Respalda Toranzo las siete acciones en beneficio de la economía familiar
6 enero, 2015
Afecta apagón de una hora a gran parte de la ciudad
6 enero, 2015

¿Doble apagón?

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

La ciudad sin luz
Gallardo, a declarar
Sigue la pugna panista

Un apagón generalizado en el centro de la capital y amplias zonas de la ciudad hizo a los potosinos, al terminar éste, ver la luz con un panorama político muy distinto del que imperaba por la tarde del lunes, en el que las noticias giraban en torno al restablecimiento de la normalidad burocrática de los tres niveles de gobierno.

El aspirante a la candidatura por el PRD a la gubernatura del estado, Ricardo Gallardo Cardona, fue presentado ante las autoridades de la PGR poco antes de las 7 de la noche, y los rumores al respecto sólo esperaron a que la corriente eléctrica regresara, para esparcirse. Varios medios electrónicos manejaron la versión de que se trató de una detención mediante un vistoso operativo, e incluso señalaban que lo habían detenido en su propio negocio en Soledad. Otros, más mesurados, hablaban de una presentación voluntaria.

Mientras tanto, por parte del equipo de trabajo de Gallardo, el silencio era absoluto. No fue sino hasta casi las 10 de la noche que a través de su página de Facebook, el hoy alcalde soledense con licencia señaló que no se trataba de una detención tal cual, sino de una presentación surgida del protocolo de ética política que el PRD nacional anunció que aplicaría contra todos sus integrantes que aspiraran a cargos de elección popular.

Ya en fechas anteriores, dicha situación había sido aprovechada por Gallardo Cardona y su gente de prensa para convertir lo que, según medios nacionales, era una suerte de acusación de su propio partido en su contra, en una nueva oportunidad de propaganda, alzándose como el “primer alcalde del país comprobadamente limpio”.

En su misma página de la mencionada red social, incluso publicó un documento firmado por el delegado de la PGR donde se afirmaba que no había ninguna investigación en su contra, aunque esto no impidió que un grupo de camionetas de la Procuraduría lo escoltara hasta la ciudad de México para rendir su declaración en la SEIDO, donde se investigan sólo los delitos que tienen que ver con la delincuencia organizada.

Al respecto, el presidente estatal del PRI, Joel Ramírez, señaló que es positivo que el gobierno federal tome cartas en el asunto y se encargue de buscar la limpieza total en los próximos comicios “para que no tengamos los ciudadanos, como en este caso, una oferta electoral que pudiera tener una dificultad con la ley”, aunque señaló que ya serán las autoridades judiciales las que deslinden responsabilidades y ellos sólo se preocupan por ganar: “En el PRI no vemos ni el retrovisor”. Aunque sobre los posibles jinetes para el caballo tricolor, ha preferido guardar silencio.

Por su parte, Eduardo Martínez Benavente, antes de la situación ocurrida por la tarde de ayer, señalaba que Gallardo Cardona ya había “medido las aguas” sobre su eventual postulación al gobierno estatal, por lo que renunciaría a sus aspiraciones y se conformaría con una diputación, mientras que la posible candidatura del PRD en las próximas elecciones se reduciría a ser meramente testimonial, con un “aspirante comparsa” y una campaña igual, ya que la cancelación del consejo electivo del Comité Ejecutivo Estatal, ordenada desde su contraparte nacional, no era sino muestra de que no cuenta con todas las simpatías en el partido del sol azteca.

CampanaAl mismo tiempo, en el PAN continúa la pugna por las candidaturas de la alcaldía capitalina y la gubernatura del estado. Sonia Mendoza, con uno de los precandidatos habiendo declinado a su favor, calificó de “bienvenida” la llegada de Alejandro Boris Lozano a la carrera por el palacio de la plaza de Armas.

Al respecto, el aludido señaló que será hasta hoy que le resuelvan en el comité estatal si su candidatura es viable, y esta bandera verde (o una eventual negativa) demostraría de qué lado está el PAN, si de los partidos que promueven la democracia y escuchan a sus militantes y simpatizantes, o de los partidos que son dirigidos sólo por grupos y cúpulas, tomando decisiones que contravienen sus propios estatutos y las ideologías con que fueron fundados.

CampanaY ayer, luego de algunos meses de retirado Álvaro Eguía de la presidencia del Supremo Tribunal estatal, fue electo un nuevo presidente de dicho órgano, Fernando Gerardo González, quien entre otros casos llevados le tocó el de Joel Azuara y Humberto Picharra, ambos encarcelados temporalmente por malos manejos durante su gestión en el gobierno de Marcelo de los Santos, uno como secretario de Finanzas y otro como oficial mayor. A pesar de haberles impuesto una fianza de decenas de millones de pesos, al final los dos acusados salieron libres amparados por un juez federal.

Al respecto, el hoy presidente de la Federación Mexicana de Abogados y que fuera líder de su gremio potosino, Martín Vaca, puso en duda la pertinencia de dicha selección, dado que a su parecer no cuenta Luis Fernando Gerardo con la experiencia suficiente para una responsabilidad semejante, pues lleva poco tiempo como magistrado.

JSL
JSL