reforma energética
México SA: Tsunami migratorio
21 septiembre, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
Recorta Hacienda a la SG tres proyectos de seguridad y justicia
21 septiembre, 2015

El emblemático San Pedro en crisis

Carlos López Torres

R osaura Loredo Loredo, recogida por el PRD, partido al que una vez terminada su gestión como presidenta municipal abandonó para ser postulada tres años después por el Partido Conciencia Popular, mismo que dejó poco antes de cumplir su negativo mandato al frente de la presidencia municipal, finalmente fue “rescatada”, impulsada y consentida por Fernando Toranzo, para que completara otro ejercicio, ahora por el tricolor, con un saldo pésimo en sus tres ejercicios al frente de la comuna sampetrense.

En su ejercicio de corte caciquil, la alcaldesa no sólo autorizó y vio cómo desaparecía el emblemático cerro que aún se mantiene en el Escudo de Armas del Estado, que comparte asimismo el ayuntamiento capitalino, sino logró a lo largo de estos años enriquecerse hasta convertirse en próspera empresaria y factótum, al grado de convertirse en actora principal en las peregrinaciones de la iglesia cuando en su protagonismo aparece cargando la Virgen de la Asunción o bien vestida de danzante autóctono, con obvios propósitos manipuladores.

Con todo y ese poder, la alcaldesa Rosaura Loredo, quien no se cansa de repetir a sus “representados” la presunción de recibir “carretadas de dinero” de la Minera San Xavier para comprar a “medio mundo”, no podrá sin embargo rendir su último informe del trienio en la sede del ayuntamiento de Cerro de San Pedro, toda vez que el edificio se encuentra bloqueado por tres regidores (una del PRI y dos del PAN) cansados de esperar durante año y medio el pago de sus sueldos, al igual que los otros dos ediles restantes y varios de los trabajadores de la administración amenazados, para que se aguanten sólo con la promesa de que sería la administración presidida por su hijo la que les cubra aguinaldos y salarios atrasados.

“Por supuesto que habrá informe”, ha exclamado enojada la alcaldesa, quien ha ordenado sin acuerdo previo del Cabildo, autorrentarse, con cargo al erario municipal por supuesto, el salón de eventos de su propiedad La Quinta Estación para escenificar ahí el acto de “rendición de cuentas” a los ciudadanos, quienes junto con los regidores “en rebeldía”, se preguntan dónde ha ido a parar tanto dinero que recibe, pues además de haber dispuesto de 10 millones de pesos que mediante litigio le reclama la Minera San Xavier, le presta servicios de transporte de agua, personal y materiales diversos a la empresa canadiense mediante un negocio familiar.

Sin embargo, en este diferendo entre la alcaldesa y los regidores, ha salido a relucir que Rosaura Loredo no ha dejado de percibir su sueldo que asciende a más de 50 mil pesos mensuales, mientras existen algunas obras inconclusas en Joyita de la Cruz, no obstante el cartel que anuncia “obra terminada” con una inversión de varios millones de pesos.

En otras comunidades, el programa federal de apoyo a la vivienda incluyendo Portezuelo, fueron cobrados como los pies de casa, aunque tres casas hechas con presupuesto federal a nombre de sus familiares, fueron terminadas en tiempo y forma a todo lujo, mientras en la comunidad de La Zapatilla, donde hubo un candidato del Verde, ex colaborador de la alcaldesa, desde julio fueron castigados manteniéndolos sin el alumbrado público hasta la fecha.

La actual Legislatura tendrá que intervenir de inmediato ante el oficio signado por los regidores inconformes, quienes solicitan una investigación mediante la Comisión de Vigilancia y la Auditoría Superior del Estado. ¿Cuántos municipios seguirán el ejemplo de Cerro de San Pedro?