Los improvisados no son reporteros
11 enero, 2016
Apocalipsis
11 enero, 2016

El cortoplacismo en la educación

Carlos López Torres

Hasta ahora ninguno de los planes estatales de desarrollo presentados a inicio de cada sexenio con bombo y platillos, ha concluido con la respectiva evaluación, aunque por hecho se da que ninguno ha logrado los objetivos y metas trazadas.

No sólo eso, sino que coincidentemente con los primeros cien días de las administraciones entrantes, cuando los pendientes dejados afloran, los nuevos gobernantes reiteran el desgastado ejercicio en su afán por renovar la credibilidad del respetable público que, a su vez, exige el cumplimiento de tanta palabrería aderezada con cifras que la inmensa mayoría no conoce ni lee, desconfiada como está de tantas acciones de gobierno faltantes.

Así, contrario a las expectativas publicitadas sexenio tras sexenio sobre el pretendido crecimiento económico de la entidad, la formación de capital humano, es decir, las acciones gubernamentales que tienen que ver con la atención y el fortalecimiento educativo de nuestros niños y jóvenes, han resultado ineficientes frente al rezago ancestral reconocido por propios y extraños.

Una vez más, escuchamos predecir a gobernantes y empresarios que el crecimiento económico de San Luis Potosí para 2016 es esperanzador, no obstante la crisis financiera global y su terribles repercusiones en curso en nuestro país, con la caída del precio del petróleo, la depreciación de nuestra moneda y las reformas peñistas que no caminan, especialmente la mal llamada reforma educativa.

Sin embargo, como si la realidad no fuera suficientemente demostrativa del naufragio de la susodicha reforma y sus efectos no impactaran el rezago educativo de por sí existente en la entidad, el secretario de Educación del Gobierno del Estado, Joel Ramírez, anuncia las tareas para el corto plazo de la SEGE a su cargo, aunque seguramente en el Plan Estatal de Desarrollo en manos del Congreso, establezca una serie de generalidades en materia educativa.

Así, el funcionario aludido asegura: “continuar con la implementación de la reforma educativa, cumplir con la agenda del calendario escolar y aumentar la cobertura en educación media superior y superior serán algunas de las metas más importantes que la SEGE habrá de enfrentar”.

Por supuesto, el funcionario no se preocupa por el cómo, aunque el Congreso ha hecho un exhorto al gobernador Carreras López, para que haga llegar a la Legislatura, “y en su caso”, se elabore un diagnóstico estratégico sobre necesidades de inversión presupuestal en el sector educativo, para la permanencia, eficacia, y aprendizaje de niños y jóvenes, dice el mencionado exhorto, toda vez que a los legisladores el aprendizaje a nivel primaria les parece muy bajo.

Y es que algunos datos, que requieren ser actualizados, tomados por la diputada Xitlálic Sánchez del informe Brecha. El estado de la educación 2010, del grupo empresarial Mexicanos Primero, en el que aparece San Luis Potosí en el lugar 23 en aprendizaje a nivel primaria que no conocían los diputados, obligó a estos a solicitar el diagnóstico presupuestal, aunque todavía no se conoce algún informe objetivo de lo que en su momento el ex gobernador Toranzo Fernández llamó tragedia educativa.

Como en otras materias de la administración pública local, la opacidad y la simulación permiten a los gobernantes en turno presumir como algo muy relevante la elaboración del PED, sobre todo si esta va acompañada de una “gran consulta”, aunque en los hechos sólo se trate de una serie de acciones sujetas a la crisis cíclica que vive el capitalismo en México.