violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
El caso Iguala, “mero pretexto” para realizar protesas, afirma tío de Peña Nieto
8 diciembre, 2014
Violencia e intolerancia poco abonan a caso Iguala: Cienfuegos
8 diciembre, 2014

Dinero: Pega devaluación a empresas con deudas en dólares

Dilma

N o es la primera vez que ocurre: los grandes corporativos privados están muy endeudados en dólares, y la devaluación del peso los coloca en situación de riesgo. El fin de semana el dólar libre se cotizó en 14.75 pesos, una depreciación de casi 10 por ciento en lo que va del año. La Secretaría de Hacienda informa periódicamente de la deuda del sector público, tanto la interna como la externa, pero no se ocupa de la privada. Sin embargo, según el Banco de México, al cierre del segundo trimestre del año llegó a 119 mil 402 millones de dólares, históricamente la más alta.
¿Qué sucede si una o varias empresas privadas caen en insolvencia y se declaran incapaces de cubrir los intereses y la deuda principal en dólares? Ya ha sucedido antes: el gobierno utiliza dinero de los contribuyentes para rescatarlas. La lógica que usa es que hay que “salvar la planta productiva”. Es curioso: los dueños de esa “planta productiva” son los que se resisten a un aumento sustancial del salario mínimo.
Los otros desaparecidos
¿Dónde andarán escondidos los chuchos? ¿Ya tendrán un amparo en el caso que la lumbre los alcance? ¿O se sienten suficientemente protegidos por sus jefes del PRI? La pregunta es pertinente porque el senador Alejandro Encinas presentó ayer un decálogo que no precisamente se ajusta al de Peña Nieto. Uno de los puntos, refiriéndose a Iguala y Ayotzinapa, dice: “Castigar a los autores materiales e intelectuales, así como a las autoridades de los distintos órdenes de gobierno y dirigentes de los partidos políticos que, por acción u omisión, crearon una red de corrupción y complicidades que permitió la operación impune de distintos grupos delictivos en la región y su postulación como candidatos a distintos cargos de representación popular”. Se supone que por estos días los chuchos deberían andar defendiendo el petróleo privatizado, pero resulta que andan buscando quién los defienda.
Canadá, por la nacionalización
Cayó el fin de semana el precio del petróleo de Pemex a 58.98 dólares el barril. En junio su valor era de más de 100. Si continúa así, la reforma energética de Peña Nieto se hará humo. No sería costeable a las empresas lanzarse a trabajos de exploración y producción porque las ganancias no redituarían. Y todavía menos el fracking. En otros países del mundo se comienza a hablar de una nueva nacionalización.
“¿Quieren un futuro de energías verdes? Nacionalicen la industria petrolera canadiense”, dice el diario británico The Guardian. De acuerdo con el editorialista Martin Lukacs, año tras año, en “un ritual destructivo de autocastigo nacional”, las compañías petroleras destruyen ecosistemas completos en las porciones de tierra que les son entregadas, además de succionar miles de millones de dólares fuera del país. De acuerdo con Lukacs, es cada vez más evidente el mito de que las compañías privadas sirven mejor a los intereses de una nación, puesto que las corporaciones están diseñadas para procurar una sola necesidad: la maximización de las ganancias. De acuerdo con una encuesta llevada a cabo por la consultora Leger Marketing, la mitad de los canadienses apoya la idea de la nacionalización del petróleo. El periodista recuerda la experiencia noruega. Su paraestatal petrolera Statoil ha retenido la mayoría de las ganancias, de manera que se ha creado un fondo que asegura las pensiones de sus ciudadanos con casi 200 mil dólares por persona. Una propuesta podría ser, dice Lukacs, reinventar la nacionalización creando organizaciones mixtas, propiedad de ciudadanos y gobierno, comprometidas a liberar a la gente del uso del petróleo en lugar de tratar de vender hasta la última gota.
@Vox Populi
Asunto: tirando el agua
Escribo lo siguiente para que se repare el daño cuanto antes y dejar constancia (por si hiciera falta) del desprecio con que los gobernantes (juro que deseo poner “algunos” y no “todos”, pero mejor no pongo nada) tratan a sus gobernados. En la calle Camino Viejo a Mixcoac existe una abundante fuga de agua que va a cumplir dos meses (¡dos meses!). Al desperdicio del líquido se le suma, además del molesto lodo y el considerable deterioro del pavimento, que dicha calle se encuentra en San Bartolo Ameyalco, delegación Álvaro Obregón, el mismo pueblo donde en abril-mayo de este año el delegado Leonel Luna quiso imponer con auxilio de los granaderos su proyecto para dotar “de agua a todos” los habitantes. ¿Es una represalia de Luna no arreglar la fuga? Tal vez. ¿La fuga contribuye a dotar de agua a todos?. Por supuesto que no. El caso es que el líquido sigue escurriendo por varios kilómetros día y noche, día y noche. A eso no se le puede llamar sino desprecio a la ciudadanía.
E.M.S.
R: A “eso” se le puede llamar de varias formas, algunas muy sonoras.
Twitter
Solo le faltó a @EugenioDerbez decir: “ya supérenlo” en @TeletonMexico. Patético.
Gina Irurzo @07irurzo
Represión, estudiantes muertos, peso devaluado, nulo crecimiento económico. Es como todos los sexenios del PRI en uno solo.
@Jiseland
¿Televisa es esa empresa que nunca ha transmitido los Paralímpicos, pero quiere que dones a su Teletón?
@Tania_Tagle.

Enrique Galván Ochoa
Enrique Galván Ochoa
Autor de la columna Dinero en La Jornada. Analista de MVS Radio. Libro en preparación: 'The Richest man in the World'. (Biografía NO autorizada de Carlos Slim).