CEDH crisis financiera
Para las lámparas LED, mejor esquema en SLP que en Soledad
19 junio, 2015
especie humana
SCJ está violando la soberanía de los estados, critica la Iglesia
19 junio, 2015

El acoso escolar en aumento

Carlos López Torres

L os acosadores del magisterio, los inductores televisivos de la violencia y los burócratas empedernidos de la SEP, Gobernación y SEGE, cargan a los mentores con más tareas para tratar de atajar el bullying a la alza dentro y fuera de la escuela, sin alternativa integradora alguna que atienda otros factores que tienen que ver con el grave problema de violencia generalizada.

El buscachambas Jaén Castilla Jonguitud, sin mencionar para nada la enésima omisión del gobernador Toranzo Fernandez, quien a tres años de haber sido publicada la Ley de Prevención y Seguridad Escolar para el Estado y los Municipios de San Luis Potosí, no ha sido capaz de publicar el reglamento respectivo, dice sin que le falte razón al actual diputado, que las autoridades y la escuela poco hacen para atender el acoso escolar.

A propósito del caso de bullying escenificado en una escuela primaria de Ciudad Valles, donde un alumno estuvo a punto de asfixiar a otro compañero, mientras otro chico amenazaba tijeras en mano a quienes pretendían intervenir, una vez más se ha hecho patente la abulia oficial para atender mediante políticas públicas el acoso escolar, relacionado en parte con el entorno de violencia en la sociedad, las aulas, los hogares, los contenidos violentos de la televisión, la deserción escolar, las nuevas tecnologías y la proliferación de las llamadas maquinitas causantes de la ludopatía desde temprana edad.

Una encuesta de la SEP (2013) indica que 71.9 por ciento de los alumnos encuestados consideraron que sus maestros trabajan poco para prevenir problemas entre sus compañeros. Una tercera parte de los estudiantes afirman que sus escuelas son lugares peligrosos.

Según el tercer sondeo nacional sobre exclusión, intolerancia y violencia en escuelas de educación media superior (SEP 2013), 71.3 por ciento de los estudiantes dicen que a menudo intentan detener conflictos que involucran algún amigo.

Los casos recientes de violencia extrema en algunas escuelas, obligaron a desempolvar la citada ley sin reglamentación alguna, aunque el actual secretario de Educación del estado, Vito Lucas Gómez Hernández, se limitó por instrucciones del entonces titular de la SEGE Juan Manuel Carreras, a girar un oficio a los directores de los planteles de educación básica, para constituir los comités de prevención y seguridad escolar, sin que hasta ahora se conozca un informe oficial sobre su funcionamiento y los resultados obtenidos hasta el momento. En el caso de Ciudad Valles, por ejemplo, el director no sabe qué hacer ante el sonado caso que encendió otra vez los focos rojos sobre el acoso escolar.

Será hasta el próximo ciclo escolar cuando el gobierno federal sustentará el plan nacional contra el bullying en el trabajo y habilidad de los acosados maestros, con el eje de la prevención y no el castigo, aunque la evaluación punitiva a los docentes estará ya en curso, quienes según la SEP, deberán conocer y aplicar los protocolos específicos ante situaciones de violencia que la autoridad elaborará. ¿Y los apoyos para los maestros y directores, así como la atención a padres de familia?