Las cuentas pendientes
10 junio, 2015
violencia desaparición propuesta de reparación enfrentamientos Cuajinicuilapa , pensiones ,
La evaluación a maestros ni se pospone ni se difiere, dice Peña
10 junio, 2015

Embate final

éxodo, Coqueteos marcelistas y el ingrato recuerdo

Protesta, marcha y denuncia
La inseguridad del Ceepac
PRD, Iglesia y basura

E El Partido Acción Nacional decidió apretar en la víspera del cómputo final de la elección de gobernador del estado. El l Partido Acción Nacional decidió apretar en la víspera del cómputo final de la elección de gobernador del estado. El propio Gustavo Madero, presidente del comité nacional panista, estará en San Luis Potosí este miércoles para participar en una caminata y protesta públicas en busca de que la autoridad electoral les dé certeza en actas y resultados que hasta ahora son indicativos del triunfo del priísta Juan Manuel Carreras. Sin embargo, la aparición de irregularidades e “incidentes” en el procesamiento dominical generaron dudas que fueron creciendo hasta colocar al blanquiazul en una peculiar demanda, en Colima y en San Luis Potosí, de recurrir a lo que Andrés Manuel López Obrador popularizó en 2006 y el PAN rechazó genéricamente (sólo se concedió una revisión con base en “muestras”), la revisión “voto por voto y casilla por casilla”.

El calentamiento panista de la plaza electoral tuvo como ingrediente peculiar la presencia de unas decenas de manifestantes en las oficinas del Ceepac para acusar a éste de “rata” y para pedir que se respete el triunfo de Sonia Mendoza. No fue una movilización típica, pues se utilizaron vehículos de renta para trasladarlos (lo que los propios panistas llaman “acarreo” cuando sucede en otros partidos), los protestantes rehuyeron a la prensa para no dar declaraciones de sus motivos ni permitir fotografías orgullosas dando la cara, y la percepción que dejaron fue la de un montaje precipitado para dar marco a la caminata anunciada para hoy. Otro episodio que elevó la temperatura política fue la denuncia del descubrimiento de decenas de boletas electorales en Rioverde, en la casilla 646, de la comunidad de La Palma, presuntamente marcadas a favor de Sonia Mendoza. Fuentes priístas aseguran que fue un montaje más, en la línea de una acometida final con todo tipo de recursos contra el resolutivo final a favor de Carreras.

Ha de decirse, por lo demás, que el órgano electoral local, el Ceepac, ha cometido los suficientes errores como para calificar de desafortunada la conducción a cargo de Laura Elena Fonseca. Buena parte de las causales del desasosiego en curso se deben a un manejo errático, inexperto y dubitativo. Hay demasiada turbulencia interna y una dirección insegura en el Ceepac, de tal manera que los partidos han aprovechado esas circunstancias para presionar cuanto les es posible.

El priísta Carreras recibió, en tanto, la aprobación de la dirección del perredismo gallardista, por vía de su dirigente formal que ha estado de licencia para competir por una diputación federal de mayoría que ya tiene en la bolsa. Como si hubiera arreglos cupulares, el sol azteca reconoce la victoria de Carreras, haciendo a un lado al utilitario Calolo y cerrando filas con el priísta como esperan que éste las cierre con el soledense convertido ahora en factor político regional.

La cúpula de la Iglesia católica también se alineó en torno a Carreras aunque, fiel a su estilo, lo hizo de manera sesgada, mediante la recomendación en general de que sea respetada la voluntad de los potosinos, lo que en el ámbito de tres colores fue interpretado como un exhorto a no entrar en la espiral de las descalificaciones y protestas poselectorales.

Mientras tanto, el ayuntamiento de la capital recogía más de una tonelada de basura electoral de las calles potosinas. Enorme desperdicio de dinero en la hechura, siempre entre corruptelas, de la propaganda partidista, y gasto extra para las finanzas públicas siempre maltrechas, para retirar los desperdicios políticos.

JSL
JSL