carreras
Presentan los equipos de transición para proceso de entrega-recepción
23 julio, 2015
Convocan a plantón frente al cuartel, por ataque a Ostula
23 julio, 2015

El equipo de transición y los vicios burocráticos

María Elena Yrízar Arias

A yer se dio a conocer que el mandatario del estado potosinom, Fernando Toranzo Fernández, y el gobernador electo, Juan Manuel Carreras López, presentaron a los integrantes de sus equipos de transición.

Por el actual gobierno forman parte de la comisión de protocolo de los trabajos de información relativa a la entrega-recepción de la administración del gobierno estatal, el secretario general de Gobierno, Eduardo González Sierra; el secretario de Finanzas, Jesús Conde Mejía; el contralor Alejandro Padrón Moncada y el secretario técnico del gabinete, José Guadalupe Torres Armenta.

En lo relativo al gobierno electo encabezado por Carreras López, participan el ex secretario de Finanzas del gobierno de Fernando Silva Nieto, José Luis Ugalde Montes; Alberto Elías Sánchez, ex delegado de Sedesol en Coahuila, ex funcionario de CFE, entre otros trabajos desempeñados en las oficinas centrales de Sedesol en el DF; Elías Pecina, ex coordinador de su campaña política, y Misael Hernández.

Indiscutiblemente que todos ellos son personas con experiencia política, aunque cabe destacar que estos asuntos de Estado pareciera que sólo tienen como distinción la participación masculina y se olvidan que también hay mujeres debidamente preparadas y con experiencia semejante o superior a los caballeros en mención, que bien podrían desempeñarse en esa encomienda.

El anterior señalamiento tiene que ver con la necesaria participación femenina en estos asuntos y la búsqueda de equidad de género a que se refiere el artículo 4º Constitucional que establece que hombres y mujeres son iguales ante la ley, lo que significa que todas las personas, sin distingo alguno, tienen los mismos derechos y deberes frente al Estado y la sociedad en su conjunto.

Sobre ese equipo de transición, el vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, con mucho énfasis sentenció que el proceso de entrega-recepción es el momento adecuado para elegir al personal gubernamental, ya que después “va a ser muy tarde”. Asimismo, lamentó que a lo largo de los sexenios a nivel federal se han aplicado “vicios burocráticos”, donde en una secretaría se nombra a alguien sin experiencia en la materia. Agregó que “nosotros hacemos el llamado, sobre todo a los gobernantes electos a la presidencia municipal y la gubernatura, que miren bien, al formar su gabinete”.

Dijo que los servidores públicos que conformen el ayuntamiento capitalino y el Poder Ejecutivo estatal deberán conocer las funciones de la dependencia. “No un mero funcionario, sino un verdadero servidor público que sepa de lo que se trata”.

Priego Rivera instó a los candidatos electos a seleccionar personas “idóneas”, incluso ajenas a sus partidos políticos, en este caso priísta y perredista.

El vocero de la Arquidiócesis no anda tan errado, al contrario, debe tener mucha información sobre el tema, ya que es del dominio público que los gobiernos estatal y municipales están plagado de funcionarios, empleados de amigos, cuñados, compadres, amiguitas, vecinos, parientes de los parientes, recomendados, compañeros de partido, personas a quienes se les debe favores por su desempeño en las campañas políticas y hasta los llamados aviadores, que cobran sin trabajar, lo que ha metido en problemas económicos a los ayuntamientos que gastan cantidades de dinero para mantener a toda esa clase de personas que están acostumbrados a aplicar ese dicho popular que dice que quien vive fuera del presupuesto, vive en el error.

Pero quienes verdaderamente pagamos a esta clase de personas, somos quienes los mantenemos con nuestros impuestos. Ojalá que el llamado de la Arquidiócesis sea escuchado por los nuevos gobernantes y también vean que los verdaderos trabajadores municipales, los de los salarios bajos, andan fregándose duro y macizo para levantar –por ejemplo– la basura que irresponsablemente tiramos, y que a ellos no se les tienen las suficientes consideraciones. Así las cosas.

[email protected]