no estoy convencido de que la fuga sea real. Algunos indicios señalan que posiblemente se trata de una producción tipo Televisa. ¿No es la hermana del vicepresidente de Noticias, Arely Gómez, la procuradora general de la República? En un escenario imaginario, pero no improbable, El Chapo sería recapturado pronto y el suceso se convertiría en el relanzamiento de la imagen del gobierno de Peña Nieto, que está en un túnel más profundo que el hipotético pasadizo por el que se habría escapado el capo sinaloense. La plataforma publicitaria está preparada. Televisa, por supuesto, para el consumo nacional, y todos los medios electrónicos y escritos, con excepción de los muy contados que conservamos nuestra independencia. Y en el extranjero, el equipo de Paulo Carreño, el hijo de Pepe Carreño, a quien le han montado una plataforma de comunicación con recursos sin límite. ¿Qué apoya la hipótesis de que El Chapo no huyó, lo tiene el gobierno y será utilizado como estrella del relanzamiento de la imagen de Peña Nieto? Un solo argumento: no es posible que sean tan estúpidos como para haberle permitido escapar.

Lo que resta por subastar

¿Y si venden la luz del sol? ¿Y los vientos? ¿Y todas las fuentes de energía renovable? Es el recurso que queda cuando acaben de rematar el petróleo. La producción de México en materia de energía renovable registró en 2014 un crecimiento de 27.41 por ciento en comparación con las energías convencionales. Según datos del portal de la Secretaría de Energía (Sener), la generación de energía verde representa 10.23 por ciento de la producción total. Sin embargo, el lugar que ocupa a escala mundial sigue estando muy atrás de los líderes.

@Vox Populi
Asunto: Lo que era nuestro

Tengo 54 años. Cuando era pequeña (7 u 8 años) mi abuela materna nos platicaba sobre cómo había entregado sus únicos aretes de diamantes para ayudar a que el petróleo fuera nuestro. Además de eso había cargado a su única hija, mi madre, con sus dos mejores gallinas y las obsequió a la causa. Decía, sin embargo, que había valido la pena. Ella, que no cursó ni siquiera la primaria, comprendía mejor lo que otros educados en Oxford y Harvard no entienden: que ése era un recurso para tener un mejor país. Hoy, escuchando la noticia de la manera en que han puesto el petróleo a la venta, me ocurrieron dos cosas: la primera, llorar pensando en mi abuela; la segunda, indignación, porque todo el sacrificio que hicieron nuestros padres y abuelos se menospreció por parte de gente que cree que ellos pueden disponer de nuestra herencia como mejor les conviene.
Silvia Cruz
/Distrito Federal
R: El maestro Mario de la Cueva (qepd) solía referirse en su cátedra de derecho constitucional a la justicia inmanente (fue director de la Facultad de Derecho y rector de la UNAM). Es algo que está por encima de las leyes de los hombres. La estamos viendo en México: primero se les cayó el precio del petróleo, ahora no encuentran clientes que exploten los yacimientos. Van a tener que lucrar menos.
Tuits
Así pase un mes, un año, dos o más, mi radio seguirá en silencio…
@AristeguiOnline @galvanochoa @kmiret @danliza @ihuertaz
Sergio Palma @Trompeta_SME
No manden al Chapo al Altiplano, llévenlo a hacer un trámite con Telcel o Banamex y ahí se va a quedar forever.
@Beulowsky
Chapoducto, el concepto.
@lahojaldra

Enrique Galván Ochoa
Enrique Galván Ochoa
Autor de la columna Dinero en La Jornada. Analista de MVS Radio. Libro en preparación: 'The Richest man in the World'. (Biografía NO autorizada de Carlos Slim).