Consejo acádemico del Colsan revisará denuncias por plagio
8 julio, 2015
La fuerza oscura
8 julio, 2015

¿Diputados a modo o verdaderos representantes?

Carlos López Torres

E l joven diputado electo Gerardo Serrano Gaviño, después de recorrer el distrito que aspira a representar en el Congreso del Estado, atinadamente expresa que es el momento de cumplir las promesas de campaña.

Seguramente otros legisladores electos piensan lo mismo que él, aunque no lo han dicho abiertamente. Sin embargo, quienes pretenden convertir en realidad sus buenas intenciones deberán tomar en cuenta que la falta de independencia de la Cámara de Diputados será el obstáculo principal a remontar para cumplir las promesas y compromisos con la gente que les dio el voto.

Los pendientes que dejan los diputados tienen que ver con su condición de haberse desempeñado como legisladores a modo del titular del Ejecutivo, aunque los pataleos finales de algunos diputados sobre las controvertidas cuentas públicas de 2014 aprobadas en escandaloso mayoriteo, dejan el reto para que los integrantes de la próxima Legislatura se pongan a trabajar desde ya en el conocimiento de los manejos financieros de las cuentas del 2015 de todos los entes auditables.

Por supuesto la valoración del desempeño de la Auditoría Superior del Estado es todo un tema, dados los controvertidos resultados de su tradicional ejercicio, debido no sólo a las lagunas legales que limitan su función, la falta de dientes dicen algunos, sino la capacitación y profesionalización de sus integrantes y la actitud de los mismos, empezando por su titular.

Otro tema obligado, relacionado con el anterior que requiere de todo un análisis es el de la aplicación de la ley a quienes en ejercicio de sus funciones, se apropian del dinero puesto a su disposición y de manera discrecional lo derrochan, desvían o lo consumen en beneficio de su persona o su grupo.

No está de más recordarles a los noveles diputados, que su labor de gestoría, que no es lo principal de su cargo, aunque algunos le dedican más tiempo a ello que a legislar y vigilar que se cumplan las leyes, tiene que ver con la administración honesta de los impuestos y contribuciones que sirven además para pagar los sueldos de todos los funcionarios, incluyendo a los “representantes de la sociedad” como los llama Serrano Gaviño.

Problemas graves como el de la inseguridad, seguramente captados por algunos de los diputados electos en todos los distritos de la entidad, así como el de la escasez de agua y desabasto en algunos municipios como el de la capital, el abandono del campo y las comunidades indígenas, etcétera, requieren de un análisis serio y la rigurosidad antes de aprobar el Plan Estatal de Desarrollo.

La tragedia de la educación de la que informó Toranzo Fernández frente a los colosistas autocomplacientes reunidos para aplaudirlo, debe abordarse sin dilación alguna y el rigor que merece, dados los resultados que nos mantienen en los últimos lugares del ranking nacional. Se trata de nuestros niños a los que el diputado electo Gerardo Serrano no menciona.

El sector salud debe ser analizado a fondo por razones obvias, dados los escándalos destapados últimamente y los resultados que no son los esperados, después de que el gobernador saliente demostró durante su gestión como secretario del sector y posteriormente como titular del Ejecutivo, omisiones en la atención y supervisión puntual.