Alfonso Ordaz
Ya hay varias líneas de investigación respecto a desaparición de panista
9 Abril, 2015
lagunillas y matlapa González Sierra
Reforzarán operativos de seguridad en la Huasteca
10 Abril, 2015

Partidos se llevan cada vez más fuertecito

Carlos López Torres

E l trascendido según el cual, César Camacho Quiroz, presidente nacional del PRI, habría contestado molesto a las críticas panistas a propósito del caro reloj que gusta exhibir en su muñeca con el dicho que afirma: el que se lleva, se aguanta, pareciera empezar a tomar forma en medio de los grises comicios intermedios ayunos de propuestas viables y concretas, aunque cargados en exceso de mensajes televisivos y propaganda de candidatos maquillados engañosamente.

Ni modo que uno no hable del ejercicio del poder arbitrario, corrupto y corruptor; de la discrecionalidad y opacidad de los gobernantes, así como de la impunidad imperante que atraviesa el caricaturesco “sistema de partidos”, me señalaba el otro día un candidato al que le hacía la observación de la falta de propuestas, a partir de los hechos que conforman el descompuesto contexto en que se realiza el proceso electoral recién iniciado.

La persistencia de vicios y deformaciones del ejercicio del poder, que impiden la existencia de un contexto democrático real, ha devenido, aunque se diga lo contrario, en una competencia electoral derrochadora del erario, con inequidad y prácticas denigrantes como la compra de votos y la dádiva comprometedora, así como el fortalecimiento de los controles mediáticos, aunque nadie puede negar que, por otro lado, “estamos viviendo un proceso muy importante de conciencia social entre la ciudadanía”, como atinadamente lo ha señalado la catedrática de la Facultad de Derecho de la UASLP, Violeta Mendezcarlo Silva.

Estas transformaciones aún embrionarias construidas desde la sociedad civil, “donde en cualquier momento pueden transgredirse los derechos de las personas”, según la reflexión de la maestra Mendezcarlo Silva, requieren no sólo de un compromiso social de los abogados, como lo demanda la catedrática, sino del conjunto de la sociedad cuya parte más consciente pareciera empeñada en impedir la profundización de las tentaciones autoritarias que rondan la cabeza de quienes ven en cada movimiento social su estatus amenazado.

En este marco, los focos rojos de la presencia del crimen organizado presionando a los candidatos son un hecho en varias entidades, así como el crecimiento del descontento social producto del desengaño sobre la mejoría económica prometida y el uso sistemático de descalificaciones entre los partidos que “se llevan” cada vez más fuertecito a propósito de las colas que arrastran, contribuyen a la erosión de la confianza de la ciudadanía cada vez más reacia a la participación electoral.

El caso del activista desaparecido en Matlapa, cuando se disponía a impulsar la campaña electoral del candidato azulino a la presidencia en esa demarcación, la actitud abúlica del gobernador y el alcalde del municipio ahora confrontado amenaza con salirse de control de no darse una respuesta inmediata y creíble a los iracundos electores, con el agravante de las aseveraciones hechas por Santiago Creel del uso del poder del gobierno estatal para incidir en el proceso electoral.

¿Será que el dicho de Camacho Quiroz se empieza a concretar en San Luis Potosí?