Apoyará EU las reformas de seguridad y justicia
11 diciembre, 2014
Mexicano protesta en la ceremonia de entrega del Nobel
11 diciembre, 2014

Dinero: Gasolineros podrían ir a paro nacional

Dilma

L os gasolineros de la República estarían dispuestos a hacer un paro en sus estaciones de servicio si el gobierno rehúsa cambiar las condiciones que ha impuesto la reforma energética, ya que podrían llevarlos a la quiebra. Se reunieron ayer en Guadalajara, en el Foro sobre el Futuro del Sector Gasolinero, convocados por la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas). El panorama que tienen enfrente es este: a partir del próximo primero de enero comenzará un periodo de transición en el que tendrán que ponerse a competir entre ellas antes de que, en 2017, lleguen las empresas extranjeras a establecer sus propias gasolineras. El gobierno dejará de determinar un precio oficial y en su lugar pondrá un “precio máximo sugerido”, que tendrá un incremento conforme a la inflación –el presidente de Amegas, Pablo González, calcula que este aumento rondará los 40 centavos. Los expendios podrán ofrecer descuentos al público, pero no vender los combustibles por encima del “precio máximo sugerido”. Es un plan perverso, dicen, para que las estaciones de servicio desaten una guerra de precios –que acabará con el de por sí reducido margen de ganancia por litro– y se coman las unas a las otras antes de que lleguen Shell, Chevron o Petrobras a instalarse en cada esquina. Hay una situación absurda: según la ley, los gasolineros no pueden modificar los precios de los combustibles más que al alza, de manera que si comienzan a bajar el costo por litro podrían ser sancionados por la Comisión Federal de Competencia. Los asociados a Amegas firmaron un acuerdo de responsabilidad y honestidad, por el que se comprometieron a unirse para sostener un mismo precio de la gasolina, puesto que “no se puede competir con rebajar unos centavos, cuando el competidor ilegal que está en las calles oferta las gasolinas con rebaja de siete pesos por litro”, indica el documento.

Los PRInetes del Apocalipsis

A pesar del anuncio de la intervención del Banco de México y la Secretaría de Hacienda, los capitales en fuga ganaron ayer otro round. El peso cayó a 14.87 por dólar –va camino a los 15 pesos de los años 2008-09. El petróleo siguió en picada: bajó de 56.70 a 54.40 pesos el barril (Pemex de exportación). Los inversionistas lamentaron la caída de la Bolsa Mexicana de Valores en 2.28 por ciento. Los papeles de algunas empresas se vieron severamente afectadas: ICA, 5.64 por ciento; LAB, 4.88; Alfa, 4.60, y Sanmex, 4.54 por ciento. No son hechos aislados, tienen como común denominador el desplome del precio internacional del petróleo. ¿Estamos ante la primera gran crisis del siglo XXI de un gobierno priísta? Como dicen por ahí: si un pajarraco camina como pato, grazna como pato y nada como pato, es un pato. Si hubiera prudencia –y honestidad– de los funcionarios del gobierno, detendrían, al menos por el momento, la entrega de concesiones de exploración y producción. Al menos hasta que se aclare el panorama. Sin embargo, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, esta mañana anunciará la próxima asignación de 14 yacimientos de petróleo en aguas poco profundas que licitará el gobierno el próximo año, como parte de la llamada ronda uno. Baratitas, para que los socios se animen a entrarle al negocio.

¿Más impuestos, más préstamos o recorte?

De acuerdo con el economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán, la menor producción petrolera, la caída en el precio del crudo y el mayor costo de las coberturas para 2016 pondrán a la Secretaría de Hacienda en el dilema de subir impuestos, elevar el déficit o contraer el gasto para reducir las presiones a las finanzas públicas a partir de ese año. Pero conociendo como conocemos a la clase política, el comentario es del autor de esta sección, contraer el gasto no es opción. Optarán por elevar los impuestos y endeudarse más.
@Vox Populi
Asunto: cuatificación
del presupuesto
Nosotros vivimos en el estado de México, en Otumba y Nopaltepec, municipios colindantes a San Juan Teotihuacán. Pertenecemos al programa antes llamado Procampo, hoy Proagro. La Sagarpa siempre nos ha pagado entre mayo y noviembre. Este año, el primero como Proagro, no nos quieren pagar. Dicen que Hacienda no da el dinero a la Sagarpa y por eso no nos pagan. Si son recursos que se asignaron desde hace un año, ¿por qué Hacienda no quiere dar el dinero a la Sagarpa? ¿En qué se gastó el dinero Hacienda, que no nos puede pagar el Proagro? ¿Para el Buen fin Hacienda sí da el dinero y para Proagro no? Ojalá antes del 19 de diciembre que salen de vacaciones ya podamos recibir nuestros pagos.
Julio Galicia
R: Es la misma historia desde que empezó este fabuloso (¡gulp!) sexenio: Hacienda no quiere pagar. Excepto a los cuates.
Twitter

–Le tengo malas noticias.
–Ya dígame, doctor. ¿Qué tengo?
–Se lo pondré así: usted volverá a votar por el PRI.
–¡Oh, no, Alzheimer!
@ElPsicoanalista

Con tanto asesinato de periodistas, en México sería más heroico ser Clark Kent que Superman.
@OscarDelDiablo

Idea millonaria: ponerle una araña falsa a la llanta de tu coche cada vez que te estaciones en una zona con parquímetros.
@nereisima

Enrique Galván Ochoa
Enrique Galván Ochoa
Autor de la columna Dinero en La Jornada. Analista de MVS Radio. Libro en preparación: 'The Richest man in the World'. (Biografía NO autorizada de Carlos Slim).