Reconoce Federico Garza carencias e irregularidades en Procuraduría estatal
21 enero, 2016
Sin destinatario
21 enero, 2016

El procurador de justicia se abrió de capa

María Elena Yrízar Arias

En el trascurso de esta semana, el martes pasado, el  gobernador potosino Juan Manuel Carreras López convocó a 300 ciudadanos distinguidos, representantes de diversos sectores de nuestra sociedad, como comerciantes, asociaciones civiles, industriales, agropecuarios, abogados, notariado público, académicos, intelectuales, comunicadores, profesionistas y distinguidos ciudadanos, para que formaran parte del Consejo Consultivo Ciudadano de Procuración de Justicia. Esta nueva entidad tiene como propósito: ser el órgano de supervisión externa de las acciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado, con la finalidad de contribuir con el gobierno y el organismo juntos, a procurar justicia en beneficio y defensa de los derechos humanos y lograr así una sociedad más justa y equitativa.

En el acto de la toma de protesta de los miembros del consejo, Carreras, en su discurso, destacó que los potosinos merecen justicia eficaz, trasparente y honesta. El nuevo consejo, señaló, tendrá como función analizar, evaluar y proponer las medidas para mejorar la eficiencia y la eficacia del servicio de procuración de justicia en el estado. Esto representa el compromiso institucional de responder a una de las prioridades de todo gobierno que implica el desafío continuo del fortalecimiento ético y operativo al interior del aparato de procuración de justicia, para que sea ágil, eficaz, transparente, equitativa y honesta, para todos los ciudadanos, señaló el mandatario potosino, y puntualizó que el consejo sesionará por lo menos una vez cada mes y entregará sus opiniones y recomendaciones al procurador, sometiéndolas a su consideración.

En ese mismo acto, el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Federico Arturo Garza Herrera, destacó que se integrarán Consejos Consultivos Regionales, cuya participación se orientará a apoyar el servicio en las Subprocuradurías Regionales, también destacó que los encargados de ejercer la procuración de justicia tienen la obligación de ejercer su quehacer público con profesionalismo, seriedad y transparencia para generar la credibilidad y confianza de los ciudadanos, con ello la instalación del Consejo Consultivo tiene el objetivo de lograr el mejoramiento integral de los servicios, con atención expedita y eficiente.

Hasta aquí las cosas, podemos ver, con cierto optimismo, que a la pregunta que se hacen los potosinos sobre ¿quién nos podrá devolver la credibilidad en las instituciones del gobierno? pareciera que la vocación de este nuevo gobierno es paulatinamente empezar a revertir el sentimiento que se percibe de la ciudadanía que no cree en esa institución, ya que piensan que no tiene ningún caso ir ante el Ministerio Publico, porque ni caso les hacen. Otros piensan que son corruptos y algunos otros que ni trabajan. Pero resulta que no están tan equivocados, porque ayer el procurador concurrió al Congreso y en una forma valiente se abrió de capa y dijo, sin ninguna reserva, que reconoce el rezago que existe  en la dependencia. Informó que hay cerca de 110 mil averiguaciones previas pendientes de resolver y el número se incrementará, pues todavía no terminan de contar.

Allí mismo,  dijo que de los 620 agentes con que cuenta la Policía Ministerial, 50 por ciento de ellos realizan tareas administrativas, por lo que tan sólo 310 elementos son los que se encargan de investigar los hechos delictivos que se registran en todo el estado. Agregó que hace 10 o 12 años la corporación policiaca contaba con más de mil elementos, cifra que ha disminuido a la mitad, lo cual demuestra el abandono en que cayó la corporación policiaca durante los sexenios de Marcelo de los Santos Fraga y Fernando Toranzo.

Destacó, además, que otra situación grave son los vicios no sólo de los agentes del Ministerio Público, sino también de sus secretarias, quienes dan trato preferencial a dueños de funerarias y empresas aseguradoras. Con esos puntos que resaltó el procurador,  se sinceró con los diputados.

Me parece que si el gobernador convocó a los miembros del Consejo Ciudadano de Procuración de Justicia para sumarse a este propósito, es porque necesita el gobierno quién lo apuntale. Bien por la honestidad del procurador Garza, más vale hablar con valor, dando la cara de frente, diciendo una realidad que si bien es vergonzante en sí misma, porque denota cómo fueron los anteriores gobiernos que hicieron perder la confianza de los potosinos a las instituciones del gobierno, él como abogado del gobierno estatal está poniendo la muestra de lo que es conducirse con franca cabalidad. Me parece un buen punto de partida, ya que es una actitud inédita. Lo más claro es lo más decente.  Necesitamos recuperar la confianza en el estado y sus instituciones. Si la Procuraduría empieza a trabajar como es su obligación, empezarían también a revertirse la impunidad y corrupción que tanto han dañado al estado y que lo ubicaron en el vergonzoso primer lugar  de corrupción a nivel nacional.

[email protected]